Biografía de Eva Perón

Eva Duarte de Perón, en 1947. Crédito: web mirror.co.uk Eva Duarte de Perón, en 1947. Crédito: web mirror.co.uk

Eva Perón dirigente política, primera dama de la República Argentina. Presidenta del Partido Peronista Femenino.

En 1952, el gobierno la declaró oficialmente «Jefa Espiritual de la Nación«

Infancia y familia de Eva Duarte de Perón

Eva María Duarte nació en Junín, Argentina, el​ 7 de mayo de 1919.

Se la conoce como Eva Perón o simple y cariñosamente como Evita.

Sus padres, Juan Duarte y Juana Ibarguren, vivían en el área rural de “Los Toldos”, en la pampa argentina, cerca de Junín.

Los Toldos fue una toldería mapuche.

A partir de 1905, mediante argucias legales, los indígenas fueron despojados de sus tierras y reemplazados por estancieros no indígenas.

La casa natal de Eva Perón. Actualmente es un museo. Crédito: Wikipedia
La casa natal de Eva Perón. Actualmente es un museo. Crédito: Wikipedia

La estructura social estaba controlada por el estanciero, propietario de grandes extensiones de tierra, que establecía relaciones de tipo servil con los peones de campo y con los arrendatarios.

El tipo básico de trabajador en esa zona era el gaucho.

En la época del nacimiento de Evita era habitual que las mujeres con embarazos problemáticos se trasladaran a Junín en búsqueda de una mejor atención médica.

Juan Duarte, conocido como “el vasco”, era un estanciero e importante político conservador de Chivilcoy, una ciudad cercana a Los Toldos.

El y Juana Ibarguren, tuvieron cinco hijos: Blanca (1908), Elisa (1910), Juan Ramón (1914), Erminda (1916) y Eva María (1919).

La infancia de Eva Duarte en Los Toldos

Eva vivió en el campo hasta que falleció su padre en un accidente automovilístico, en 1926.

La familia quedó completamente desprotegida y tuvieron que abandonar la estancia en la que vivían.

Sus padres no habían contraído matrimonio legal y, en aquella época, la ley argentina castigaba cruelmente esta circunstancia.

Juana Ibarguren comenzó a trabajar como costurera.

Se instaló con sus hijos en una pequeña casa de dos ambientes ubicada en las afueras del pueblo, en la calle Francia 1021 (actualmente museo).

En 1927, Eva ingresó a la escuela primaria.

Ya por entonces le gustaba mostrar su gusto por la declamación dramática y sus habilidades como malabarista.

Muchas veces se iba a pasar las tardes con los indios, bailaba con ellos y les organizaba quermeses y rifas.

La adolescencia de Eva Duarte de Perón en Junín

En 1930, la familia se trasladó a la ciudad de Junín.

Allí, Juana encontró mejores trabajos, igual que sus tres hijos mayores: Elisa, Blanca y Juan.

Erminda ingresó en el Colegio Nacional y Evita se matriculó en la Escuela Nº 1, en donde completó su educación primaria.

Casa en Junín, donde vivió Eva Perón en el año 1930. Crédito: Wikipedia
Casa en Junín, donde vivió Eva Perón en el año 1930. Crédito: Wikipedia

En Junín afloró la vocación artística de Eva. En la escuela, destacaba claramente en declamación y actuación.

Participaba en cuanto espectáculo se organizara en la escuela, en el Colegio Nacional, en el cine del pueblo o en los locales​ que organizaban algo alegre.

Eva, igual cantaba, que bailaba o que recitaba poemas.

Escuela número 1, en Junín, donde estudió Eva Perón. Crédito: Wikipedia
Escuela número 1, en Junín, donde estudió Eva Perón. Crédito: Wikipedia

Tenía intuición artística y soñaba con ser actriz.

En 1934, antes de terminar el curso escolar, viajó a Buenos Aires.

Allí no consiguió trabajo como esperaba, y decidió volver a casa y terminar los estudios de primaria.

El 2 de enero de 1935, Evita, con tan solo quince años, se fue definitivamente a Buenos Aires.

Viajó acompañada de su madre, quien se quedó con ella hasta que obtuvo un empleo.

Buenos Aires: carrera de Eva como actriz

Eva Duarte llegó a Buenos Aires el 3 de enero de 1935.

Ella era una de las miles de personas que emigraron del campo a la ciudad en las décadas de 1930 y 1940.

A poco de llegar, obtuvo un papel secundario en una compañía teatral.

El 28 de marzo de 1935, debutó profesionalmente en la obra “La señora de los Pérez”, que se representaba en el Teatro Comedia.

Eva Perón de 15 años, recién llegada a Buenos Aires. Crédito: Wikipedia
Eva Perón de 15 años, recién llegada a Buenos Aires. Crédito: Wikipedia

Durante los años siguientes, Eva Duarte recorrió el duro camino de las artistas que van de teatro en teatro, viviendo con estrecheces y alojando en pensiones baratas.

Su hermano Juan Duarte, cinco años mayor que Eva, también había migrado a la capital y fue su más fiel apoyo.

En 1936, consiguió un contrato en la “Compañía Argentina de Comedias Cómicas”.

Y realizó una gira de cuatro meses por Rosario, Mendoza y Córdoba.

El domingo 26 de julio de 1936, en la ciudad de Rosario, el diario “La Capital” publicó la primera foto artística conocida de Eva Duarte.

La foto llevaba el siguiente epígrafe: “Eva Duarte, joven actriz que ha logrado destacarse en el transcurso de la temporada que hoy termina en el Odeón”.​

Lentamente Eva Duarte fue ganando un cierto reconocimiento como actriz.

Actuó en películas, como actriz de segunda línea; también posó como modelo, y apareció en la portada de algunas revistas de espectáculos.

En agosto de 1937 obtuvo su primer papel en un radioteatro.

La obra, que se transmitía por Radio Belgrano, se llamaba “Oro blanco”. Y estaba ambientada en la vida cotidiana de los trabajadores del algodón, en el Chaco.

En abril de 1938, con 19 años, Eva encabezó el elenco de la recién creada Compañía  “Teatro del Aire”.

El primer radioteatro fue “Los jazmines del ochenta”, transmitido por Radio Mitre, de lunes a viernes.​

En esas mismas fechas, Eva Duarte comenzó a actuar más asiduamente como actriz en películas.

En 1941, cuando tenía 22 años, dio el salto definitivo a la estabilidad económica al ser contratada por la “Compañía Candilejas”, que difundía todas las mañanas, por “Radio El Mundo”, un ciclo de radioteatros.

Eva Perón a mediados de 1941, trabajando en la radio. Crédito: Wikipedia
Eva Perón a mediados de 1941, trabajando en la radio. Crédito: Wikipedia

Entre el radioteatro y las películas, Eva consiguió tener una situación económica estable y cómoda.

Eva Duarte consigue estabilidad económica

En 1942 pudo abandonar las pensiones y comprar su propio departamento.

Lo eligió frente a los estudios de Radio Belgrano, ubicado en el exclusivo barrio de Recoleta, en la calle Posadas, 1567.

Poco después, en septiembre de 1943, firmó un contrato por cinco años para realizar diariamente por la noche un radioteatro llamado “Grandes mujeres de todos los tiempos”.

En él se dramatizaban las vidas de mujeres famosas. El programa se transmitió por Radio Belgrano y se hizo sumamente popular.

Los sindicatos y Juan Domingo Perón

Políticamente, el país vivía una crisis profunda. El 4 de junio de 1943 se produjo un golpe de Estado conocido como Revolución del 43”.

Un grupo de sindicalistas, liderados por Ángel Borlenghi estableció contactos con oficiales jóvenes que simpatizaban con las reclamaciones de los trabajadores.

Los coroneles Juan Domingo Perón y Domingo Mercante, decidieron formar una alianza con los sindicatos para impulsar el programa histórico que el sindicalismo argentino venía proponiendo desde 1890.

Juan Domingo Perón y Angel Borlenghi fueron conquistando apoyo popular y comenzaron a ocupar posiciones importantes en el nuevo gobierno.

Perón fue designado Jefe del Departamento de Trabajo.

Poco después consiguió que el Departamento llegara a ser la importante  Secretaría de Estado de Trabajo y Previsión.

Encuentro de Eva Duarte con Juan Domingo Perón

El 15 de enero de 1944, a las 20:52 de la noche, hora local, un trágico terremoto sacudió la provincia de San Juan, en la cordillera, y destruyó casi enteramente la ciudad.

Ante esta tragedia nacional, el ministro Perón pidió ayuda a todo el pueblo argentino, para socorrer a la población.

Se generó una gran movilización de solidaridad con el pueblo sanjuanino.

Eva Duarte acudió al Ministerio para ofrecer su ayuda como locutora y actriz.

Una semana después del terremoto, el 22 de enero de 1944, en el estadio Luna Park de la Ciudad de Buenos Aires, Perón organizó un acto multitudinario en solidaridad con las víctimas del terremoto.

En un momento de la noche, Evita se acercó al locutor y presentador del acto, Roberto Galán, y le dijo: «Galancito, por favor, anúnciame, que quiero declamar una poesía«.

Eva Duarte había sido “la más activa” dentro del grupo de artistas que habían acudido en ayuda de los damnificados. Y el Ministro Perón ya se había fijado en ella.

En febrero de 1944, sólo un mes después, Juan Domingo Perón (viudo de 44 años) y Eva Duarte (bella actriz de 24 años) ya estaban viviendo juntos.

Perón se mudó a un departamento contiguo al de ella, en la calle Posadas.

Eva Duarte siguió desarrollando su carrera artística.

Ese año trabajó en tres programas radiales diarios y actuó en la película “La cabalgata del circo”, protagonizada por Hugo del Carril y Libertad Lamarque.​

Eva Perón y Libertad Lamarque, cuando rodaban "La cabalgata del circo". Crédito: Wikipedia
Eva Perón y Libertad Lamarque, cuando rodaban «La cabalgata del circo». Crédito: Wikipedia

El año 1945, clave para la historia argentina

En abril de 1945, Eva Duarte comenzó la filmación de “La pródiga”.

Era una película dirigida por Mario Soficci, en la que había conseguido el papel de primera protagonista.

El rodaje terminó en septiembre de 1945.

Eva Duarte y Juan Perón en 1945, en Junín. Crédito: Wikipedia
Eva Duarte y Juan Perón en 1945, en Junín. Crédito: Wikipedia

Los disturbios políticos de esos días impidieron el estreno de la película y se exhibió públicamente muchos años más tarde, el 16 de agosto de 1984.

Eva la vio varias veces en su casa. Calificaba su propio desempeño artístico diciendo: “En el cine, mala; mediocre en el teatro; en la radio, pasable”.

En la noche del 8 de octubre de 1945, se produjo un golpe de Estado dirigido por el general Ávalos. Él general exigió de inmediato la renuncia del ministro Perón.

El 12 de octubre, éste fue detenido en el departamento de la calle Posadas.

Juan Domingo Perón fue confinado en la cañonera “Independencia”, que zarpó hacia la isla Martín García, en el río de La Plata.

Ese mismo día, Perón le escribió una carta a su amigo el coronel Domingo Mercante, en la que le encargaba encarecidamente que cuidara a  Eva Duarte, llamándola Evita.

En una carta a Evita, le decía Perón: “… Hoy he escrito a Farrell pidiéndole que me acelere el retiro; en cuanto salga, nos casamos y nos vamos a cualquier parte a vivir tranquilos…”, “…Trataré de ir a Buenos Aires por cualquier medio; de modo que puedes esperar tranquila y cuidarte mucho la salud. Si sale el retiro, nos casamos al día siguiente….

Todo apuntaba a que Perón había sido apartado de la actividad política; y que se retiraría, para vivir con Eva en la Patagonia.

Sin embargo, los sindicatos congregaron la gran manifestación del 17 de octubre de 1945.

Ésta finalizó con la liberación de Perón. Además, abrió el camino para su victoria en las siguientes elecciones presidenciales.

Eva Duarte se había ido a Junín, seguramente a casa de su madre. Pero, llegó a Buenos Aires esa misma tarde del 17 de octubre.

Pocos días después, el 22 de octubre de 1945, Perón se casó con Eva en Junín.

El escritorio utilizado para firmar el acta de matrimonio civil, se encuentra actualmente en el Museo Histórico de Junín.

Un mes y medio después, el 10 de diciembre de 1945, celebraron el matrimonio católico en la iglesia de San Francisco.

Los padrinos fueron Domingo Mercante y Juana Ibarguren, la madre de Eva.

Participación de Eva en la campaña electoral

La participación de Eva en la campaña de Perón fue una novedad en la historia política argentina.

En aquel momento las mujeres carecían de derechos políticos; y las esposas de los candidatos tenían una presencia pública muy restringida.

Eva Perón saludando desde un tren, durante la campaña de 1946. Crédito: Wikipedia
Eva Perón saludando desde un tren, durante la campaña de 1946. Crédito: Wikipedia

Eva Perón fue la primera esposa de un candidato presidencial argentino en estar presente durante su campaña electoral y acompañarlo en sus giras.

El 8 de febrero de 1946, pocos días antes de finalizar la campaña, los partidarios de Perón organizaron un acto en el estadio Luna Park para manifestar el apoyo de las mujeres a la candidatura de Perón.

En su primer discurso por radio, pronunciado el 27 de enero de 1947, y dirigido a la mujer argentina, Eva dijo: “Vosotras mismas, espontáneamente, con esa cálida ternura que distingue a las camaradas de una misma lucha, me habéis dado un nombre de lucha: Evita. Prefiero que me llamen “Evita” y no “la esposa del presidente”.

En las elecciones presidenciales del 24 de febrero de 1946, el apoyo popular, organizado por el Partido Laborista y la UCR Junta Renovadora, le dio la presidencia a Perón con el 52.84% de los votos.

A finales de ese año, los partidos aliados de Perón, se unificaron en el Partido Peronista.

Gira europea de Perón y Evita

En 1946, la situación económica de España después de la guerra, era absolutamente desesperada y el hambre se abatía sobre la población.

La República Argentina presidida por Perón, fue el único país que acudió en ayuda de los españoles, con un préstamo a 3 años y con muy bajo interés.

El préstamo se materializó en el envío de: 400.000 toneladas de trigo, 120.000 de maíz, 8.000 de aceites comestibles, 16.000 de tortas oleaginosas, 10.000 de lentejas, 20.000 de carne congelada, 5.000 de carne salada y 50.000 cajones de huevos.

Los españoles supieron que Argentina había salvado del hambre a España en esos años terribles.

El gobierno español invitó a Eva Duarte

Como agradecimiento, el gobierno español invitó oficialmente a Evita a visitar España.

Perón, Evita y los dirigentes peronistas pensaron que una gira internacional, como embajadora de buena voluntad,  ubicaría a Eva Duarte y a la Argentina en el primer plano político.

La gira se extendió durante 64 días, empezando el 6 de junio y regresando el 23 de agosto de 1947.

El gobierno español concedió a Evita Perón una gran recepción.

En el aeropuerto de  Madrid la recibieron con una salva de veintiún cañonazos y los aplausos de una nutrida multitud de obreros.

Llegada a Madrid de Eva y Juan Perón, en 1947. Crédito: Wikipedia
Llegada a Madrid de Eva y Juan Perón, en 1947. Crédito: Wikipedia

A lo largo de todo el recorrido hasta el centro de Madrid, una numerosa multitud le hizo objeto de entusiastas vítores.

Esta recepción se repitió al día siguiente, cuando Eva Perón se dirigió al pueblo español desde el balcón del Real Palacio de Oriente.

Francisco Franco le expresó el reconocimiento público de toda España. Le confirió la más alta condecoración del país: la Gran Cruz de Isabel la Católica.

Después de Madrid, Eva Perón visitó Toledo, Granada, Sevilla, Santiago de Compostela, Pontevedra, Zaragoza y Barcelona. Una visita de 18 días.

Eva Perón extendió su visita por Europa

A continuación, estuvo 12 días en Francia, 20 días en Italia y el Vaticano, 6 días en Suiza, 3 días en Portugal, 3 días en Brasil y 2 días en Uruguay.

Fueron innumerables las anécdotas, la mayor parte graciosas, protagonizadas por una joven Evita, llena de gracia y energía.

La embajadora tenía mucho amor al pueblo llano y carecía de la sutil hipocresía diplomática.

Además, con seguridad, estaba feliz de proporcionar sabrosos titulares a los periódicos de su país.

Eva Perón durante su gira por Europa en 1947. Crédito: Wikipedia
Eva Perón durante su gira por Europa en 1947. Crédito: Wikipedia

En Francia presidió la firma de un tratado comercial para la compra de trigo a Argentina; y recibió la Legión de Honor.

El broche de la gira lo constituyó, ya de regreso, su presencia en la “Conferencia Interamericana para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad Continental”, que se celebró en Río de Janeiro el 20 de agosto de 1947.

Defensa de Eva Perón por los derechos de la mujer

En la historia de argentina existe un reconocimiento unánime sobre el hecho de que Evita realizó una tarea decisiva para el reconocimiento de la igualdad de derechos políticos y civiles entre hombres y mujeres.

El 27 de febrero de 1946, tres días después de las elecciones, Evita, de veintiséis años de edad, pronunció su primer discurso político.

Lo hizo en un acto organizado para agradecer a las mujeres su apoyo a la candidatura triunfante de Perón.

Desde entonces, en múltiples ocasiones, exigió la igualdad de derechos para hombres y mujeres; y en particular, el sufragio femenino.

A través de mítines con mujeres y de discursos radiales, comenzó a hacer una intensa campaña a favor el voto femenino.

Eva Perón creó un partido de mujeres líderes.

Proclamaban que las mujeres no sólo tienen que votar, sino que tienen que votar a mujeres.

Que la mujer argentina ha superado el período de las tutorías civiles. Que la mujer, resorte moral de su hogar, debe ocupar un sitio digno en el complejo engranaje social del pueblo.

El 1º de mayo de 1946 se presentó un proyecto de ley en tal sentido.

A pesar de que era un texto muy breve, de sólo tres artículos, que prácticamente no podían dar lugar a discusiones, hubo que esperar más de un año para que llegara a buen fin.

El 9 de septiembre de 1947, la Cámara de Diputados sancionó la Ley 13.010, que estableció en la Argentina,  la igualdad de derechos políticos entre hombres y mujeres y el sufragio universal.

En julio de 1949 Eva Perón contribuyó a fundar el Partido Peronista Femenino, que empezó a canalizar la militancia directa de las mujeres.

El 11 de noviembre de 1951, por primera vez las mujeres argentinas pudieron votar y ser votadas.

El 64 % de las mujeres votó a favor del peronismo.

El Partido Peronista Femenino logró elegir 23 diputadas y 6 senadoras.

Eva Perón votó en el hospital donde estaba internada, debido a un avanzado estado de un cáncer que padecía.

Eva Perón también propuso reconocer el valor económico del trabajo de mantención de los hogares y crianza de los niños.

Este trabajo, realizado principalmente por mujeres; y no había ningún sistema retributivo para ellas.

Relación con los trabajadores y los sindicatos

Eva Perón estableció una fuerte y estrecha relación con los trabajadores y los sindicatos.

En 1947, a partir de la creación del Partido Peronista y del Partido Peronista Femenino, el movimiento peronista se organizó en tres ramas autónomas: la rama política, la rama sindical y la rama femenina.

Evita tenía una visión sumamente combativa de la lucha por los derechos sociales.

Su discurso reivindicó abiertamente los valores e intereses de los trabajadores y de las mujeres.

Eva Perón sabía enardecer a las multitudes. Crédito: Wikipedia
Eva Perón sabía enardecer a las multitudes. Crédito: Wikipedia

Desde la Secretaría de Trabajo y Previsión, desplegó una intensa tarea sindical, y  tramitó iniciativas novedosas.

Organizó nuevos sindicatos y participó en las negociaciones colectivas. Le gustaba asistir a las asambleas en las fábricas.

A comienzos de 1948, los dirigentes sindicales ya reconocían a Evita como una gestora decisiva de las conquistas laborales y del poder alcanzado por el movimiento obrero dentro del gobierno.

En este esquema, Eva Perón ocupó un papel de vínculo directo y privilegiado entre Perón y los sindicatos.

Por esta razón, en 1951, el movimiento sindical impulsó la candidatura de Eva Perón a vicepresidenta.

La Fundación Eva Perón

La actividad por la cual Evita se destacó durante el gobierno peronista fue la ayuda social orientada a atender la pobreza.

También abarcó otras situaciones sociales de desamparo. Propició enérgicamente la reorganización de la acción del Estado en materia de asistencia social.

En ese contexto, el 8 de julio de 1948 nació la Fundación Eva Perón.

La Fundación Eva Perón, presidida por Evita, empezó a desarrollar una gigantesca tarea social.

Su acción llegó prácticamente a todos los estratos más pobres de la población.

Eva insistía en que su prioridad era dar dignidad a los sectores vulnerables de la población.

Decía: “Muchas obras se han construido con criterios de ricos: y el rico, cuando piensa para el pobre, piensa en pobre. Otras, se han hecho con criterio de Estado: y el Estado sólo construye burocráticamente. El gran ausente es el amor”.

La Fundación empleaba a 14.000 personas y realizó un amplio espectro de actividades sociales: construcción de hospitales, policlínicos, escuelas, hogares de tránsito y hogares de ancianos, colonias de vacaciones, almacenes populares y concesión de becas para estudiantes.

Los fondos de la Fundación provenían de diversas fuentes: impuestos, donaciones personales, cuotas establecidas en los convenios colectivos, recargo en las entradas cinematográficas, ingresos de los hoteles y colonias, los recursos presupuestarios no ejecutados por los ministerios, etc.

Eva defendió los derechos de la ancianidad

El 28 de agosto de 1948, Eva publicó su Decálogo de los Derechos de la Ancianidad, una iniciativa precursora en la lucha por el reconocimiento de las personas de la tercera edad.

Ese mismo año Argentina presentó ese decálogo a las Naciones Unidas, y propuso aprobar una norma que reconociera los derechos humanos de las personas ancianas.

El Decálogo, defendía los derechos de los ancianos a: la asistencia, la vivienda, la alimentación, el vestido, la salud física, la salud moral, la recreación, el trabajo, a la expansión y al respeto.

Candidatura de Eva Perón a la vicepresidencia

Eva y Juan Perón en el año 1950. Crédito: Wikipedia
Eva y Juan Perón en el año 1950. Crédito: Wikipedia

Para las elecciones generales de 1951, la Confederación General del Trabajo propuso la candidatura de Evita al cargo de Vicepresidenta de la Nación, acompañando a Perón.

El 22 de agosto de 1951 tuvo lugar el Cabildo Abierto del Justicialismo.

La reunión convocó a cientos de miles de trabajadores y trabajadoras.

Eva llora y se abraza con Juan Perón. Crédito: Wikipedia
Eva llora y se abraza con Juan Perón. Crédito: Wikipedia

Eva Perón renunció a presentarse para el cargo, a fin de evitar rencillas internas en el Partido Peronista.

Además, estaba consciente de tenía un cáncer en estado avanzado. Aunque se sometió a tratamiento de radioterapia en su residencia de la calle Agüero.

Aparentemente el resultado fue satisfactorio; pero, a los tres meses hubo una resurgimiento del tumor canceroso.

En 1951, Golda Meir visitó Buenos Aires abrazándose con Eva Perón, por la labor realizada en favor del Estado de Israel.

El Gobierno de Perón fue uno de los primeros en reconocer al Estado de Israel y fue uno de los pocos que le brindaron ayuda humanitaria durante la guerra de la «independencia israelí».

Golda Meir viajó a Argentina para agradecer la ayuda de la Fundación Perón, a Israel. Crédito: Wikipedia
Golda Meir viajó a Argentina para agradecer la ayuda de la Fundación Perón, a Israel. Crédito: Wikipedia

Enfermedad y muerte de Eva Perón

El 15 de octubre de 1951, publicó su libro “La razón de mi vida, en el que venía trabajando desde hacía tres años.

Lo escribió con la ayuda del periodista español Manuel Penella y del escritor argentino Raúl Mendé.

Debido a su delicado estado de salud, Evita tuvo que dictarlo.

El 6 de noviembre de 1951 fue intervenida quirúrgicamente por el famoso médico oncólogo estadounidense George Pack, en el Hospital Policlínico “Presidente Perón”.

​Las elecciones presidenciales fueron el 11 de noviembre de 1951. Eva Perón votó por primera vez en su vida, y lo hizo desde su cama de hospital.

El 18 de julio de 1952, entró en coma. Murió a la edad de 33 años, el 26 de julio de 1952. ​

Nadie en tan poco tiempo hizo tanto por su país.

Produce tristeza imaginar lo mucho que habría conseguido si hubiera tenido la oportunidad de continuar algunos años más con su incansable entusiasmo.

Los restos de Eva Perón

El duelo nacional fue indescriptible y se pidieron para ella los máximos honores.

En menos de 24 horas hubo 18.000 coronas florales en la capilla ardiente, instalada en el Congreso Nacional. El Poder Ejecutivo decretó dos días de Duelo Nacional.

Imagen del funeral de Eva Perón, en Buenos Aires. Crédito: Wikipedia.
Imagen del funeral de Eva Perón, en Buenos Aires. Crédito: Wikipedia.

El cuerpo de Eva Perón, Evita, fue embalsamado y llevado a una capilla de la Confederación de Trabajadores.

Después del derrocamiento de Perón, su cadáver fue sacado de ahí violentamente.

Los responsables de este acto infame y macabro lo ocultaron durante catorce años.

En 1971, el entonces gobernante en Argentina, ordenó la búsqueda del cuerpo de Evita.

Fue encontrado en una tumba clandestina en Milán y devuelto a Perón; el cual estaba viviendo en Madrid, en la urbanización Puerta de Hierro.

El 17 de noviembre de 1974, la entonces Presidenta, María Estela Martínez de Perón, devolvió el cuerpo de Eva a la Argentina, y lo ubicó en la quinta presidencial de Olivos.​

En 1976, la dictadura militar que tomó el poder, le entregó el cuerpo a la familia Duarte.

Decidieron enterrar a Eva Perón en la bóveda que la familia posee en el Cementerio de la Recoleta de Buenos Aires. Desde entonces, ahí se encuentra su cuerpo.

Dos de las webs que contienen información acerca de Eva Perón, son: «Biografías y vidas» y «Mi Buenos Aires queridos«.

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: