Biografía de Valentina Tereshkova

Valentina Tereshkova fue la primera mujer del mundo que viajó al espacio. También fue la primera persona civil en hacerlo.

Esta primera cosmonauta soviética realizó su inmortal hazaña el 16 de junio de 1963, a la edad de 26 años, a bordo de la nave Vostok-6.

Valentina Tereshkova y Nikita Kruschev en una celebración del exitoso vuelo de las naves espaciales rusas, Vostok-5 y Vostok-6. Crédito: RIA Novoski
Valentina Tereshkova y Nikita Kruschev en una celebración del exitoso vuelo de las naves espaciales rusas, Vostok-5 y Vostok-6. Crédito: RIA Novoski

Infancia y vida familiar de Valentina Tereshkova

Valentina nació en la aldea de Yaroslavl, en el centro de Rusia, el 6 de marzo de 1937.

Su padre Vladimir Tereshkov era conductor de tractores; su madre trabajaba en una planta textil.

El padre de Valentina murió en acción, en 1939, en la Guerra de Invierno que se desarrolló en Finlandia durante la Segunda Guerra Mundial.

Valentina Tereshkova. Crédito: Gloster, Stargenator
Valentina Tereshkova. Crédito: Gloster, Stargenator

En 1945, a la edad de ocho años, Valentina comenzó a ir a la escuela del pueblo-

Pero, al terminar los ocho años de enseñanza primaria, tuvo que ir a trabajar en una fábrica de neumáticos, pues tenía que ayudar a salir adelante a su madre y a sus dos hermanos pequeños.

Valentina Tereshkova empezó a trabajar y a estudiar

Tenía 16 años y un enorme deseo de aprender; se las arregló para seguir cursos por correspondencia, a fin de poder estudiar ingeniería en cuanto le fuera posible.

Muy pronto se interesó en el paracaidismo y solicitó su inscripción en el Aeroclub local.

Hizo su primer salto a los 22 años, el 21 de mayo de 1959; acumuló unos 90 saltos

En ese tiempo ya estaba estudiando Ingeniería y trabajando en una empresa de industria textil.

La tesis  científica para su carrera de ingeniería, mereció calificación sobresaliente y se titulaba: «Motores de frenado para aviones orbitales«.

En 1961, fue nombrada secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas (Konsomol) de la Unión Soviética.

Valentina Tereshkova quiso ser cosmonauta

Sus estudios de ingeniería y su experiencia en paracaidismo hicieron posible que, en 1962, fuera aceptada en la Sección Femenina de Cosmonautas.

En plena competencia aeroespacial entre USA y la URSS, el 12 de abril de 1961, Yuri Gagarin fue el primer ser humano que voló en una órbita alrededor de la  Tierra.

Fue un gran tanto a favor de los rusos en la carrera espacial.

Apenas 23 días después, Estados Unidos envió a su propio astronauta al espacio, Alan Shepard.

La Unión Soviética preparó mujeres cosmonautas

Entusiasmado por un triunfo que había humillado a los americanos, Sergey Korolyov, responsable de los lanzamientos en la URSS, tuvo la idea de plantear un nuevo reto en esta reñida carrera espacial: que fuera una mujer rusa quien realizara el siguiente vuelo por el espacio.

De las más de 400 candidatas que se presentaron para el cuerpo de mujeres cosmonautas.

Los requerimientos incluían que fueran paracaidistas menores de 30 años de edad,  de 1,70 metros de altura y menos de 70 kg de peso.​ Fueron seleccionadas cinco mujeres. 

  • Tatiana Kuznetsova, piloto de caza del Instituto Aéreo de Moscú;
  • Irina Soloviova, del equipo nacional de paracaidismo de la Unión Soviética;
  • Zhanna Yérkina, maestra de escuela;
  • Valentina Ponomariova experta paracaidista; y
  • Valentina Tereshkova.

Valentina Tereshkova fue considerada como una candidata particularmente digna, debido a su origen proletario, y a que su padre, el sargento de tanques Vladimir Tereshkov, había sido un héroe de guerra.

La capacitación incluyó vuelos de ingravidez, pruebas de aislamiento, pruebas en centrifugador, teoría de cohetes, de naves espaciales y de ingeniería, 120 saltos en paracaídas y formación como pilotos en aviones de combate Mig.

Los entrenamientos incluían la cámara térmica, donde había de permanecer con un traje de vuelo a temperatura de 70º C y humedad de 30 por ciento.

También la cámara de privación sensorial, donde las futuras cosmonautas, privadas de todo contacto con el mundo exterior, debían pasar 10 días.

Asimismo, Valentina Tereshkova y sus compañeras pasaron el entrenamiento en ingravidez y se prepararon para el aterrizaje en tierra y mar con paracaídas.

El grupo estuvo varios meses con un entrenamiento intensivo, que finalizó en noviembre de 1962.

Valentina Tereshkova viajó al espacio en 1963

Después, se desarrolló un programa que preparó a dos mujeres para ir al espacio, en dos vuelos, en días consecutivos, en marzo o abril de 1963.

Debido a la paranoia que se había desatado en aquellos tiempos, el programa espacial fue llevado completamente en secreto.

La madre de la cosmonauta Tereshkova no conoció la situación de su hija hasta pocos días antes del lanzamiento.

Estaba muy tranquila, creyendo que su Valentina asistía día a día a un campo de adiestramiento para militares de élite.

Nave unipersonal diseñada en ese tiempo para vuelos en el espacio. Así fue la Vostok-6 que tripuló Valentina Tereshkova. Crédito: Wikipedia
Nave unipersonal diseñada en ese tiempo para vuelos en el espacio. Así fue la Vostok-6 que tripuló Valentina Tereshkova. Crédito: Wikipedia

En marzo de 1963, se decidió que la nave Vostok-5 iría al espacio el 14 de junio, con un cosmonauta masculino, Valery Bykovsky.

La nave Vostok-6 realizaría la misión dos días más tarde, el 16 de junio de 1963, con una cosmonauta a bordo; Valentina Tereshkova.

Nikita Khrushchev aprobó estas dos misiones y confirmó el nombramiento de Valentina, que tenía 26 años.

Imagen de la nave espacial Vostok-6 en la que voló Valentina Tereshkova. Crédito: Benutzer HPH
Imagen de la nave espacial Vostok-6 de Valentina Tereshkova. Crédito: Benutzer HPH

En la mañana del 16 de junio de 1963, Tereshkova fue llevada en autobús a la plataforma de lanzamiento.

Una vez realizados todos los chequeos, fue encerrada dentro de la nave.

Después de una cuenta de dos horas, la Vostok-6 fue lanzada sin contratiempos, y Tereshkova se convirtió en la primera mujer en llegar al espacio y orbitar alrededor de la Tierra.

Su señal de llamada en este vuelo era Chaika (castellano: Gaviota).

Se hizo famosa  en todo el mundo con el nombre cariñoso de «Gaviota».

Más tarde, se quiso recordar su hazaña dándole ese nombre a un asteroide: el 1671-Chaika.​

El día de su viaje espacial, Valentina dijo a sus familiares que se iba a unas competiciones de paracaidistas.

Su familia se enteró del vuelo al escuchar la gran noticia, por la radio.

Valentina y la Vostok-6
No era fácil para Valentina entrar en la pequeña cápsula Vostok-6 que sería lanzada al espacio. Crédito: RIA Novoski

Durante gran parte del vuelo experimentó náuseas y malestar físico; además de un fuerte dolor en el cuello, debido a que el casco era muy pesado.

Orbitó la Tierra 48 veces  durante los casi tres días que estuvo en el espacio.

Con un solo vuelo, registró más tiempo que todos los astronautas estadounidenses juntos, hasta esa fecha.

Mantuvo un registro detallado del vuelo y tomó fotografías del horizonte, para que fueran utilizadas en la identificación de capas de aerosol en la atmósfera.

Pero, debido a un fallo en el sistema, no se le permitió tomar el control manual de la nave para el aterrizaje, tal y como estaba planeado.

Recuperación Vostok-6
Recuperación de Valentina Tereshkova y de la Vostok-6 después del aterrizaje en un campo, en donde fue acogida con gran cariño por los campesinos de los alrededores. Crédito: web misistemasolar.com

La Vostok-5, que condujo a Valery Bykovsky a una órbita similar durante cinco días, aterrizó tres horas después que Tereshkova.

En un momento dado, las dos naves se habían aproximado la una a la otra y estuvieron a cinco kilómetros de distancia en el espacio.

Ambas se habían comunicado por radio entre sí y con Nikita Khrushchev.

Valery Bikovsky
Valery Bykovsky tripuló la Vostok-5 que orbitó 61 veces alrededor de la Tierra. Más tarde tripuló la Soyuz-22 y luego la Soyuz-31. Crédito: Klaus Frankin

Años después, otras mujeres volaron al espacio.

Hubo que esperar mucho tiempo, 19 años (en 1982), para que otra mujer rusa, Svetlana Savitskaya, volara al espacio y realizara una caminata espacial.

Elena Kondakova estuvo trabajando en la Estación Espacial durante 169 días.

Ninguna de las otras cuatro mujeres del grupo de Tereshkova, voló; y en octubre de 1969, la URSS disolvió el grupo de mujeres cosmonautas.

Estados Unidos no envió una mujer al espacio hasta 1983 (fue Sally Ride).

Valentina y Valery Bykovsky
Valentina y Valery Bykovsky pocos días antes del lanzamiento espacial en las naves Vostok-6 y Vostok-5 respectivamente. Crédito: RIA Novoski

Grandes homenajes a Valentina Tereshkova

Después de su misión, se le consultó a Valentina qué podía hacer la Unión Soviética por ella, para agradecerle el servicio que había prestado a su país.

Ella pidió que el gobierno buscara el lugar donde su padre había muerto en acción.

El gobierno satisfizo este deseo y levantó un monumento en Finlandia, que Valentina Tereshkova ha visitado varias veces.

El 3 de noviembre de 1963, contrajo matrimonio con el cosmonauta Andrián Nikoláyev (1929-2004) en el Palacio de Bodas de Moscú.

Nikita Khrushchev presidió la ceremonia, junto con todos los miembros del Gobierno y con los líderes del programa espacial.

Un año más tarde, Valentina dio a luz a su hija Elena, quien es ahora doctora en medicina y que fue la primera persona nacida de dos cosmonautas que habían salido al espacio.

Boda de los dos astronautas, Valentina Tereshkova y Andrian Nikolaiev. Crédito: RIA Novoski
Boda de los dos astronautas, Valentina Tereshkova y Andrian Nikolaiev. Crédito: RIA Novoski

Tras la misión espacial, Valentina estudió en la Academia de la Fuerza Aérea y se graduó como ingeniera espacial en 1969.

En 1977, recibió el doctorado en ingeniería.

Valentina Tereshkova con su esposo y su hija
Valentina Tereshkova con su esposo y su hija. Crédito: RIA Novoski

Su enorme fama mundial contribuyó a que el Partido la designara para diversos cargos políticos, sucesivamente: miembro del Soviet Supremo, miembro del  Presidium del Soviet Supremo, miembro del Comité Central del Partido Comunista.

Después del colapso de la Unión Soviética, Valentina ha continuado políticamente activa y siempre se la reconoce como una gran heroína en la Rusia post-soviética.

En 1997 se retiró de la fuerza aérea. En la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, fue portadora de la bandera olímpica.

Vida actual de Valentina Tereshkova

Tereshkova ha aprovechado su fama para favorecer a los ciudadanos con minusvalía; y presta asistencia personal en múltiples orfanatos.

De igual manera, ha sido una infatigable luchadora del movimiento por las mujeres de Rusia, abogando para que las mujeres soviéticas tengan las mismas oportunidades que los hombres.

Es una apasionada favorecedora de los procesos de paz en el planeta.

En 2013, Tereshkova, con 76 años, sorprendió a todos cuando expresó públicamente su deseo de viajar a Marte, aunque el viaje fuera sólo de ida.

Durante todo el resto de su vida, la URSS le ha concedido numerosos honores por el éxito tan clamoroso, en momentos de gran rivalidad con los Estados Unidos de América.

Se ha reconocido su gran contribución al desarrollo de los vuelos espaciales tripulados, y sus generosas actividades sociales.

Ha tenido una destacada contribución al desarrollo y fortalecimiento de los lazos científicos, culturales y sociales internacionales.

Valentina y Kruschev
Valentina y Nikita Kruschev durante un Rally de celebración por el éxito de los vuelos espaciales rusas, Crédito: RIA Novoski

El cráter lunar Tereshkova lleva este nombre en memoria de esta mujer de extraordinaria inteligencia, coraje y generosidad.

Otras dos webs que tratan la biografía de Valentina Tereshkova: «Biografías y vidas» y «Ecured Cuba«.

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: