Biografía de Greta Garbo

Greta Garbo Greta Garbo la actriz de rostro hermoso y cuyos labios apenas esbozan una sonrisa

Greta Garbo, desde los años del cine mudo, fue un auténtico mito y conquistó el corazón de los que trabajaron con ella (Clark Gable, John Gilbert, Robert Montgomery).

A largo de los años, se ganó la adoración de miles de personas que se enamoraron de su rostro perfecto y misterioso. Greta Garbo fue, junto con Ingrid Bergman y Liv Ullmann una de las mejores actrices suecas.

En sus 16 años de trabajo cinematográfico, fue la gran estrella en cerca de 30 películas, tanto mudas (en los años 20) como sonoras (a partir de 1935).

Fue nominada como mejor actriz por la Academia Americana de Cine en 1930, 1932, 1937 y 1939.

Se retiró de las pantallas a la edad de 36 años, cuando estaba en la cúspide de su popularidad y era la actriz mejor pagada de Hollywood.

Pasó el resto de su vida en un apartamento, en Nueva York, cerca de Central Park, huyendo de una vida pública. Nunca estuvo contenta de ser una estrella ni de tener una vida tan pública.

Greta Garbo fue el nombre artístico de Greta Gustafsson. Nació el 18 de septiembre de 1905, en un barrio humilde de Estocolmo.

Teatro Estocolmo
Teatro Real de Estocolmo. Crédito: Almquist & Cöster

Un día, en 1919, encontró a su padre tirado en la nieve, lo cargó a la espalda, lo llevó a su casa y lo subió escaleras arriba hasta el piso en que vivían.
Al día siguiente, su padre apareció muerto; quedaron solas la madre y sus tres hijos.
Greta tenía ya 14 años, y tuvo que abandonar la escuela para ayudar al mantenimiento de la familia.

Encontró trabajo como modelo en las campañas publicitarias de unos grandes almacenes de Estocolmo.

En vista de la buena aceptación popular que tuvo su belleza exquisita en los periódicos, los encargados la escogieron para que trabajara también en un cortometraje publicitario de la misma cadena.

Tuvo la oportunidad de aparecer en otro cortometraje, en el que mereció el aplauso del público.

Pronto, la joven Greta, recibió una beca para estudiar en una escuela de teatro, en Estocolmo.

En 1920, intervino en dos cortometrajes mudos: “Mr. and Mrs. Stockholm Go Shopping” y “The Gay Cavalier”.

Al año siguiente, trabajó en otras dos cortometrajes mudos: “Our Daily Bread” y “The Scarlet Angel”.  Y en 1922, actuó en la película “Peter the Tramp”.

Greta Garbo en Gosta Berling
Imagen de Greta Garbo en Gösta Berling, 1933. Crédito: Svenka Dagbladel

En 1924, se estrenó en Suecia una película muda basada en la célebre novela “La leyenda de Gösta Berlings”, de Selma Lagerlöf.

El éxito de la película fue arrollador, debido en gran parte al atractivo de la protagonista: una casi desconocida jovencita: Greta Gustafsson.

Mauritz Stiller, reputado y polémico director sueco era el director de esta película. Decidió mejorar a esta joven: le cambió el apellido, la llevó a que le arreglaran la dentadura y la sometió a una dieta que la dejó lista para su primer film importante.
Esta película fue la culminación de la época dorada del cine mudo sueco.

Maurice Stiller
Mauritz Stiller, director de cine, artista y guionista sueco. Crédito: Filmsoundsweden

La actuación de esta naciente estrella dramática no pasó desapercibida para los observadores de la Metro Goldwyn Mayer.

Pocos meses después, la hermosa nueva estrella y el famoso director, partieron rumbo a Hollywood (California) con un suculento contrato de la Metro Goldwyn Mayer.

Su primera película en Hollywood fue “Entre naranjos”, en versión inglesa “Torrents” (1926), basada en una novela de Vicente Blasco Ibáñez.

Vicente Blasco Ibáñez
Retrato de Vicente Blasco Ibáñez, novelista español. Obra de Antoni Fillol

En 1927, se estrenó “Amor”, basada en una adaptación libre de Ana Karenina,  de León Tolstoi. Actuó de protagonista el galán John Gilbert, pareja romántica en esos días, de Greta Garbo.

Al año siguiente, 1928, se estrenó “La mujer ligera”. En los papeles estelares, actuaron Greta Garbo y John Gilbert.

Como esta tercera película también era muda, daba mucho margen a las espléndidas cualidades interpretativas de la ya conocida como “divina” Greta.

Greta Garbo y John Gilbert
Greta Garbo y John Gilbert. Crédito: Pixabay, Creative Commons

En estos años de intenso rodaje de películas románticas, Greta y Gilbert iniciaron un idilio y decidieron casarse.

Pero la Garbo no se presentó a la boda. A pesar de este desencuentro amoroso, ambos siguieron trabajando juntos.

Desde que se estableció en Estados Unidos, Greta Garbo protagonizó 12 películas mudas.

Greta Garbo
Greta Garbo la actriz de rostro hermoso y cuyos labios apenas esbozan una sonrisa. Crédito: Max Pixel

El 21 de febrero de 1930, se estrenó su primera película sonora: “Anna Christie” (basada en la obra teatral de Eugene O’Neill).

La película fue muy popular en su época y fue nominada a tres óscares. Para Greta Garbo, fue la primera de sus cuatro nominaciones a los premios Óscar como mejor actriz.

Hasta ese momento, se conocían su hermoso rostro, esos ojos tristes con una mirada romántica, los labios que apenas esbozaban una sonrisa. Pero, faltaba su voz.

Greta Garbo no defraudó a sus admiradores, sino todo lo contrario, a pesar del acento sueco, imposible de disimular.

La llegada del cine sonoro no perjudicó a Greta Garbo, sino que aumentó el interés del público por verla y escucharla.

Greta Garbo en Anna Christie
Greta Garbo en la película Anna Christie. Crédito: Metro Goldwin Mayer

A partir de esta fecha, participó en otras 14 películas, en las que dio lo mejor de su extraordinario talento dramático, trabajando siempre para la Metro Goldwyn Mayer (MGM).

También en 1930, trabajó en “Romance”, con el director Clarence Brown. Obtuvo su segunda nominación al Óscar a la mejor actriz.

Greta Garbo en la película ""Romance"
Greta Garbo en la película «»Romance». Crédito: Susan Lenox

En 1931, actuó en otras cuatro películas de la MGM:

  • Anna Christie”, una versión alemana de la película del año anterior.
  • “Inspiration“ coprotagonizada con Robert Montgomery, basada en una novela de Alphonse Daudet y bajo la dirección de Clarence Brown.
  • Susan Lenox” con el director Robert Leonard. Fue la única película en la que trabajó con Clark Gable.
  • Mata Hari” con el director George Fitzmaurice, basada en la vida de una exótica bailarina – Margarita Gertrudis Zelle, Mata Hari – acusada de espionaje durante la Primera Guerra Mundial. Fue la película de mayor éxito comercial de Greta Garbo.

    Greta Garbo como Mata Hari
    Greta Garbo interpretando a la legendaria Mata Hari, bailarina, y espía holandesa. Crédito: Susan Lenox

En 1932, fue la protagonista en “Grand Hotel”. Director: Edmund Goulding. Ya se conocía a Greta como “la divina sueca”.
El guión trata de historias entrecruzadas de mujeres, en un gran hotel de Berlín. Tuvieron una actuación destacada: Joan Crawford y los hermanos John y Lionel Barrymore.

Greta Garbo en la película Gran Hotel. Crédito: Metro Goldwin Mayer
Greta Garbo en la película Gran Hotel. Crédito: Metro Goldwin Mayer

También en 1932, “Como tú me deseas”, una adaptación de la obra teatral de Luigi Pirandello y realizada especialmente para lucimiento de Greta Garbo, secundada por un excelente reparto y bajo la dirección de George Fitzmaurice.

Greta Garbo en la película Reina Cristina de Suecia. Crédito: Studio
Greta Garbo en la película Reina Cristina de Suecia. Crédito: Studio

En 1933,La reina Cristina de Suecia”, con el Director: Rouben Mamoulian. Greta bordó el fascinante papel de Reina Cristina, aquella extraordinaria mujer que, a los 18 años, asumió el trono de Suecia en 1644 con una naturalidad que dejó sorprendidos a todos los que aspiraban a tomar el mando después de la muerte de Gustavo II, en la Guerra de los 30 años.

Greta Garbo protagonizó en 1934, “El velo pintado”. Director: Richard Boleslawski.

El velo pintado con Greta Garbo
Greta Garbo en «El velo pintado» interpreta a una joven despreocupada y superficial. Crédito: Pinterest

En 1935, “Ana Karenina”, basada en la novela homónima de León Tolstói. Director: Clarence Brown. La divina Greta recibió el Premio del Círculo de Críticos de Nueva York a la mejor actriz.

Greta Garbo en Ana Karenina
Greta Garbo como Ana Karenina. Crédito: Wikipedia

En 1936, “Margarita Gautier” (1936). Director: George Cukor. Basada en la novela “La dama de las camelias”, de Alejandro Dumas. En el reparto estuvieron John Gilbert y Lionel Barrymore. A Greta se le concedió la  nominación al Óscar a la mejor actriz.

En 1937, “Maria Walewska”. Director: Clarence Brown. Greta Garbo y Charles Boyer protagonizaron esta película basada en la historia de la amante polaca de Napoleón Bonaparte.

En 1939, Ninotchka”. Director: Ernst Lubitsch, Guionista: Billy Wilder. Greta obtuvo su cuarta nominación al Óscar a la mejor actriz. Greta Garbo era conocida por ser una actriz que nunca reía. En esta película de comedia, ambientada en París,  encantó a todos cuando, en una escena de esta memorable película, soltó sorpresivamente una carcajada. Los periódicos aparecieron con el titular “La Garbo ríe”.

Greta Garbo en Ninotchka
Greta Garbo en la película Ninotchka. Crédito: Alamy

El 20 de noviembre de 1941, se estrenó “La mujer de las dos caras”. El Director George Cukor volvió a reunir a Greta Garbo y a Melvyn Douglas, en esta comedia romántica. Fue la última actuación de Greta Garbo. Tenía 36 años. Muchos de sus seguidores encontraron consuelo, algunos años más tarde, al descubrir el bello rostro de Audrey Hepburn

Se trasladó a Nueva York; y en el año 1951 se hizo ciudadana estadounidense.

Fue nominada como mejor actriz por la Academia Americana de Cine en 1930, 1932, 1937 y 1939, pero nunca recibió un Óscar. En 1954, se le concedió un Óscar “honorífico” que rehusó recoger, porque”no quería verle la cara a nadie”. El trofeo le fue enviado a su domicilio.

En los siguientes 30 años de su vida, mantuvo contacto con grandes personalidades de la jet set, como Aristóteles Onassis. El interés del público hacia su persona nunca decayó. Pero ella no dio pábulo a ningún tipo de publicidad.

Nunca faltaron los rumores de su regreso al cine. En una ocasión, ella comentó: “Mi vida ha sido una travesía de escondites, puertas traseras, ascensores secretos, y todas las posibles maneras de pasar desapercibida para no ser molestada por nadie”.

Gracias a sabias inversiones inmobiliarias en la lujosa zona de Rodeo Drive (Beverly Hills, Los Ángeles), siempre contó con holgados medios económicos Pero, vivió con sencillez, vestía de forma muy discreta y llevaba el pelo cano, sin teñir, para pasar desapercibida.

Rodeo Drive L.A.
Rodeo Drive en Los Angeles, California. Crédito: Diego Delso

Pasó el resto de su vida en su apartamento de Nueva York, cerca de Central Park, rodeada de obras de arte; coleccionó cuadros de Renoir, Pierre Bonnard y Kandinsky, entre otros maestros.

Central Park en Nueva York
Central Park en Nueva York. Crédito: PxHere

Su salud comenzó a declinar a mediados de la década de los 80`s.

El 15 de abril de 1990 murió víctima de un síndrome renal y de neumonía, en la ciudad de Nueva York. Tenía 84 años.

En junio de 1999, sus cenizas fueron depositadas en el cementerio Skogskyrkogarden en Estocolmo.

Cementerio en Estocolmo
Cementerio Skogskyrkogaden en Estocolmo. Crédito: Fanny Schertzer
Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: