Biografía de Kiri Te Kanawa soprano neozelandesa

Kiri Te Kanawa desarrolló una de las carreras más elegantes del panorama operístico internacional. Crédito: web es.wikipedia.org Kiri Te Kanawa desarrolló una de las carreras más elegantes del panorama operístico internacional. Crédito: web es.wikipedia.org

Kiri Te Kanawa es neozelandesa, soprano de ópera.​ De gran belleza física y de porte majestuoso, era la cantante ideal para encarnar princesas y damas nobles en las óperas. Su voz de textura y timbre agradables, la convirtieron en una de las sopranos más aplaudidas en los años ochenta.

En 1981, la escucharon unos 600 millones de personas en todo el mundo cuando, en la boda del Príncipe de Gales con Lady Diana Spencer, interpretó el aria “Let the Bright Seraphim” (“Deja al brillante serafín”), de Händel.

En 1982, La Reina Isabel la honró con el título de «Dama Comandante del Imperio Británico”. Su voz de soprano rivaliza en la historia de la música con las de Monserrat Caballé, María Callas y Renata Tebaldi.

Biografía familiar de Kiri Te Kanawa

Kiri Te Kanawa nació en Gisborne, Isla Norte de Nueva Zelanda, el 6 de marzo de 1944. de nacimiento Claire Mary Teresa Rawstron.

A las pocas semanas de nacer, fue adoptada por Thomas Te Kanawa, un maorí; y por su esposa, Nell, de origen irlandés.

Su madre adoptiva y su madre biológica eran irlandesas. Su padre adoptivo y su padre biológico, maoríes. Poco más se sabe de sus padres biológicos.

Sus padres adoptivos son para ella una historia de amor. Kiri Te Kanawa ha dicho que hubiera querido tener más tiempo, unos años más, para darles las gracias y devolverles en parte, lo que ellos le dieron.

Sus padres percibieron muy pronto el extraordinario talento de Kiri e invirtieron hasta el último penique en su educación musical.

Gisborne es la primera ciudad del mundo que ve la luz del nuevo día. Crédito: nuevazelanda-kiaora.blogspot.com
Gisborne es la primera ciudad del mundo que ve la luz del nuevo día. Crédito: nuevazelanda-kiaora.blogspot.com

Su madre adoptiva murió muy temprano y sólo su padre pudo ver algo de su triunfal carrera.

Thomas Te Kanawa la acompañó por todo el mundo en sus giras.

Juventud de la notable cantante Kiri Te Kanawa

En su adolescencia y primera juventud, Kiri Te Kanawa fue una popular cantante de canciones ligeras, en Nueva Zelanda.

Fue alumna de una famosísima profesora de canto, Sor Mary Leo, la cual le enseñó los fundamentos técnicos de la voz.

En 1965, a los 21 años, ganó un concurso de canto en Nueva Zelanda y recibió una beca para ir a estudiar en Londres.

En 1966 se inscribió en el London Opera Centre, donde estudió con la cantante húngara Vera Rózsa, famosa maestra de canto, residente en Inglaterra desde 1954.

Como profesora durante más de medio siglo, Vera Rózsa alentó y desarrolló las voces de grandes figuras del canto. Crédito: web telegraph.co.uk
Como profesora durante más de medio siglo, Vera Rózsa alentó y desarrolló las voces de grandes figuras del canto. Crédito: web telegraph.co.uk

Vida familiar de la soprano Kiri Te Kanawa

En 1967, Kiri Te Kanawa se casó con Desmond Park.

Adoptaron a dos niños: Antonia y Thomas.  Antonia es tres años mayor que Thomas.

Kiri Te Kanawa y Desmond Park convivieron durante 30 años. Crédito: web pinterest.es
Kiri Te Kanawa y Desmond Park convivieron durante 30 años. Crédito: web pinterest.es

Durante su posterior vida de famosa soprano, Kiri sabía que sus hijos y su esposo, la esperaban ansiosos en Londres, para verla seis meses al año.

El canto no le daba tregua a Kiri Te Kanawa, una perfeccionista disciplinada.

Durante los meses que vivía en Londres volvía a sus clases de canto, dos veces por semana para perfeccionar la técnica.

Kiri Te Kanawa lo explicaba así: «Es como los jugadores de tenis. Repetir siempre las mismas técnicas: raqueta atrás-pegarle a la pelota, raqueta atrás-pegarle a la pelota. Lo que se hace es repetir las mismas técnicas de sonido para saber enfrentar el clímax del canto«.

Ellos tres querían tenerla en casa.

Era duro para los niños, era duro para su marido, era duro para ella. Siempre fue un sacrificio enorme.

Dando a conocer la parte sacrificada de sus viajes, dijo: «Vives encerrada, concentrándote en tu trabajo, con el terror constante de salir afuera porque puedes enfriarte. Cuidar la garganta, cuidar este pedazo del cuello se transforma en una obsesión. No puedes trasnochar, no puedes hablar demasiado, no puedes estar en una sala con humo, no puedes tener los pies fríos, no puedes ir a una fiesta«.

Estar entre las primeras sopranos del mundo es extremadamente fascinante y extremadamente aburrido«.

Carrera internacional desde 1971 hasta 1997

Kiri Te Kanawa comenzó su carrera como mezzo-soprano; pero más tarde, por consejo del director de orquesta Richard Bonynge, se cambió a soprano.

Es considerada una suprema exponente de su generación en papeles de las obras de Mozart y de Strauss.

También hizo exitosas incursiones en el repertorio de VerdiHändel.

En 1971, Kiri Te Kanawa hizo un memorable debut en el Royal Opera House (Covent Garden) como la condesa Almaviva de Las bodas de Fígaro, de Mozart.

Kiri Te Kanawa interpretó a la condesa Almaviva. Crédito: youtube.com
Kiri Te Kanawa interpretó a la condesa Almaviva. Crédito: youtube.com

En las compañías de ópera inglesas, actuó con éxito, interpretando a Idamante, en la ópera Idomeneo de Mozart; y a Ellen en la ópera La donna del lago, de Rossini; y a Carmen en la ópera de Georges Bizet. Desde entonces, su carrera fue prácticamente imparable.

Cantó luego con la Ópera de Escocia, con la Ópera de Berlín, en el festival de Glyndebourne, en la Ópera de San Francisco y en la Ópera de Santa Fe, la capital de Nuevo México.

Lo que sucedió después, en 1974, fue un brillante camino sin obstáculos en el Metropolitan Opera House de Nueva York: Desdémona (Otello, de Verdi), Doña ElvIra (Don Giovanni, de Mozart) y Amelia (Simon Boccanegra, de Verdi).

En los años siguientes, actuó en la Ópera Lírica de Chicago, en la Ópera de París, en la Ópera de Sídney, en la Ópera de Viena, en La Scala de Milán, en la Ópera de San Francisco, en la Ópera de Múnich y en la Ópera de Colonia.

El repertorio de óperas de Kiri Te Kanawa

Este repertorio de óperas las había elegido Kiri Te Kanawa, especialmente porque estimulaban su voz y se adecuaban a su carácter.

También se especializó en diversos papeles pertenecientes a los repertorios francés y alemán, entre los que destacan el personaje de Margarita de la ópera Fausto, de Gounod.

Kiri Te Kanawa descuella también en la interpretación de las heroínas más líricas de Richard Strauss.

En 1979, Kiri Te Kanawa fue Doña Elvira en la película “Don Giovanni” basada en la ópera de Mozart y dirigida por Joseph Losey.

Kiri Te Kanawa en uno de los famosos dúos de Mozart. Crédito: web laopera.net/mozart
Kiri Te Kanawa en uno de los famosos dúos de Mozart. Crédito: web laopera.net/mozart

En 1982, cantó en París su única Tosca, de Puccini; y agregó en su repertorio a Elizabeth de Valois, de Don Carlo, de Verdi.

En 1987, en el  Royal Albert Hall, la Orquesta Sinfónica de Londres, grabó para la BBC una selección de los números más populares del musical “My Fair Lady”. Kiri Te Kanawa interpretó a Eliza Doolittle; y Jeremy Irons, al profesor Higgins.

La soprano Kiri Te Kanawa en España y Argentina

En mayo de 1991, Kiri Te Kanawa, que pasaba la mayoría de sus vacaciones de verano en algún lugar de Alicante, se presentó por primera vez en un escenario español, para cantar fragmentos de óperas.

Lo hizo en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, en el Palau de la Música de Valencia y en el Teatro de la Zarzuela de Madrid.

En los años 1993 y 1997, ofreció recitales en el Teatro Colón de Buenos Aires.

Últimos años de actividades musicales

En 1999, Kiri Te Kanawa publicó un álbum de canciones maoríes, para dar a conocer algo más su legado cultural.

En el año 2004, Kiri Te Kanawa decidió retirarse del escenario operístico.

Pero siguió actuando esporádicamente en conciertos y ha pasado la mayor parte de su tiempo en su residencia de Bahía de las Islas, en Nueva Zelanda.

El 26 de mayo de 2004, Kiri Te Kanawa ofreció un concierto en el Palacio de Bellas Artes de México, acompañada por la Orquesta Sinfónica Nacional.

Cantó varias piezas de Mozart, Puccini y Vivaldi.

El Palacio de Bellas Artes es el centro cultural más importante de México, declarado monumento cultural por la UNESCO. Crédito: web miviaje.com
El Palacio de Bellas Artes es el centro cultural más importante de México, declarado monumento cultural por la UNESCO. Crédito: web miviaje.com

En 2004,  puso en marcha la Fundación Kiri Te Kanawa, con la que da apoyo y asistencia financiera a cantantes y músicos neozelandeses.

Uno de sus sueños es que algún intérprete maorí se acerque a la institución, pero reconoció que no es muy usual que los miembros de su pueblo se dediquen a la ópera, por lo que la búsqueda continúa.

La grabación de “Nun’s Chorus”, de Casanova, la opereta compuesta por Ralph Benatzky en 1928 con música de Johann Strauss (hijo), en la que cantó Kiri Te Ka Kanawa, ganó el primer disco de oro de Nueva Zelanda.

En el año 2006, Kiri Te Kanawa participó en la séptima edición del Festival de Otoño de Jaén.

En este festival actuaron también la Compañía Nacional de Danza con Nacho Duato, el Orfeón Donostiarra y la Orquesta Filarmónica de Andalucía.

La Dama de la música ofreció el recital extraordinario acompañada al piano por su inseparable Julian Reynolds, en el Aula Magna de la Universidad de Jaén.

Demostró que, a pesar del natural desgaste del paso del tiempo, su voz aterciopelada seguía con la capacidad de emocionar  al público.

En septiembre del año 2010, la BBC promocionó que en el Hyde Park de Londres se reprodujeron las canciones de “West Side Story”.

A más de 50 años del estreno de esta obra maestra compuesta por un genio como Leonard Bernstein,

En vivo y ante más de 40.000 maravillados espectadores, el gran tenor español José Carreras y Kiri Te Kanawa, cantaron «Tonight» un número significativo de esta obra.

En 2013, Kiri Te Kanawa apareció en la popular serie televisiva británica «Downton Abbey«, en la que  interpretó a la soprano australiana Nellie Melba.

Su última actuación lírica tuvo lugar en octubre de 2016 en la ciudad australiana de Ballarat, cerca de Melburne.

Opera House en Wellington, Nueva Zelada. Crédito: K.Hanger, en la web de en.wikipedia.org
Opera House en Wellington, Nueva Zelada. Crédito: K.Hanger, en la web de en.wikipedia.org

En 2017, Kiri Te Kanaw anunció su retirada de los escenarios e indicó que no volvería a cantar en público.

Aseguró que no lamentaba haber tomado esta decisión y que no echaba de menos cantar.

Honores recibidos por Kiri Te Kanawa

En 1982, La Reina Isabel la honró con el título de «Dama Comandante del Imperio Británico”.

Kiri Te Kanawa batió un récord de popularidad en 1990, cuando un concierto al aire libre que dio en la ciudad neozelandesa de Auckland atrajo a una multitud de unas 140.000 personas.

En 1990, fue investida con la Orden de Australia. Esta distinción fue creada por la Reina Isabel II en 1975, con el  propósito de reconocer a ciudadanos de Australia y a otras personas, sus logros o por servicios meritorios.

En 1995, Kiri Te Kanawa fue condecorada con la prestigiosa Orden de Nueva Zelanda. Esta condecoración es el más alto honor de Nueva Zelanda. La Orden fue instituida en 1987 para reconocer un excelente servicio a la Corona y al pueblo de Nueva Zelanda.

Kiri Te Kanawa en una actuación con motivo de su incorporación al Hollywood Hall of Fame. Crédito: web gettyimages.fr
Kiri Te Kanawa en una actuación con motivo de su incorporación al Hollywood Hall of Fame. Crédito: web gettyimages.fr

En 2009, el nombre de Kiri Te Kanawa fue añadido al Paseo de la fama de HollywoodHollywood Hall of Fame.

Numerosas universidades le han otorgado títulos honoríficos: Cambridge, Oxford, Nottingham, Durham, Dundee, Warwick, Chicago, Auckland y Waikato-

Dos de las muchas webs que aportan información acerca de Kiri Te Kanawa, son: «Biografías y vidas» y «El País – Cultura«,

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: