Biografía de Benazir Bhutto política pakistaní

Benazir Bhutto joven Benazir Bhutto, joven y hermosa triunfó en un país dominado por hombres. Crédito: Web Biography.

Benazir Bhutto fue la primera mujer que ocupó el cargo de Primera Ministra de un país musulmán. Dirigió Pakistán en dos ocasiones. Fue presidenta del Partido Popular de Pakistán, afiliado a la Internacional Socialista.
Esta bella e inteligente mujer pakistaní, formada en las mejores universidades de Europa, era un brote esperanzador para su país.
Todo ello se truncó debido al inflexible fanatismo religioso musulmán y al egoísmo y codicia de los terratenientes pakistaníes.

Familia y estudios de Benazir Bhutto

Benazir Bhutto nació el 21 de junio de 1953 en Karachi, la ciudad más poblada de Pakistán. Karachi es un importante centro financiero, comercial y portuario.

Su padre, Zulfikar Ali Bhutto  había sido fundador del Partido Popular de Pakistán, en el año 1967. Llegó a ser el cuarto presidente de Pakistán.

Su madre, Nusrat Bhutto, de origen kurdo/iraní, fue primera dama de Pakistán y participó como miembro de alto rango del gabinete presidencial.

El abuelo paterno de Benazir Bhutto era de la ciudad  Bhatto Kalan, la cual está situada en el estado hindú de Haryana.

En la familia de Benazir Bhutto siempre se consideró que hombres y mujeres eran iguales en aptitudes y posibilidades. Su padre le recomendaba el estudio de personajes importantes de la historia: Napoleón Bonaparte, Abraham Lincoln, Bismark, Lenin, Ataturk, Mao Tsetung.

Benazir Bhutto empezó sus estudios en la escuela que tenía el “Convento de la Presentación”, en el distrito de Rawalpindi.

Dos años más tarde, continuó en el “Convento de Jesús y María”, situado en una estación de montaña, de Punjab en Pakistan.

Luego, hizo los estudios de secundaria  en la “Escuela de Enfermeras Lady Jennings”, y en la “Escuela de Gramática”, en Karachi.

Una vez terminada esta selecta formación inicial en Pakistán, en 1969 continuó con estudios superiores en el Radcliffe College y luego en la Universidad de Harvard, donde obtuvo el título universitario con mención “Summa cum Laude”,en 1973 .

Benazir Bhutto afirmó en varias ocasiones que su estancia en Harvard supuso el tiempo más feliz de su vida. En esos años se reafirmó en la idea de realizarse plenamente como mujer y musulmana en un entorno de democracia.

Benazir Bhutton estudió en Harvard
La Universidad de Harvard, fue fundada en el siglo XVII, ubicada en el municipio de Cambridge, en Boston, USA. Crédito: web mundo turístico.

Entre 1973 y 1977, Benazir Bhutto estudió Filosofía, Ciencias Políticas y Economía en la Universidad de Oxford en Inglaterra. También allí, completó allí un curso en Derecho Internacional y Diplomacia.  En esta prestigiosa institución demostró su excepcional inteligencia y su habilidad en los debates públicos.

Siempre que pudo, el presidente Ali Bhutto se hizo acompañar por su hija Benazir en los viajes que emprendió en su calidad de presidente y de primer ministro. De este modo, Benazir Bhutto conoció y fue conocida por los principales políticos mundiales. Entre los cuales estaban Golda Meir, Margaret Thatcher e Indira Gandhi.

Benazir Bhutto en Pakistán 1977-1984

Zulfikar Alí Bhutto, padre de Benazir, y presidente de la República de Pakistán fue destituido en 1977 tras el golpe militar del general Muhammad Zia ul-Haq.

En estas circunstancias, Benazir Bhutto regreso a su país de inmediato, para apoyar a su familia y al Partido Popular de Pakistán.

Padre de Benazir Bhutto
Zulfikar Ali Bhutto fue presidente de Pakistán. Crédito: Wikipedia

El padre de Benazir Bhutto fue condenado a muerte y estuvo en arresto domiciliario junto con su familia, hasta que fue ejecutado por ahorcamiento en 1979.

Después de la trágica ejecución de su padre, Benazir Bhutto se unió a la lucha contra la dictadura militar. Representó al partido político Partido Popular de Pakistán (PPP), un partido de centro izquierda.

Sufrió continuas persecuciones y estuvo confinada en una celda en diferentes oportunidades. En total, estuvo cinco años y medio entre rejas.

En abril de 1984, fue obligada a abandonar el país; ella decidió exiliarse en Londres, desde donde lideró al Partido del Pueblo Pakistaní en el exilio.

Benazir Bhutto reemplazó a su madre como líder del PPP y de la oposición pro democrática al régimen del dictador Muhammad Ziaul-Haq.

Benazir Bhuto regresó a Pakistán en 1985

A finales de 1985, Benazir Bhutto aprovechó el levantamiento de la ley marcial para regresar a Pakistán.

Organizó de inmediato una política de movilización de masas abiertamente enfrentada al dictador; debido a su fuerte personalidad y a un gran carisma, Benazir Bhutto cobró una dimensión internacional.

En 1987, al conmemorar el décimo aniversario del derrocamiento de su padre, volvió a ser arrestada; pero esta vez el Partido Popular de Pakistán (PPP), impuso al dictador que se fijara una fecha para la celebración de elecciones democráticas.

Al morir el dictador Muhammad Zia-ul-Haq en agosto de 1988, en un misterioso accidente aéreo, fue posible realizar elecciones presidenciales democráticas en Pakistán, después de diez años de dictadura.

El 18 de diciembre de 1987, Benazir Bhutto se casó con Asif Ali Zardar. La pareja tuvo tres hijos: Bilawal, Bakhtwar y Aseefa.

En las que fueron las primeras elecciones democráticas en Pakistán en más de una década, el 16 de noviembre de 1988, el PPP de Benazir Bhutto ganó la mayoría de los escaños en la Asamblea Nacional.

Benazir Bhutto
Benazir Bhutto a los 35 años, elegida presidenta de Pakistán. Crédito: Geo.tv

El 2 de diciembre de 1988, Benazir Bhutto fue elegida Primera Ministra de su país. Tenía 35 años y era la primera mujer designada para  conducir los designios de un país con mayoría musulmana.

En 1988 recibió el premio Bruno Kreisky de Derechos Humanos.

En el “Radcliffe College”, en 1989 recibió el Premio Honorario Phi Beta Kappa.

La “Internacional Liberal” le otorgó el Premio por la Libertad, en el año 1989.

Ese mismo año, la revista «People» incluyó a Benazir Bhutto en su lista de las «50 personalidades más bellas«.

Las políticas patrocinadas por Benazir Bhutto se oponían al feudalismo tradicional imperante en Pakistán. Por eso, las familias poderosas de terratenientes criticaron abiertamente al gobierno.

Durante las campañas electorales, el partido de Bhutto manifestó su preocupación por la salud de la población y por la situación de inferioridad social de las mujeres. Benazir Bhutto anunció una batería de programas destinados a mejorar las condiciones de inferioridad de las mujeres de Pakistán.

Sin embargo, el partido PPP no pudo llevar a cabo estas promesas debido a la gran presión ejercida por los partidos de la oposición.

Entre estos enemigos del PPP figuraban algunos amigos de los extremistas, a quienes ayudaban en su financiación y a quienes mantenían al margen de la justicia. Eran gente de mucho poder, que pagaron falsas pruebas de corrupción.

Igualmente resultaron infructuosos los esfuerzos para eliminar costumbres ancestrales, debido a que los partidos religiosos de derecha dominaban el parlamento en ese momento.

Las familias pudientes y poderosas que conformaban la élite de terratenientes, se oponían a las reformas que proponía Benazir Bhutto en contra del feudalismo implantado desde hace siglos en la región musulmana.

Benazir Bhutto siempre se vio preocupada hacia los asuntos sociales y de salud que conciernen a las mujeres. Hizo muchas promesas destinadas al mejoramiento y desarrollo de la mujer.

En sus campañas electorales prometió la abolición de las leyes de Hudood y Zina, impuestas en la Ley Islámica. El catálogo de estas leyes incluían crueles y expeditivos castigos (azotes, lapidación, destierro, amputación de ambas manos, cárcel, apedreamiento) para los delitos tipificados por estas leyes islámicas (blasfemia, homosexualidad, adulterio, robo, beber alcohol, estafa, espionaje para los infieles, sexo ilícito, adulterio, fornicación).

Las proposiciones que hizo Benazir Bhutto de leyes en favor de un Estado democrático, nunca vieron la luz debido a la gran presión ejercida por los partidos religiosos de derecha que dominaban el Parlamento en este momento.

Sus programas de desarrollo para mejorar las condiciones de vida de las mujeres, con juzgados independientes tanto del poder religioso como del político, con jefaturas de policía donde todos pudieran hacer efectivas sus denuncias y tantas ideas más, quedaron definitivamente relegados al olvido.

Benazir Bhutto en el periodo 1990-1996

Fue tan violenta la oposición de las élites económicas y de los líderes religiosos a las políticas de Benazir Bhutto, que en agosto de 1990 fue destituida de su cargo por orden del entonces presidente Ghulam Ishaq Khan, bajo cargos de corrupción y de violación de la Constitución.

En octubre de 1990 la coalición Alianza Democrática Islámica obtuvo el triunfo en las elecciones y Benazir Bhutto fue deportada a Karachi.

Tres años más tarde, en octubre de 1993 el PPP ganó por mayoría simple las elecciones, y Benazir Bhutto se convirtió otra vez en jefa de un gobierno en coalición.

Empezaron tres años de duro trabajo intentando con éxito detener las escaladas de terrorismo que asediaban el país.

Benazir Bhutto en 1994
Benazir Bhutto con 41 años, en 1994. Crédito: Enciclopedia Británica.

En 1996 se enfrentó a nuevas acusaciones de corrupción, más virulentas que las de 1990. La acusaron de ineficacia política, pero la verdad es que los partidos de la oposición no admitían que una mujer estuviese al frente del Gobierno.

Uno de los errores que cometió el gobierno de Benazir Bhutto fue creer que el grupo político-religioso talibán era capaz de estabilizar Afganistán y que ello permitiría el acceso comercial a las repúblicas del Asia Central.

Su gobierno pakistaní proporcionó apoyo financiero a los talibán, incluso llegó a enviarles ayuda militar.

Posteriormente,  a causa de los actos terroristas cometidos por grupos islámicos afganos, y para conseguir el apoyo de Estados Unidos Benazir Bhutto se distanció de los talibán.

Lo que perjudicó seriamente al gobierno de Benazir Bhutto fueron las  acusaciones de corrupción en Francia, Suiza y Dubái, orquestadas hábilmente por la oposición.

Ella y su esposo tuvieron que hacer frente a un buen número de procedimientos legales, acusados de lavado de dinero en bancos suizos.

De hecho, Asif Ali Zardari (su esposo) pasó ocho años en prisión. Cuando fue liberado en 2004, denunció torturas en prisión, lo que fue corroborado por grupos en defensa de los derechos humanos.

Benazir Bhutto siempre alegó que los cargos contra ella y su marido eran de naturaleza puramente política y que la mayoría de estos documentos presentados ante la opinión pública estaban alterados y que las informaciones eran absolutamente erróneas.

El informe de un Auditor General de Pakistán (AGP) sostuvo que el jefe de la oposición a Benazir Bhutto pagó ilegalmente grandes cantidades de dinero en asesores legales, entre 1990 y 1992, para acusarla a ella y a su esposo, de 19 casos de corrupción.

Benazir Bhutto arrestada
Benazir Bhutto fue arrestada. Crédito: VOA News. Autor, Barry Newhouse.

Sin embargo, las acusaciones de corrupción, de mala gestión económica, y de deterioro de la seguridad pública, el gobierno de Benazir Bhutto fue derrocado en noviembre de 1996.

Una mujer en un país musulmán y que además era conocida por inclinarse hacia Occidente era vista con suspicacia por los militares y por las familias de la élite.

De modo que Benazir Bhutto volvió ser destituida de su cargo como Primera Ministra de Pakistán, esta vez por el Presidente Farooq Leghari.

La valiente y decidida Benazir Bhutto se autoexilió.

Regreso de Benazir Bhutto a Pakistán

Desde 1996 hasta 2007, Bhutto vivió en Dubái, Emiratos Árabes Unidos y Londres, desde donde mantuvo contactos con el PPP y sus seguidores. Continuamente viajaba al extranjero en donde era invitada para dar conferencias.

El 18 de octubre de 2007, Benazir Bhutto regresó a Karachi, después de que, gracias a la mediación de Estados Unidos y Gran Bretaña, Musharraf, el presidente de Pakistán, promulgara un decreto que anulaba las acusaciones de casos de corrupción contra  ella.

Sin embargo, uno de los asesores de Benazir Bhutto y el periodista Ron Suskind, afirmaron posteriormente que Musharraf la llamó por teléfono, conminándola a que no regresara a Pakistán. La misma Benazir Bhutto les dijo a ellos que el presidente Musharraf la había amenazado y que le había dicho que él no se haría responsable de lo que pudiera pasarle a su regreso.

La asociación con los USA y Gran Bretaña, encendió la mecha de grupos ultra islámicos como Al-Qaeda. La comitiva que acompañaba a Bhutto en el día de su regreso, sufrió una serie de atentados.

Dos suicidas con bombas atacaron su convoy y mataron a más de 150 personas. Este fue uno de los ataques más mortíferos organizados por yihadistas violentos en Pakistán. El trabajo de investigación de las autoridades fue tan flojo que los atacantes nunca fueron identificados.

El 4 de diciembre de 2007, el gobierno dictatorial del Presidente Musharraf decretó la abolición de las garantías individuales en Pakistán.

No se hicieron esperar las duras críticas de Benazir Bhutto, la cual  llamó a las protestas generalizadas, encabezadas por el Partido Popular Pakistaní (PPP).

La ex primera ministra confiaba en ganar las elecciones para establecer en Pakistán una democracia similar a las democracias de los países libres.

Quería un país donde el empleo y la educación fueran pilares de una democracia sólida consolidada, y decía que la única forma que ella veía posible era salir a las calles y hablar directamente a la gente.

Fiel a sus ideales a pesar de la sombra del atentado, decidió intentarlo todo por el bien del país.

Benazir Bhutto fue asesinada en 2007

El 27 de diciembre de 2007, dos semanas antes de la fecha de elecciones en las que Benazir Bhutto lideraba la candidatura a Primera Ministra, el Partido Popular de Pakistán (PPP) organizó una manifestación de bienvenida a Benazir Bhutto en la ciudad pakistaní de Rawalpindi.

Bhutto fue asesinada ese día 27 de diciembre de 2007  al terminar un mitin político en la ciudad de Rawalpindi.

El ejecutor fue un adolescente suicida, de 15 años, que se acercó a su convoy, en una motocicleta. Disparó contra ella y la hirió en el cuello y en la cabeza.

Después, el muchacho se inmoló detonando un explosivo que también causó la muerte de 22 personas más, y varios heridos.

Los verdaderos asesinos fueron los fanáticos religiosos musulmanes y los poderosos, que veían con temor un posible triunfo de la democracia en un país subyugado por el fanatismo y la ambición.

Se nombró una comisión de investigación de la ONU para que examinara las circunstancias del asesinato de Benazir Bhutto. Dicha comisión fue bloqueada descaradamente no solo por los militares sino mucha gente de la élite política.

Está fuera de toda duda que hubo un encubrimiento del asesinato de Benazir Bhutto.

El presidente Musharraf fue acusado de homicidio, conspiración criminal y de haber facilitado el asesinato de Bhutto. El proceso legal contra Musharraf está estancado porque está en un exilio autoimpuesto en Dubái.

Su hijo Bilawal Bhutto Zardari  le sucedió como líder en el Partido Popular Pakistán.

La vida y el triste final de Benazir Bhutto tiene un marcado paralelismo con la de Indira Gandhi, de la India.

REFERENCIAS
La web personajes históricos

La BBC
La web busca biografías
Wikipedia
La web huellas de mujeres geniales
Enciclopedia Británica

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: