Biografía de Vivien Leigh

Vivian Leigh elogiada por su belleza, fue sobre todo una gran actriz de teatro. Crédito: web es.wikipedia.org Vivian Leigh elogiada por su belleza, fue sobre todo una gran actriz de teatro. Crédito: web es.wikipedia.org

Vivian Leigh fue una actriz británica de teatro y cine.  Galardonada con dos premios Óscar a la mejor actriz.

Se la recuerda sobre todo por su papel como Scarlett O’Hara en la película “Lo que el viento se llevó”.

A pesar de su fama en la gran pantalla, fue sobre todo una actriz de teatro; durante su carrera de 30 años, desempeñó papeles que fueron desde las comedias de Noël Coward y George Bernard Shaw hasta personajes clásicos de Shakespeare como Ofelia, Cleopatra, Julieta y Lady Macbeth.

Primeros años de Vivien Leigh hasta 1933

Vivien Leigh es el nombre artístico de Vivien Hartley.

Nació  el 5 de noviembre de 1913 en Darjeeling, en el actual estado de Bengala Occidental, de la India.

Vivien era hija única del financiero británico escocés Ernest Hartley.

Su madre,  Gertrude Frances, era católica, de ascendencia irlandesa y nacida en Darjeeling.

Ernest Hartley y Gertrude Frances se casaron en 1912 en el barrio londinense de Kensington.

Regresaron a la India y, al año siguiente, nació Vivien.

En 1917, Ernest Hartley fue trasladado a Bangalore como oficial en la caballería india.

Gertrude Hartley trató de inculcar en su hija el aprecio por la literatura.

Le dio a conocer las obras de Hans Christian Andersen, Lewis Carroll y Rudyard Kipling.

También se preocupó de que conociera historias de la mitología griega y del folclore indio.

Cuando Vivien cumplió seis años su madre la envió a Londres, como interna, al colegio del Convento del Sagrado Corazón.

Éste fue el primer colegio fundado en Inglaterra por las religiosas del Sagrado Corazón. Durante la II Guerra Mundial, este convento quedó totalmente destruido.

Viajes por Europa con sus padres

Su padre la sacó del colegio y, durante cuatro años, Vivien pudo viajar con sus padres por diversas ciudades de Europa.

Estuvieron especialmente en Biarritz, San Remo y París.

La inscribían en las escuelas cada vez que podían, por lo que Vivien llegó a dominar el francés y el italiano.​

Cuando la familia regresó a Gran Bretaña, en 1931, Vivien ya tenía 18 años.

Comienzos de la carrera teatral de Vivien Leigh

Una vez establecidos en Inglaterra, Vivien les comunicó a sus padres su intención de ser actriz.

Poco después, su padre la inscribió en la Real Academia de Arte Dramático, en Londres.​

La Real Academia de Arte Dramático fundada en el año 1904, está situada en Bloomsbury, Londres. Crédito: web rada.ac.uk
La Real Academia de Arte Dramático fundada en el año 1904, está situada en Bloomsbury, Londres. Crédito: web rada.ac.uk

Al poco de empezar sus clases en la Academia, Vivien conoció a Herbert Leigh Holman, un abogado 13 años mayor que ella.​

Se enamoraron y  se casaron el 20 de diciembre de 1932. Vivien Hartley pasó a llamarse Vivien Holman.

Vivien Leigh perdió el interés por las clases y por las actuaciones. Por lo cual, abandonó los estudios de arte dramático en la Academia. ​

Vivien y Herbert Leigh Holman en 1932. Crédito: whosdatewho.com
Vivien y Herbert Leigh Holman en 1932. Crédito: whosdatewho.com

El 12 de octubre de 1933 dio a luz en Londres a su única hija, Suzanne, que más tarde se convertiría en la actriz Suzanne Farrington.

Inicios de Vivien Leigh como actriz hasta 1939

En 1935, por sugerencia de sus amigos, Vivien Holman desempeñó un pequeño papel como colegiala en la película de comedia musical británica “Things Are Looking Up” (“Las cosas están mirando hacia arriba”).
Fue su debut cinematográfico, aunque no figuró en los créditos.​

Para potenciar su carrera como actriz, Vivien Holman contrató a un agente, John Gliddon.

Éste opinó que Vivien Holman no era nombre adecuado para la publicidad.

Después de considerar numerosas sugerencias, ella decidió que su nombre artístico sería Vivien Leigh.​

En 1935, actuó en la obra teatral “The Mask of Virtue”, dirigida por Sidney Carroll. Vivien Leigh recibió excelentes críticas.

Un poeta la describió como “la esencia de la juventud inglesa”.

Surgió un problema cuando la obra fue trasladada a un teatro más grande.

Vivien Leigh fue incapaz de proyectar adecuadamente su voz. No conseguía mantener la atención de una audiencia tan numerosa. ​

El actor Laurence Olivier conoció a Vivien Leigh cuando acudió a ver una función de “The Mask of Virtue” y pasó a felicitarla por su magnífica actuación.

En 1937, Vivien Leigh y Laurence Olivier protagonizaron la película “Fire Over England” (“Inglaterra en llamas”).

Es un drama histórico que transcurre durante el reinado de Isabel I de Inglaterra. El argumento está centrado en la victoria de Inglaterra sobre la Armada Invencible.

​“Inglaterra en llamas” se hizo famosa porque, durante el rodaje, los dos amantes de la película iniciaron un apasionado romance en la vida real.

Todo esto fue muy escandaloso, pues Laurence Oliver estaba casado con la actriz Jill Esmond; y  Vivien continuaba unida a Herbert Leigh Holman.

En esos meses, Vivien Leigh leyó la novela de Margaret MitchellLo que el viento se llevó”.

Vivien se vio claramente reflejada en el personaje de Scarlett O’Hara; y le dio instrucciones a su representante estadounidense para que la recomendara a David O. Selznick, que estaba planeando una versión cinematográfica de la novela.​

Mientras tanto, Vivien Leigh fue elegida para interpretar a Ofelia en  la adaptación teatral que había realizado Laurence Oliver  de la tragedia “Hamlet” de William Shakespeare.​

A partir de ese momento, comenzaron a vivir juntos, pero sin casarse pues sus respectivos esposos se habían negado a concederles el divorcio.

En 1938, Vivien Leigh actuó junto a Robert Taylor, Lionel Barrymore y Maureen O’Sullivan en “A Yank at Oxford” (Un yanqui en Oxford)´.

Ésta fue la primera de sus películas que atrajo la atención hacia ella en los Estados Unidos.

Durante la producción, adquirió una reputación de carácter difícil e irrazonable. Esto era porque le disgustaba su papel secundario.

Además, se daba cuenta de que sus excentricidades parecían resultarle beneficiosas.​

En 1938, trabajó junto a Charles Laughton y Rex Harrison en “Calles de Londres”.

En esta película, un artista callejero (Charles Laughton) desarrolla el talento de una chica humilde (Vivien Leigh). Y un compositor (Rex Harrison) la lleva hasta lo más alto de la fama en música. ​

Vivien Leigh y «Lo que el viento se llevó»

El productor Samuel Goldwyn le hizo una oferta a Laurence Olivier para el papel protagonista en la película Cumbres Borrascosas (1939).

Goldwyn y el director de la película, William Wyler, ofrecieron a Vivien Leigh un papel secundario, que ella rechazó.

Laurence Olivier viajó a Hollywood, y Vivien Leigh se quedó en Londres, aunque por poco tiempo.

En febrero de 1938, Vivien Leigh le había pedido a su representante en Estados Unidos que la consideraran para desempeñar el papel de Scarlett.

David O. Selznick había visto las actuaciones de Vivien y pensó que era una bella actriz, pero de ninguna manera una posible Scarlett porque era “demasiado británica”.

A pesar de esta negativa inicial, Vivien Leigh viajó a Los Ángeles para estar con Laurence Olivier.

Al llegar, Vivien trató de convencer a David Selznick de que ella era la persona adecuada para el papel.

Poco después consiguió el papel y trabajó en la inolvidable película “Lo que el viento se llevó”.

Lo que el viento se llevó” (“Gone with the Wind”) es una película estadounidense de cine épico, histórico y romántico, adaptación de la novela de 1936 de Margaret Mitchell. Producida por David O. Selznick y dirigida por Víctor Fleming.

La historia se desarrolla en el sur de Estados Unidos, con el telón de fondo de los albores de la Guerra de Secesión y la reconstrucción del país.

La película narra la historia de Scarlett O’Hara, la resuelta hija de los propietarios de una plantación de Georgia.

Los protagonistas están interpretados por Vivien Leigh (Scarlett), Clark Gable (Rhett Budler), Leslie Howard  y Olivia de Havilland.

Clark Gable y Vivien Leigh principales protagonista de la película “LO que el viento se llevo”. Crédito: web bbc.com/mundo/noticias
Clark Gable y Vivien Leigh principales protagonista de la película “LO que el viento se llevo”. Crédito: web bbc.com/mundo/noticias

El rodaje se retrasó durante dos años por la determinación de Selznick de asegurar a Clark Gable para el papel de protagonista masculino.

También influyó en el retraso,la búsqueda de actriz para el papel de Scarlett O’Hara. Hubo que entrevistar a 1.400 actrices antes de tomar la decisión.

En ocasiones, Vivien debía trabajar los siete días de la semana, a menudo hasta altas horas de la noche.

Le confesó a Laurence Oliver que odiaba actuar en el cine y que no quería volver a rodar nunca más una película.

Vivien Leigh en el papel de Scarlett en la película “Lo que el viento se llevó”. Crédito: web lavanguardia.com
Vivien Leigh en el papel de Scarlett en la película “Lo que el viento se llevó”. Crédito: web lavanguardia.com

Lo que el viento se llevó” ganó diez premios Óscar, incluido el de mejor actriz para Vivien Leigh.

El Círculo de Críticos de Cine de Nueva York le otorgó un premio como mejor actriz.

Sus primeras actuaciones le habían proporcionado un éxito inmediato en Gran Bretaña.

Pero fue relativamente desconocida en otras partes del mundo hasta el estreno de Lo que el viento se llevó.

El historiador y crítico de cine Leonard Maltin describió la película como una de las más grandes de todos los tiempos. Añadió que Vivien Leigh desempeñó brillantemente su papel.​

Matrimonio y primeros trabajos con Olivier

En febrero de 1940 Jill Esmond aceptó divorciarse de Laurence Olivier; a su vez, Leigh Holman se divorció de Vivien, aunque ambos mantuvieron una estrecha amistad por el resto de su vida.

Jill Esmond recibió la custodia de Tarquin, su hijo con Olivier; y Herbert Leigh recibió la custodia de Suzanne, su hija con Vivien Leigh.

Vivien Leigh y Laurence Olivier estuvieron casados 20 años. Crédito: web eluniverso.com/entretenimiento
Vivien Leigh y Laurence Olivier estuvieron casados 20 años. Crédito: web eluniverso.com/entretenimiento

El 31 de agosto de 1940, Vivien y Laurence se casaron en Santa Bárbara (California), en una ceremonia a la que asistieron solamente sus anfitriones y los testigos: Katharine Hepburn y Garson Kanin.

Vivien Leigh había realizado una prueba de pantalla y esperaba coprotagonizar junto a su marido, la película Rebecca (1940), que iba a ser dirigida por Alfred Hitchcock con Olivier en el papel principal.

Después de ver la prueba de pantalla de Vivien Leigh, David Selznick señaló que no parecía la actriz adecuada para el personaje.

Además Selznick hizo ver que Vivien no había demostrado ningún entusiasmo por el papel hasta que Olivier fue confirmado como protagonista.

Le dio el papel de Rebecca a Joan Fontaine. ​

Vivien Leigh a partir de 1940

En 1940, Vivien Leigh trabajó en la película “El puente de Waterloo”, junto con Robert Taylor, por entonces en la cumbre de su éxito, como una de las estrellas masculinas más populares de la Metro-Goldwyn-Mayer;-

Sus recaudaciones en taquilla reflejaban la gran acogida entre la audiencia y la crítica.​

Una bailarina (Vivien Leigh) se enamora de un oficial británico (Robert Taylor) antes de la Primera Guerra Mundial. Crédito: web mubi.com
Una bailarina (Vivien Leigh) se enamora de un oficial británico (Robert Taylor) antes de la Primera Guerra Mundial. Crédito: web mubi.com

Vivien y Laurence montaron una producción teatral de “Romeo y Julieta” para Broadway.

Pero La prensa de Nueva York les fue totalmente desfavorable y el fracaso fue un desastre financiero para ambos.​

En el año 1941, ambos protagonizaron la película “That Hamilton Woman”, conocida también como “Lady Hamilton”.

Fue una de películas que Hollywood realizó con el objetivo de despertar un sentimiento pro británico entre el público estadounidense.​

La película fue popular en los Estados Unidos y un éxito excepcional en la Unión Soviética.​

Además fue el comienzo de una grande y larga amistad del matrimonio Olivier Leigh, con Winston Churchill.

En 1943, Vivien Leigh recorrió el norte de África, como integrante de una revista teatral destinada a alentar a las fuerzas armadas desplazadas en la región.

Vivien Leigh actuó para las tropas antes de caer enferma con una tos persistente y fiebre.​

En 1944 se le diagnosticó tuberculosis en el pulmón izquierdo y pasó varias semanas en el hospital.

En 1945, Vivien Leigh estaba rodando “César y Cleopatra”, una película británica adaptada de la novela de Bernard Shaw, cuando descubrió que estaba embarazada.

Poco después sufrió un aborto espontáneo y cayó temporalmente en una profunda depresión.

Su esposo Laurence Olivier presenció cómo Vivien tenía varios días de hiperactividad, seguidos de un período de depresión y un colapso nervioso.

Después de este episodio, Vivien no recordaba nada y quedó sumamente avergonzada.​

Vivien Leigh y Laurence Olivier desde 1946 a 1948

Con la aprobación de su médico, Vivien Leigh pudo volver a actuar en 1946.

Sin embargo, todas las películas del Reino Unido de este período, se vieron afectadas negativamente por un boicot de Hollywood a las películas británicas.

En 1947 Laurence Olivier fue nombrado caballero y Vivien Leigh lo acompañó al palacio de Buckingham para la investidura.

Sir Olivier y Vivien Leigh. Crédito: web harpersbazaar.com
Sir Olivier y Vivien Leigh. Crédito: web harpersbazaar.com

En 1948, Sir Olivier pasó a formar parte de la junta directiva del teatro Old Vic de Londres.

Con la finalidad de recaudar fondos para el teatro, emprendió junto a su esposa una gira teatral de seis meses por Australia y Nueva Zelanda.

Laurence Olivier apreciaba la habilidad de Vivien Leigh para cautivar a la prensa.

Ambos tuvieron un éxito clamoroso con las obras teatrales que presentaron.

Sin embargo, los miembros de la compañía recordaron más adelante varias peleas entre la pareja.

El altercado más dramático ocurrió en Christchurch, Nueva Zelanda, cuando hubo intercambio de insultos y bofetadas entre Laurence y Vivien.

El éxito de la gira animó a los Olivier a hacer su primera aparición juntos en el West End, representando las mismas obras que en la gira; y una más, “Antígona”, incluida ante la insistencia de Vivien Leigh porque deseaba actuar en una tragedia.​

En 1951, Vivien Leigh consiguió el papel de Blanche DuBois en la película basada en la obra del dramaturgo Tennessee WilliamsUn tranvía llamado Deseo”.

Ésta es considerada una de las obras más importantes de la literatura estadounidense.

Cuenta la historia de Blanche DuBois, una dama sureña con delirios de grandeza, refugiada en un mundo inventado; presumida, altanera y desequilibrada; y Stanley Kowalski, su rudo cuñado, miembro de la clase inmigrante proletaria.

La película, dirigida por Elia Kazan, ganó varios premios, entre ellos un Oscar en la categoría de Mejor Actriz, por la actuación de Vivien Leigh como Blanche DuBois.

Vivien Leigh y Marlon Brando en una escena de la película “Un tranvía llamado deseo”. Crédito: web ruasmagazine.es
Vivien Leigh y Marlon Brando en una escena de la película “Un tranvía llamado deseo”. Crédito: web ruasmagazine.es

Tennessee Williams comentó que Vivien Leigh dio al papel “todo lo que imaginé para él, y mucho de lo que nunca había soñado”.

Vivien Leigh tenía sentimientos encontrados acerca de su relación con el personaje; en años posteriores, dijo que interpretar a Blanche DuBois la volvió loca.

Vida de Vivien Leigh desde 1951 a 1960

En 1951 Vivien Leigh y Laurence Olivier interpretaron dos obras teatrales sobre Cleopatra: “Antonio y Cleopatra” de William Shakespeare; y “César y Cleopatra” de Bernard Shaw.

Alternaban las obras cada noche. Obtuvieron buenas críticas.

 En 1952, llevaron estas dos producciones a Nueva York, representándolas durante una temporada.​

Las críticas también fueron positivas, pero uno de los críticos los enfureció cuando sugirió que Vivian Leigh era hermosa, pero carecía de talento.

En enero de 1953, Vivian viajó a Ceilán para filmar “La senda de los elefantes” junto a Peter Finch.

Poco después de que comenzara el rodaje, sufrió un colapso nervioso y Olivier la llevó de regreso a su casa en Gran Bretaña.

Tras varios meses de recuperación, pudo acudir al escenario de Stratford-upon-Avon representando algunas obras de Shakespeare, junto a Laurence Olivier.

Llenaron los aforos, recibieron buenas críticas, y la salud de Vivien Leigh parecía estable.

En 1956, Vivien quedó embarazada. Lamentablemente, varias semanas más tarde abortó y entró en un período de depresión que duró meses.

Sus frecuentes ataques contra Laurence se hicieron insoportables. En Londres, su ex marido, Herbert Leigh se quedó con los Olivier y ayudó a calmarla.​

En 1958, Vivien inició una relación con el actor Jack Merivale, quien estaba al tanto de la situación médica de la actriz.

Merivale le aseguró a Laurence Olivier que él la cuidaría.

En 1960, Vivien y Laurence se divorciaron.

En su autobiografía, Olivier habló de los años de tensión que habían sufrido debido a la enfermedad de Leigh: “A lo largo de su posesión por ese monstruo increíblemente maligno, la depresión maníaca, con sus mortales y cada vez más estrechas espirales, ella mantuvo su buen juicio personal, una habilidad para disfrazar su verdadera condición mental de casi todos excepto yo, para quienes difícilmente podrían esperarse el problema.”​

Últimos años y muerte de Vivien Leigh

La relación de Vivien con el actor Merivale demostró ser una influencia estabilizadora para Leigh. Merivale se unió a ella para una gira por Australia, Nueva Zelanda y América Latina, que duró desde julio de 1961 hasta mayo de 1962.

La actriz disfrutó de críticas positivas sin compartir protagonismo con Laurence Olivier.

En 1963, a pesar de que todavía sufría episodios de depresión, Vivien Leigh continuó trabajando en el teatro.

Ese mismo año ganó un premio Tony a la mejor actriz en un musical.

En 1965, apareció en la película “El barco de los locos”,  dirigida por Stanley Kramer. Antes del rodaje, Kramer no estaba al corriente del frágil estado físico y mental de Vivien.

Ella estaba enferma; tuvo un coraje casi increíble para seguir adelante y hacer la película.

El papel que interpretaba se hallaba cargado de paranoia.

Esto afectó  mucho a Vivien y sufrió crisis nerviosas que perjudicaron a su relación con otros actores. Entre ellos estaban Simone Signoret y Lee Marvin; ambos fueron compasivos y comprensivos.​

Durante la escena de una violación, Leigh se vio turbada y golpeó a Marvin con tanta fuerza con un zapato de tacón, que le marcó la cara.​

En mayo de 1967, sufrió una recaída en su tuberculosis.​ Tras varias semanas de reposo pareció que se recuperaba.

Durante la noche del 7 de julio de 1967, Merivale la dejó como de costumbre en su apartamento de Eaton Square para ir a actuar en una obra de teatro.

Cuando regresó a casa poco antes de la medianoche, la encontró dormida.

Treinta minutos más tarde, entró en el dormitorio y descubrió su cuerpo en el suelo. Ella había intentado ir al baño y, cuando sus pulmones se llenaron de líquido, se colapsaron y se asfixió.

Su fallecimiento se dio a conocer públicamente el 8 de julio de 1967 y las luces de todos los teatros del centro de Londres se apagaron durante una hora.​

Se celebró un servicio católico en la Iglesia de Santa María, en Londres. A su funeral asistieron las celebridades del teatro y el cine británico.​

De acuerdo con sus últimas voluntades, Vivien Leigh fue incinerada y sus cenizas fueron dispersadas en el lago junto su casa de campo en Tickerage Mill, cerca de Blackboys, Sussex Oriental.

Dos de las numerosas webs que aportan información acerca de Vivien Leigh, son: «La Vanguardia» y «Vanidades«.

Casa en la que vivió Vivien Leigh desde 1960. Crédito: web mylusciouslife.com
Casa en la que vivió Vivien Leigh desde 1960. Crédito: web mylusciouslife.com

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: