Biografía de Helen Sharman

Helen Sharman viajó al espacio como astronauta a los 28 años. Crédito: web amsat-uk.org Helen Sharman viajó al espacio como astronauta a los 28 años. Crédito: web amsat-uk.org

Helen Sharman, británica, doctora en Química. El 18 de mayo de 1991 se convirtió en la primera cosmonauta británica en viajar al espacio. Lo hizo a bordo de la nave espacial Soyuz TM-12.

Helen Sharman nació el 30 de mayo de 1963, en Grenoside un barrio de Sheffield, ciudad situada en el condado de Yorkshire del sur, en el Reino Unido.

Calle principal de Grenoside en 1955. Crédito: web francisfrith.com
Calle principal de Grenoside en 1955. Crédito: web francisfrith.com

Helen es hija de John Sharman y de Lyndis Sharman. Tiene dos hermanos: James Sharman y Andrea Sharman.

En 1984, cursó los estudios superiores en la Universidad de Sheffield. En 1984, a los 21 años, se graduó en Química.

Inmediatamente después, animada por padres, Helen se inscribió en el Birkbeck College de la Universidad de Londres. Es una universidad que forma parte de la Universidad Federal de Londres.

El Birkbeck College es una universidad pública de investigación, ubicada en el barrio de Bloomsbury, en Londres. Crédito: en.wikipedia.org
El Birkbeck College es una universidad pública de investigación, ubicada en el barrio de Bloomsbury, en Londres. Crédito: en.wikipedia.org

Al término de sus estudios en el Birkbeck, Helen Sharman obtuvo un Doctorado en Química, con una tesis sobre la luminiscencia de los iones de las tierras raras.

Vida laboral de Helen Sharman antes del vuelo espacial
Una vez obtenido el doctorado en química, Helen trabajó como ingeniera en el desarrollo de los tubos de rayos catódicos, para la “General Electric Company”, compañía de electricidad y electrónica, de Londres.

Posteriormente, fue contratada como química, en la “Mars Incorporated”, donde trabajó investigando en los sabores y propiedades del chocolate.

Helen Sharma en el proyecto anglo-soviético
En 1989, cuatro años antes de que se empezara la construcción de la Estación Espacial Internacional, un grupo de empresas británicas firmó un acuerdo con la Unión Soviética, para trabajar en un proyecto común destinado a enviar “cosmonautas” a la estación espacial Mir.

Mir significa paz” en ruso. Fue la primera estación espacial. Crédito: web abc.es/20121112/ciencia
Mir significa paz” en ruso. Fue la primera estación espacial. Crédito: web abc.es/20121112/ciencia

La Mir fue la primera estación espacial de investigación. Había sido ensamblada en órbita al conectar de forma sucesiva distintos módulos, cada uno lanzado de forma separada, desde el 19 de febrero de 1986 hasta el año 1996.
Estaba situada en una órbita entre los 300 y 400 kilómetros de la superficie terrestre, orbitando completamente la Tierra en menos de dos horas.

La Mir servía como laboratorio de pruebas para numerosos experimentos científicos y observaciones astronómicas.

En 1989, Helen Sharman escuchó un anuncio en la radio, en el que se anunciaba la selección de científicos británicos para una misión espacial rusa. Se requerían buenos conocimientos académicos y capacidad de aprender una lengua extranjera.

Helen se presentó junto a otros 13.000 candidatos. El 25 de noviembre de 1989 fue seleccionada para realizar 18 meses de entrenamiento en el “Centro Gagarin”.

Helen se sometió a un riguroso proceso de selección, que se centró en las evaluaciones médicas y psicológicas, incluida la tolerancia al mareo de altura y el movimiento, la comprensión técnica, las habilidades prácticas, cómo vivir en un reducido espacio y cómo afrontar el regreso. Que podría terminar en tierra o en el mar.

Durante estos 18 meses en la “Ciudad de las Estrellas”, un pequeño pueblo situado al noreste de Moscú, aprendió a hablar ruso. También tuvo oportunidad de conocer a las familias de los cosmonautas.

Finalmente fue seleccionada en calidad de “cosmonauta”, para la misión Soyuz TM-12 que viajaría hasta la estación espacial Mir. En las misiones espaciales era importante contar con científicos; de ahí que la NASA seleccionara a mujeres como Peggy Whitson y Shannon Lucid expertas también en química y bioquímica.

La misión Soyuz TM-12, incluyó también a los cosmonautas soviéticos Anatoly Artsebarsky y Serguéi Krikaliov; tuvo 8 días de duración. La mayor parte de estos días transcurrieron en el interior de la Mir.

La Soyuz TM-12 fue lanzada el 18 de mayo de 1991 y se acopló a la estación Mir el 20 de mayo de 1991.

Los dos cosmonautas que ya estaban en la Mir dieron la bienvenida a bordo al comandante Anatoli Artsebarski, al ingeniero de vuelo Sergei Krikalev y a la investigadora británica Helen Sharman.

La tripulación de la Soyuz M-12. Artsebarski, Helen Sharman y Krikalev. Crédito: web spacefacts.de
La tripulación de la Soyuz M-12. Artsebarski, Helen Sharman y Krikalev. Crédito: web spacefacts.de

El programa experimental de Helen Sharman, que fue diseñado por los soviéticos, estuvo centrado en gran medida hacia las ciencias de la vida, la especialidad de esta química británica.

Una vez en el espacio, las tareas de Helen incluyeron experimentos médicos, agrícolas y químicos, pruebas de materiales, trabajo de observación de la Tierra y operación de un enlace de radio amateur con estudiantes británicos de escuela.

En un compartimento que no estaba tan protegido de la radiación cósmica como otros compartimientos Mir, se colocó una bolsa de 250.000 semillas de pensamiento. Cuando estas semillas estuvieron de regreso a la Tierra, se utilizaron para que los estudiantes de escuelas británicas las usaran como parte de un experimento que consistió en investigar los efectos del viaje espacial en las semillas, comparándolas con una muestra de control.

Mientras estuvo en la Mir, Helen realizó experimentos con superconductores de alta temperatura con el dispositivo Elektropograph-7K.

El 21 de mayo de 1991, Helen Sharman tuvo una sesión de comunicación por radio, con nueve escuelas británicas. Durante la sesión de comentó que la Mir estaba experimentando problemas con la instalación solar debido a la orientación cambiante de la estación.

A última hora de ese día, los ventiladores, las bombas de circulación y otros equipos se apagaron. Las luces empezaron a apagarse. La causa fue el fallo de una computadora que controlaba el sistema de orientación de los paneles solares. Al no recibir correctamente la luz del Sol, se agotaron las baterías.

Afanaseyev y Manarov le dijeron a Helen que tales problemas habían ocurrido antes. Cuando la luz del Sol volvió a incidir en la pantallas, la estación pudo recargar sus baterías.

Junto con otras actividades, se realizaron entrevistas a los medios y una conversación telefónica con el presidente Mikhail Gorbachev.

El regreso a la Tierra fue el 28 de mayo de 1991. Aterrizó en Kazajistán. Crédito: web austromir.at
El regreso a la Tierra fue el 28 de mayo de 1991. Aterrizó en Kazajistán. Crédito: web austromir.at

Vida de Helen Sharman después de su odisea en el espacio
No cabe duda de que todo el Reino Unido se sintió orgulloso de tener a la primera mujer astronauta británica.

Sobre todo en su ciudad, recibió toda suerte de honores. En 1991 fue elegida para portar la llama en la ceremonia de inauguración de los juegos deportivos universitarios en Sheffield.

En 1993, por ser pionera en el espacio, fue nombrada miembro honorario de la Real Sociedad de Química del Reino Unido.

La escuela británica de Assen, Países Bajos fue nombrada “Helen Sharman School” en su honor.​

Después de su regreso del espacio, Helen pasó muchos años comunicando a los jóvenes y al público en general, la ciencia y sus beneficios. Participó en conferencias y en eventos científicos.

Colaboró con la cadena de televisión de la BBC, en tres series del programa “Viendo a través de la ciencia”.

Publicó el libro “Aprovechar el momento”, con el propósito de que los jóvenes aprendan de la experiencia que ella tuvo, apostando por algo difícil pero no imposible.

Recibió una “Medalla por Méritos en la Exploración del Espacio”, y la apreciada “Excelentísima Orden del Imperio Británico”.

La Reina Isabel, en el castillo de Windsor, honra a la primera astronauta británica. Crédito: web express.co.uk
La Reina Isabel, en el castillo de Windsor, honra a la primera astronauta británica. Crédito: web express.co.uk

Helen Sharman sigue participando en campañas para la mejora de la educación científica en el Reino Unido.

Más recientemente, ha trabajado como Gerente en el “Laboratorio Nacional de Física” en Teddington y en la Universidad Kingston de Londres.

Actualmente, Helen Sharman es “Gerente de Operaciones” del Departamento de Química, en el Imperial College de Londres.

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: