Biografía de Lise Meitner científica austríaca

Lise Meitner notable científica alemana pionera de la física nuclear. Crédito: Wikipedia Lise Meitner notable científica alemana pionera de la física nuclear. Crédito: Wikipedia

Lise Meitner,  notable científica austríaca es una de las figuras más importantes de la física moderna. Recibió cinco doctorados honoris causa y varias condecoraciones, tales como:
– la Medalla de oro Max Plank, en 1949;
el Premio Otto Hahn de Física y Química, en 1955;
el Premio Enrico Fermi, en 1966:
en 1997, la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada acordó dar el nombre de “Meitnerio” al elemento químico número 109, en su honor.

Todo esto fue un justo reconocimiento a esta mujer de extraordinaria valía y que hizo grandes aportes al avance del conocimiento de la materia.

Lise Meitner luchó toda su vida por el uso pacífico de la energía atómica.

Infancia y familia de Lise Meitner

Lise Meitner nació en Viena el 7 de noviembre de 1878. Falleció a los 90 años en Cambridge, Inglaterra, el 27 de octubre de 1968.

Su padre, Philipp Meitner, judío, con estudios jurídicos, ejercía como abogado en Viena.

El señor Meitner era un hombre instruido y cultivado que supo apreciar la enorme inteligencia de su hija.

Además, fue lo suficientemente valeroso para escapar de la presión social que en ese tiempo obligaba a arrinconar a las mujeres.

El fue quien más motivó intelectualmente a su hija y la animó a que siguiera sus pasos y los de sus hermanos.

Estudios y formación de la científica Lise Meitner

Lise Meitner comenzó sus estudios universitarios en 1901, en Viena.

Tuvo suerte en dos cosas:

a) En 1897, el gobierno austríaco había consentido el acceso de mujeres a la Universidad. Por fin 4 mujeres consiguieron aprobar en 1901 el examen de acceso. Por supuesto, una de ellas era Lise Meitner;

b) tener como profesor a Ludwig Boltzmann (1844-1906), prestigioso físico y gran hombre.

Como físico, Boltzmann destacó en Mecánica Estadística, sentó las bases matemáticas de la entropía y los fundamentos teóricos de la termodinámica.

Como hombre, Ludwig Boltzmann supo apreciar la inmensa valía no reconocida de las mujeres.  En consecuencia, supo transmitirles su pasión por la ciencia.

Ludwig Woltzmann a los 1 años de edad
Ludwig Woltzmann a los 31 años de edad. Crédito: Wikipedia

Lise Meitner obtuvo el doctorado en física

Animada por Boltzmann y disfrutando del ambiente de superación que había a su alrededor, Lise Meitner consiguió obtener el Doctorado de Física en 1906.

En esos años de comienzos de siglo, en el mundo académico había una frenética actividad.

Había una gran motivación debido a la euforia de saber que se estaban descubriendo los componentes básicos de la  materia.

Ya se conocían los trabajos de

Lise Meitner tuvo que ir a Berlín para trabajar

A pesar de todo, en Austria las mujeres ya estaban empezando a estudiar, pero no recibían autorización a ejercer una profesión.

No se les permitía trabajar en algo que no fueran las labores domésticas.

Por lo cual, Lise Meitner decidió trasladarse a Berlín en donde había mayor amplitud de miras.

Max Planck
Max Planck, físico y matemático alemán, considerado el fundador de la mecánica cuántica. Crédito: Wikipedia

Lise Meitner se encontró con Max Planck y con Otto Hahn

En Berlín, pidió permiso al gran Max Planck para asistir a sus clases. Planck apreció de inmediato la aguda inteligencia de esa joven y la aceptó como alumna.

Ahí, Lise Meitner conoció al que se convertiría en uno de los físicos alemanes más brillantes, Otto Hahn.

Otto Hahn y Lise Meitner hicieron amistad y trabajaron juntos, hasta que la ola de odio nazi hacia los judíos los separó.

Lise Meitner empezó a descubrir la fisión nuclear

En 1902, Hahn y Lise hicieron un experimento con uranio  Lise se dio cuenta de que el núcleo de uranio (elemento 92) se había dividido en dos núcleos de bario (elemento 56) menos pesados.

Sin embargo, no consiguieron averiguar la causa de este fenómeno. Aquel fue el primer experimento de física nuclear en la historia.

Cuando se publicó el resultado de este experimento, no se mencionó a Lise Meitner. Por ser judía, en Alemania no tenía autorización oficial para publicar.

Otto Hahn y Lise Meitner formaban una pareja muy productiva.

Otto era el experto en química y Lise, además de aportar sus conocimientos de física, se dedicaba a la preparación de muestras y a la medición e interpretación de los resultados.

Pocos años más tarde, en 1908, ambos publicaron tres artículos importantes a los que siguieron otros seis en 1909.

Lise Meitner y Otto Hahn en el laboratorio, en 1913
Lise Meitner y Otto Hahn en el laboratorio, en 1913. Crédito: Wikipedia

Lise Meitner sufrió discriminación por ser mujer

Sin embargo, en esos primeros años del siglo XX, incluso en Berlín, no todo era una alfombra de rosas para las mujeres.

A Lise no le estaba permitido entrar sola en el laboratorio, ni usar los servicios higiénicos del Instituto.

Tuvo que trabajar en un sótano, y para ir al servicio tenía que acudir al restaurante que había enfrente.

Además no recibía ninguna compensación económica por sus trabajos.

Lise Meitner pudo subsistir y seguir formándose gracias a las ayudas que le daba su padre.

Alquilaba una habitación sin cuarto de baño, en una residencia para mujeres.

Recién en 1913, Max Planck pudo nombrarla «primer ayudante» y asignarle un modesto sueldo.

En 1912, Albert Einstein había recibido una invitación a dar una charla en ese Instituto y conoció a Lisa Meitner, a la que llamó cariñosamente «nuestra Marie Curie«.

Lise Meitner en la Primera Guerra Mundial

Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial en 1914, Lise colaboró como técnica de rayos-X en uno de los hospitales de Berlín.

Lise Meitner continuó ocupándose del laboratorio de física del Instituto y prosiguió sola las investigaciones sobre el uranio.

En 1917, consiguió la creación del Laboratorio Meitner y perfeccionó la técnica de preparación de muestras de Otto Hahn.

En 1918, envió un artículo sobre el descubrimiento del protoactinio (elemento 91) en el que aparece Hahn como investigador principal.

Esta mención a Otto Hahn fue una generosa muestra de agradecimiento de Lise Meitner, y una manera de compensarle la pérdida de años de investigación, cuando tuvo que acudir al frente de guerra.

Colaboración de Lise Meitner con Max Planck

En 1919, Lise Meitner fue la primera mujer que obtuvo una plaza de Profesora de Universidad y fue ayudante de Max Planck.

Con él trabajó en la medición de los rayos gamma. También en ese año, la «Asociación de Química Alemana» condecoró a Hahn con la medalla Emil Fischer.

El tribunal ofreció a Lise Meitner una “copia” de la medalla, pero sin un reconocimiento explícito de sus méritos.

Lise Meitner no dijo nada; simplemente no se presentó a la ceremonia ni fue a recoger su “copia”.

Lise Meitner detectó el positrón, antipartícula del electrón

Terminada la Primera Guerra Mundial, los nuevos descubrimientos de la física nuclear se fueron multiplicando de forma acelerada.

A comienzos de los años 30, ya se conocía la existencia de protones, electrones y “neutrones”, como constituyentes del núcleo de cualquier elemento químico.

Por su parte, gracias al desarrollo de nuevas técnicas, Lise Meitner detectó por primera vez un positrón (la antipartícula del electrón, que posee la misma masa, pero carga positiva) y avanzó notablemente en el estudio de los rayos alfa, beta y gamma.

Represión nazi
El desprecio y el odio de los nazis hacia los judíos llegaron a límites inhumanos. Web el reloj

Lise Meitner fue vejada en Alemania, por ser judía

En 1933, con la llegada de Hitler al poder, en Alemania comenzó la persecución de los judíos.

A Lise se le retiró del título de profesora y sus colegas científicos judíos fueron despedidos de sus trabajos.

Tanto Max Planck, como Werner Heisenberg y Otto Hahn, no estaban cómodos con la situación; pero confiaban en que los nazis pronto enmendarían el error de prescindir de científicos tan valiosos.

En aquellos momentos, había en Europa cuatro grupos importantes de investigación en física nuclear.

  • Uno en Gran Bretaña, liderado por Ernest Rutherford. 
  • Otro centro en Francia, liderado por Irène Joliot-Curie (la hija de la famosa científica polaca).
  • Un tercer centro en Italia, dirigido por Enrico Fermi.
  • Y el cuarto centro en Berlín, encabezado por el dúo Meitner-Hahn.
Conferencia Solvay 1933, en la cual participó Lisa Meitner. Crédito: Benjamín Couprie.
Conferencia Solvay 1933, en la cual participó Lisa Meitner. Crédito: Benjamín Couprie.

En 1938, la situación política en Alemania se agravó y Lise perdió su nacionalidad austriaca.

El nuevo jefe del Consejo de Investigación, exigió a Otto Hahn que expulsara a Lise de su trabajo, requerimiento que ejecutó el mismo día.

Durante semanas Lise no supo qué hacer, estaba sin dinero; sola y asustada, estuvo esperando a que alguna universidad le ofreciera trabajo.

El Gobierno alemán le quitó el pasaporte y le prohibió viajar.

Recibió una oferta de trabajo de su amigo Niels Bohr en Copenhague, pero Max Planck la convenció para que no dejara Berlín, ya que su laboratorio la necesitaba, sobre todo con el reciente descubrimiento del neutrón, que posibilitaría la creación de elementos más pesados que el uranio.

Lise Meitner tuvo que huir de Alemania

Sus colegas de Berlín hicieron lo posible por ayudarle a salir del país.

Finalmente, en 1939 consiguió viajar clandestinamente en un tren hasta Holanda.

Desde allí pasó a Estocolmo, Suecia, en donde uno de sus  sobrinos le ofreció refugió.

Pero, en Estocolmo, en el «Instituto Manne Siegbahn», lejos de encontrar hospitalidad, se encontró con un profesor que puso todos los obstáculos posibles a su investigación.

Tenía el sueldo más bajo del instituto, no se le permitía tener estudiantes (de hecho se sugería a los estudiantes no hablar con ella); y, por supuesto, le dieron muy pocos recursos para construir un nuevo laboratorio experimental.

Pese a todo, como pudo Lise Meitner reemprendió sus investigaciones.

Kai Manne Siegbahn
Kai Manne Siegbahn recibió el Premio Nobel de Física en 1924. Crédito: Wikipedia

En 1939, Lise y su sobrino Otto Frisch (residente en Copenhague) fueron los primeros en publicar los resultados de algunos experimentos.

Ellos dos fueron los primeros en introducir el término “fisión nuclear” (la ruptura de un átomo pesado en otros menos pesados y más estables y la transformación de masa en energía, de acuerdo a la ley descubierta por Einstein).

El artículo fue publicado en la revista Nature y disparó todas las alarmas entre los científicos alemanes, ingleses, italianos rusos y americanos.

Por su parte, Otto Hahn seguía en Berlín, con éxito en los mismos experimentos, pero había pasado a trabajar para el Ejército Alemán.

Sus relaciones con Lise Meitner se enfriaron por completo al ser impensable que un alemán pudiera colaborar con una judía.

El descubrimiento de la fisión nuclear

El descubrimiento de la fisión nuclear allanó de manera extraordinaria el camino para lograr de forma práctica la liberación de la energía atómica.

El descubrimiento de Otto Hahn sirvió de base para que posteriormente se construyera la bomba atómica, proyecto en el que Lise Meitner se negó a participar, con la esperanza de que el proyecto resultara imposible.

Lise Meitner no volvió a trabajar nunca más en la fisión nuclear.

En 1942, se le ofreció participar en un grupo internacional de investigación para conseguir una bomba atómica y terminar con el régimen nazi.

Este ofrecimiento incluía la invitación a trasladarse a EEUU y trabajar con los mejores científicos mundiales.

Lise rechazó la oferta y prefirió seguir en ese laboratorio sueco que no la quería. Dejó sus razones bien claras: ella quería no tener que ver con la fabricación de una bomba.

A finales de 1944, se le concedió el Premio Nobel de Química a Otto Hahn.

Nadie comprendió por qué, habiendo sido nominados los dos juntos en 1939, ahora se le concedía únicamente a él.

La única explicación fue que en el comité del Nobel estaba el director de su laboratorio de Siegbahn, quien una vez más intentó perjudicar a Lise, aunque nunca se supo si fue por celos profesionales o por prejuicios machistas.

Era una época complicada para que Hahn viajara a Suecia y solicitó que se pospusiera la entrega del premio.

En 1945, los aliados entraron en Berlín y detuvieron a todos los miembros del  proyecto Urano, de la Alemania nazi.

Se les trasladó a una granja en Gran Bretaña en la que los interrogadores trataron de conocer el punto en el que se encontraba el desarrollo de la bomba atómica en Alemania.

Para ello se les retuvo a todos juntos en una casa llena de micrófonos. En sus conversaciones se grabó la rotunda declaración de Otto Hahn, en el sentido de que él era el único inventor de la fisión y que la hubiera descubierto antes si no hubiera sido porque Lise Meitner entorpecía sus experimentos: “sólo cuando ella se fue, conseguí realizar el experimento que produjo la primera fisión”.

Lise Meitner fue homenajeada en América

En 1946, Lise Meitner viajó a USA para a ver su familia; allí  fue recibida con todos los honores. Nombrada “Mujer del año”, recibió el  premio de manos del Presidente Harry Truman.

Se desató tal entusiasmo popular, que le llegó una propuesta desde Hollywood para rodar una película.

Lise no aceptó el ofrecimiento.

Lise Meitner con estudiantes
Lise Meitner conversando con estudiantes del Bryn Mawr College, en abril de 1959. Crédito: Web aleteia..org Adriana Bello

Lisa Meitner fue consciente de que jamás podría volver a Alemania, porque se sentía incapaz de reconocer el país que una vez fue su hogar.

Al terminar la guerra, tampoco sus antiguos compañeros trataron de hablar con ella o de sugerirle que volviera, a pesar de conocer su precaria situación en Suecia.

En 1960, se instaló definitivamente en Inglaterra. Mucho más tarde, en Alemania recibió honores, como dar su nombre a un Instituto de Investigación Nuclear fundado en 1959.

Instituto Meitner Hahn
Instituto de Investigación Nuclear fundado en 1959, en el distrito Wannsee, al suroeste de Berlín. Crédito: Wikipedia

Esta página tiene muchos datos encontrados en un artículo de Maia García (Doctora en Física) y que trabaja en San Sebastián, España).

Al año siguiente de morir Lise Meitner, nació en Alemania, en 1969, una de las mejores tenistas del mundo: Steffi Graf.

Muchas webs aportan información acerca de Lise Meitner. Dos de ellas, son: «Mujeres con Ciencia» y «Biografías y vidas«.

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: