Biografía de Silvia Torres

Silvia Torres Castilleja fue la primera mujer mexicana que obtuvo un doctorado en astronomía. Crédito: web astroscu.unam.mx Silvia Torres Castilleja fue la primera mujer mexicana que obtuvo un doctorado en astronomía. Crédito: web astroscu.unam.mx

Silvia Torres Castilleja fue la primera mujer mexicana que obtuvo un doctorado en astronomía. Es una de las científicas mexicanas con mayor reconocimiento a nivel internacional, por sus investigaciones sobre la materia interestelar.

Silvia Torres Castilleja nació en 1940, en la ciudad de México, Distrito Federal.

Cuando estudiaba secundaria, una profesora la animó a interesarse por la ciencia. Le inculcaba a sus alumnas, ideas como las siguientes.
Era un área en donde pocas mujeres han destacado hasta ahora. Siempre ha habido mujeres con gran talento y capacidad. Si se margina de la ciencia a las mujeres, se desperdicia el aporte intelectual de la mitad de la población.
Silvia Torres tomó buena nota de estas ideas.

Avenida Paseo de la Reforma, ciudad de México. Crédito: web verne.elpais.com
Avenida Paseo de la Reforma, ciudad de México. Crédito: web verne.elpais.com

A los 18 años de edad comenzó a estudiar Física en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ese fue el momento exacto en el que inició su carrera como astrónoma: en 1958.
Al curso de Astrofísica que se impartía en la Facultad,  asistían apenas cuatro alumnos: dos hombres y dos mujeres. Esto revela lo desconocida que era en México esta rama de la ciencia.

En 1959, Silvia Torres utilizó la primera computadora que llegó a México. Era una de las 2.000 computadoras IBM-650 que se produjeron a partir del año 1954 hasta 1960.
La IBM-650 era de tamaño enorme y necesitaba una sala totalmente refrigerada para que los circuitos no se recalentaran.

Poco después de terminar ese curso, Silvia Torres trabajó como ayudante de investigación en el Observatorio Astronómico Nacional de México.

Auto retrato del astrónomo Alan Fitzsimmons, el 13 de mayo de 2013. Crédito: ESO /A
Auto retrato del astrónomo Alan Fitzsimmons, el 13 de mayo de 2013. Crédito: ESO /A

La jovencísima Silvia ya estaba cautivada por la astronomía y se había decidido a conseguir un doctorado.
Pronto averiguó que casi todas las universidades más prestigiosas estaban en Estados Unidos. Además, le dijeron que en los grados superiores, solamente admitían hombres.

Silvia intentó matricularse en la Caltech. Ahí tenía alguna posibilidad de que la aceptaran porque su marido, Manuel Peimbert, también quería estudiar astronomía. Ella podría asistir como su esposa.

Sin embargo, en vez de elegir Caltech, Silvia Torres gestionó la concesión de una beca para estudiar en la Universidad de California, Berkeley, la cual sí era mixta. Ahí podría estudiar para un doctorado en astronomía.

Durante sus estudios de posgrado, tuvo dos profesores que la impactaron de manera especial: Louis Henyey por su generosidad y autodisciplina en la investigación; y George Wallerstein por su gran interés en el conocimiento.

Además, el profesor Wallerstein estimulaba a los estudiantes jóvenes para que empezaran a realizar investigaciones desde las primeras etapas de sus estudios.

Poco antes de que el hombre pisara la Luna, Silvia Torres Castilleja se convirtió en la primera mexicana que obtuvo el título de doctora en astronomía.

La primera doctora española en astronomía, fue Antonia Ferrín. La primera doctora chilena en astronomía fue María Teresa Ruiz. Silvia Torres formó parte de este primer grupo de mujeres que bregaron por demostrar que podían conseguir todo lo que quisieran.

Los primeros trabajos de Silvia Torres en México
A su regresó a México, Silvia Torres se dedicó al estudio de la composición química de los gases calientes en el espacio.

La Universidad Autónoma de México es una de las 100 mejores universidades del mundo. Crédito: web sololista.net
La Universidad Autónoma de México es una de las 100 mejores universidades del mundo. Crédito: web sololista.net

Aunque recibió muchísimo apoyo de su familia, fue educada en un ambiente muy tradicional. Por lo cual, su decisión por la astronomía requirió de ella una valentía especial.

No se esperaba que  las mujeres tuvieran una carrera, de modo que cuidar a sus dos hijos al mismo tiempo que continuaba su carrera científica fue todo un reto.

Las valiosas aportaciones de Silvia Torres a la astronomía se produjeron en dos ámbitos: a) en el “estudio teórico” y b) en el campo “observacional” de la materia interestelar.

Sus investigaciones han contribuido al avance del conocimiento de las transformaciones que ha sufrido el gas en las galaxias, en las sucesivas etapas de las generaciones de estrellas.

Galaxia NGC 7331. Imagen obtenida por el equipo de OSIRIS y tratada por Daniel López
Galaxia NGC 7331. Imagen obtenida por el equipo de OSIRIS y tratada por Daniel López

En esos mismos años, Beatrice Tinsley, una astrónoma británica, estaba totalmente dedicada al estudio de las galaxias.

El trabajo de Silvia Torres se ha centrado en la determinación de las condiciones físicas y en la composición química de las nebulosas planetarias y de las regiones HI.

Las nebulosas planetarias son objetos que resultan en las fases finales de la evolución de las estrellas de masa intermedia. Estas nebulosas tienen una estrella central caliente que hace brillar al gas envolvente que la rodea.

El trabajo de Silvia Torres aportó datos importantes sobre las condiciones de formación de las estrellas que generan estos objetos, y de los procesos que ocurrieron en el interior de dichas estrellas.

Las HI son  regiones donde hace unos cuantos millones de años se han formado estrellas calientes con masas superiores a 15 veces la masa de nuestro Sol. También iluminan al gas cercano a ellas.

Los resultados de sus observaciones ayudaron a determinar condiciones físicas y la composición del gas.

Esto proporcionó indicaciones significativas para las teorías de evolución química de la Vía Láctea y de otras galaxias; también para la comprensión del Universo como un todo.

Silvia Torres fue “pionera” en la utilización de satélites para llevar a cabo las investigaciones. Realizó importantes observaciones con el “Explorador Ultravioleta Internacional” y con en el telescopio espacial Hubble.

Que una mujer mexicana haya podido utilizar satélites, demuestra el elevado prestigio de Silvia Torres en el ámbito científico. En centenares de ocasiones, las revistas especializadas han hecho referencia a sus investigaciones.

En el estudio de la Nube Mayor de Magallanes, se propuso determinar la abundancia de helio en los primeros tiempos, cuando el Universo inició la expansión.

La Gran Nube de Magallanes fue una de las maravillas que descubrió Hernando de Magallanes cuando circumnavegó la Tierra. Crédito: web observatorio.info
La Gran Nube de Magallanes fue una de las maravillas que descubrió Hernando de Magallanes cuando circumnavegó la Tierra. Crédito: web observatorio.info

Además de la investigación, la doctora Silvia Torres ha dedicado un gran esfuerzo a la edición de revistas científicas, a la promoción del desarrollo institucional, al estímulo de los estudios de posgrado en astronomía, y a la popularización de la ciencia.

En 1974, Silvia Torres comenzó a colaborar como editora de la “Revista Mexicana de Astronomía y Astrofísica”.  Lo hizo hasta 1998.
Ha participado como editora en varias revistas científicas internacionales.

Reconocimientos y premios recibidos por Silvia Torres

  • Medalla Guillaume Bude, por parte del College de France (1974).
  • Medalla Académica de la Sociedad Mexicana de Física ( 1983)
  • Premio Universidad Nacional de México.
  • Premio UNAM de Ciencias Exactas, Universidad Nacional Autónoma de México (1996).
  • Investigadora Emérita, Instituto de Astronomía de la UNAM (2000).
  • Medalla Heberto Castillo del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal.
  • Premio Nacional de Ciencias y Artes (2007).
  • Investigadora emérita de la UNAM (2007).
  • Investigadora emérita del Sistema Nacional de Investigadores (2007).
  • Medalla al Mérito en Ciencias, otorgada por la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México (2016).
  • Premio Nacional de Ciencias, Gobierno Mexicano (2007).
  • Medalla de la Academia de Ciencias del Mundo en Desarrollo (2010).

A principios de 2011, obtuvo el premio L’Oréal-Unesco concedido por la Organización de las Naciones Unidas en el rubro de “Mujeres de la ciencia”, debido a sus investigaciones en torno a la composición química de las nebulosas planetarias.

La nebulosa de Orión. Crédito: Wikipedia
La nebulosa de Orión. Crédito: Wikipedia

Se casó con Manuel Peimbert, también fascinado con la astronomía. Con el tiempo, tuvieron  2 hijos: el hijo es astrónomo y la hija es bioquímica. Ambos trabajan en la Ciudad de México.

Cargos desempeñados por Silvia Torres
Fue nombrada directora del “Instituto de Astronomía de la UNAM”. Ha seguido los pasos de la doctora en astronomía Paris Pishmish, nacida en Turquía y nacionalizada mexicana. La doctora Paris Pishmish jugó un papel muy importante en la fundación y promoción de los estudios de astronomía modernos en la UNAM.

La doctora Silvia Torres, directora del Instituto de Astronomía. Crédito: web oei.es/historia
La doctora Silvia Torres, directora del Instituto de Astronomía. Crédito: web oei.es/historia

Aprovechando su prestigio y el cargo que ocupaba como directora del “Instituto de Astronomía de la UNAM” dio a conocer en público algunas de sus ideas:

“La ciencia en México ha crecido; el número de investigadores, de centros de investigación, de equipos ha aumentado pero no a la tasa que se requiere, es ahí donde está el problema y tenemos que buscar cómo hacerlo”.

“Las universidades deben participar en la difusión de la ciencia y la tecnología”.

“Hay que reconocer que la ciencia y la tecnología van de la mano y que se necesita industrializar el país”.

“Hay que apoyar a los nuevos científicos, abrir nuevas escuelas, otras universidades porque ellos tienen ambiciones de mejores oportunidades y no se las estamos ofreciendo, les estamos fallando”.

En el año 2009, Silvia Torres fue nombrada “miembro titular” del “Seminario de Cultura Mexicana”.

También ha formado parte de  ​la “Sociedad Astronómica del Pacífico”  y de la “Sociedad Astronómica Americana”.​

Presidenta de la Unión Astronómica Internacional
De 2003 a 2006, Silvia Torres ostentó el cargo de vicepresidenta de la “Unión Astronómica Internacional” (UAI), International Astronomical Union (IAU).

En el año 2012, Silvia Torres fue elegida por la Asamblea General de la “Unión Astronómica Internacional” para ser la presidenta de este organismo, desde 2015 hasta 2018. La anterior mujer en ocupar el cargo fue Catherine Cesarsky; lo fue durante el período 2006-2009.

El 14 de agosto de 2015, Silvia Torres Castilleja, una vez más hizo historia y llenó de orgullo a las mujeres mexicanas. No sólo era la primera doctora en astronomía de México, sino que era la primera mexicana que iba a presidir la Unión Astronómica Internacional, organismo con sede en París y que agrupa a más de 11.000 especialistas de 90 países.

Para la científica mexicana, la principal tarea durante los tres años de su gestión ha sido la promoción de la cooperación astronómica a nivel mundial.

Desde su posición de presidenta de la IAU, Silvia Torres se ha comprometido a potenciar aún más la investigación mexicana. Ha querido difundir la idea de que es importante mostrar a la comunidad científica que en México se hace investigación y que hay resultados. También,  que hay presencia femenina en el desarrollo científico del país.

Silvia Torres en la aceptación de la Medalla al Mérito de Ciencias, en 2015. Crédito: Wikipedia.
Silvia Torres en la aceptación de la Medalla al Mérito de Ciencias, en 2015. Crédito: Wikipedia.
Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: