Biografía de Miriani Pastoriza astrónoma argentina

Miriani pastoriza astrónoma argentina Miriani Pastoriza famosa astrónoma y gran profesora. Crédito: Wikipedia

Miriani Pastoriza es famosa por sus grandes descubrimientos en astronomía extragaláctica. Fue la primera mujer en la Universidad Nacional de Córdoba que se graduó como licenciada en astronomía.
Esta genial astrónoma hizo historia en la astronomía argentina. Es profesora de astronomía en la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, y es miembro de la Academia Brasileña de Ciencias.

Infancia y familia de Miriani Pastoriza

Miriani Pastoriza nació en el año 1939, en Santiago del Estero, Argentina. Esta ciudad es la capital de la provincia del mismo nombre.
Era la menor de cuatro hermanas. Su padre falleció cuando ella tenía cuatro años.

Santiago del Estero, Argentina
Santiago del Estero es una de las 23 provincias de Argentina. Crédito: Wikipedia.

En el verano de 1947, la familia Pastoriza vivía en Loreto, uno de los pueblos cercanos a Santiago del Estero.
Por las noches, el calor era tremendo, con temperaturas que llegaban a los 45 grados.
Sin aire acondicionado y sin ventiladores, la madre sacaba las cinco camas a la galería de la casa, para escapar al encierro de las habitaciones.
Con el pueblo a oscuras, Miriani no podía cerrar los ojos contemplando las estrellas, que en esa zona del hemisferio sur brillan abundantes y maravillosas.
Con ocho años, Miriani Pastoriza se sabía los nombres de muchas estrellas  y se las señalaba a sus hermanas. ¿Ves ahí? Esa es la Cruz del Sur; ¿esas? Alfa y Beta del Centauro. Seguía susurrando sin parar y sin darse cuenta de que sus hermanas ya no la escuchaban pues se habían quedado dormidas.
La revista infantil preferida por Miriani Pastoriza era “Mundo infantil”, que tenía una hoja dedicada a la física y explicaba qué era el átomo y también el sistema planetario.
Miriani se casó y tiene hijos y nietos.

Formación de Miriani Pastoriza

Aunque cursó con excelentes resultados la enseñanza primaria, y estaba casi terminando la secundaria, Miriani tenía muy claro que en la universidad estudiaría astronomía.
Por entonces el único lugar en el que se podía estudiar astronomía era en la universidad de Buenos Aires.
Esa ciudad estaba muy lejos y los costos habrían sido demasiado elevados para su madre viuda. Los ingresos de esta madre no alcanzaban para costear esos estudios.
Felizmente, cuando Miriani estaba en cuarto año se creó en la Universidad de Córdoba el “Instituto de Matemática, Astronomía y Física”.
Era la oportunidad  providencial para  Miriani: ya no eran 1000 kilómetros, eran sólo 430 km. Su hermana mayor ya trabajaba como maestra y la ayudaría con dinero.
De modo que Miriani Pastoriza pudo empezar a realizar su sueño en la Universidad de Córdoba.
En las primeras clases de matemáticas, cuando el profesor comenzó a hablar de seno, coseno, trigonometría, Miriani no entendía nada. El nivel de conocimientos impartidos en su pueblo era muy inferior al del sus compañeros.
Pero ella. además de capacidad tenía mucha fuerza de voluntad y muchas ganas de aprender. Con una amiga santiagueña y con un muchacho cordobés, se pusieron a estudiar juntos, decididos a aprobar los exámenes.
En 1965, se graduó y recibió con legítimo orgullo la Licenciatura en Astronomía por la Universidad Nacional de Córdoba.
Este año 1965 marcó un punto de inflexión en su vida. Fue la primera mujer en la Universidad Nacional de Córdoba que se graduaba como licenciada en astronomía.

Comienzo de la vida profesional de Miriana Pastoriza

La trayectoria profesional de Miriani Pastoriza está fuertemente ligada a la del prestigioso astrónomo argentino, José Luis Sérsic (1933-1993).
José Luis Sérsic fue el director de tesis de Miriani Pastoriza. Ambos se compenetraban muy bien y compartían la pasión por la astronomía.
Sin embargo, en esos años era complicado para que una mujer se dedicara a tareas nocturnas en lugares en que no había otras mujeres.
Fue necesario que J.L. Sérsic tramitara un permiso especial ante el rector de la universidad para que Miriani Pastoriza pudiera pasar algunas noches en el Observatorio a fin de reunir los datos para su trabajo final.

José Luis Sérsic mentor de Miriana Pastoriza
José Luis Sércic mentor y compañero de Miriani Pastoriza. Crédito: Wikipedia.

José Luis Sérsic astrónomo argentino, gran maestro y conocido por sus trabajos en morfología de las galaxias. Fue uno de los pioneros en el estudio de los objetos situados fuera de la Vía Láctea, en el Hemisferio Sur (astronomía Extragaláctica).
En el año 1965 publicaron un trabajo sobre formación estelar en galaxias. Los resultados de sus informaciones revolucionaron ese campo de estudio y todavía es una referencia ineludible para los estudios actuales.
En 1968, Miriani obtuvo una beca para realizar una pasantía en el Observatorio Stewart de la Universidad de Arizona y otra en la Universidad de Texas, donde trabajó con uno de los astrónomos más importantes de la época.
Durante cinco años, orientada por José Luis Sérsic, estuvo preparándose para el doctorado en astronomía. En 1973, en la Universidad de Córdoba, obtuvo el título de Doctora en Astronomía. Fue el segundo doctorado en todo el país obtenido por una mujer.
En esos años comenzó su carrera en la docencia universitaria, como Jefa de Trabajos Prácticos en el “Observatorio Astronómico de Córdoba”.
Mucho más tarde, en 1988, tuvo ocasión de realizar el postdoctorado en el “Real Observatorio de Greenwich”, en el Instituto del Telescopio Espacial, que opera al telescopio espacial Hubble.

Miriani y Sérsic hicieron un gran descubrimiento

Se llama astronomía extragaláctica al estudio de objetos fuera de la Vía Láctea. Desde el comienzo de los tiempos, incluidos Galileo, Copérnico, Newton y Herschel, habían observado en el firmamento pequeñas manchas como nubecillas algo brillantes, pero que no eran estrellas.
Esto fue así hasta que, en 1904, Henrietta Leavitt descubrió algo asombroso: había estrellas  que estaban muy, muy lejos, mucho más allá de los límites de la Vía Láctea. Su mentor y jefe, Edward Pickering, junto con un compañero de trabajo, Edwin Hubble, apoyados por los cientos de cuadernos con minuciosas anotaciones que había realizado Henrietta Leavitt, dieron a conocer al mundo que hay todo un universo fuera de nuestra Vía Láctea.
Edwin Hubble también encontró que el tamaño de la galaxia Andrómeda era tan grande como el de la Vía Láctea.
Una galaxia es un conjunto de estrellas, nubes de gas, planetas y polvo cósmico. Todos estos objetos están unidos gravitatoriamente en una estructura más o menos definida.
Hasta mediados de la década de 1960, se pensaba que los núcleos de las galaxias estaban compuestos solamente por estrellas viejas.

Galaxia M74 estudiada por Miriani Pastoriza
En la imagen es posible observa los detalles de sus brazos espirales. Crédito: Nasa.

José Luis Sérsic y Miriani Pastoriza revolucionaron ese concepto. Utilizando el telescopio de 1,54 metros de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre (perteneciente al Observatorio Astronómico de Córdoba) descubrieron que, en un alto porcentaje de “un tipo particular de galaxias”, existen grandes regiones de gas ionizado y polvo, donde se están formando estrellas de manera activa, y que esas zonas están distribuidas alrededor de la región central, en el núcleo de la galaxia.
Publicaron su hallazgo en un  artículo titulado “Peculiar Nuclei of Galaxies”, que produjo un impacto internacional de tal magnitud, que este tipo de galaxias pasaron a ser llamadas galaxias Sérsic – Pastoriza, o galaxias S-P.
En 1970, esta vez de manera personal, Miriani Pastoriza realizó otro descubrimiento de gran impacto: determinó que el espectro de la galaxia NGC 1566 es variable; algo que hasta el momento jamás se había observado. Nuevamente, su estudio introdujo un cambio en la astronomía.

Galaxi NGC 1566
Galaxia NGC 1566 llamada galaxia del bailarín. Crédito: Wikipedia

La galaxia espiral NGC 1566 se encuentra a unos 50 millones de años luz de distancia de la Tierra. Se caracteriza por tener un núcleo galáctico activo muy compacto. El gas que se encuentra en estas regiones se mueve a velocidades muy altas, lo que permite suponer la existencia de un agujero negro muy masivo en la región central.
Esa variabilidad indica que el núcleo de una galaxia está en constante evolución y contiene formación estelar. Esta actividad, junto a otros fenómenos, marcaría la posible  presencia de agujeros negros supermasivos en su interior.
La sorpresa ante este descubrimiento fue tan grande, que la mayoría de sus colegas cordobeses no creían que esto fuera posible y lo adjudicaban a un error en las observaciones.
Justamente por esa incredulidad, este descubrimiento de gran relevancia para la astronomía extragaláctica recién aparecería publicado cinco años más tarde.

Miriani Pastoriza fue obligada a exiliarse

El 24 de marzo de 1976, una rebelión militar depuso a la presidenta de la Nación Argentina, María Estela Martínez de Perón.
En su lugar, se estableció una Junta Militar de Gobierno, que permaneció en el poder hasta diciembre de 1983.
Al mes siguiente, en abril de 1976, Miriani Pastoriza se vio incluida en una lista de personas presuntamente peligrosas.
Por lo cual, las autoridades de la universidad se vieron obligadas a privarla de su cargo docente y no pudo ser contratada por ninguna otra universidad del país.
Como no podía trabajar en ninguna universidad, Miriani se trasladó a Santiago del Estero, donde se ganó la vida preparando alumnos de Ingeniería.
Al mismo tiempo estuvo mandando cartas para pedir trabajo en otros países.
En 1978, su marido fue liberado después de un año y medio de secuestro. Miriani se fue con él a Porto Alegre, en Brasil.
Miriani Pastoriza aceptó la invitación del director del Instituto de Física de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, para liderar el incipiente grupo de investigación en astrofísica.
La oferta era generosa y muy oportuna, pero ella tuvo que abandonar por completo su especialización en astronomía extragaláctica.
Como en su nuevo puesto de trabajo sólo contaba con un pequeño telescopio de 50 cm, se dedicó a la astronomía estelar.
Con su nuevo equipo, publicó varios artículos que representaron grandes aportes al conocimiento de la evolución química de la Vía Láctea.
En Brasil, se convirtió en una de las investigadoras de mayor reconocimiento a nivel mundial, tanto por sus aportes a la ciencia, como por su compromiso en la formación de cientos de científicos en la Universidad Federal de Rio Grande do Sul.
Miriani Pastoriza nunca perdió sus vínculos con el Observatorio Astronómico de Córdoba. Continuó colaborando científicamente con sus antiguos colegas, y dirigió varias tesis de doctorado de estudiantes cordobeses.
Pastoriza fue una orientadora científica de muchos astrónomos brasileños que hoy son destacados científicos internacionales. 

Otras actividades de Miriani Pastoriza

A lo largo de su vasta carrera profesional, Miriani Pastoriza publicó gran cantidad artículos científicos que tuvieron amplia difusión internacional.
Como profesora, dirigió 15 tesis de doctorado y 17 tesis de máster.
Desde 1997 hasta el presente, Pastoriza ha estado a cargo de la dirección y administración del “Instituto de Física de la Universidad Federal do Rio Grande do Sul”.
En el año 2007, fue nombrada miembro de la Academia Brasilera de Ciencias.
Desde el año 2014, es  Profesora Emérita de la Universidad Federal do Rio Grande do Sul.
Ha demostrado con creces que es una mujer dinámica y con cualidades de liderazgo, además de ser una astrónoma de altísimo nivel y una profesora excepcional.

  • Alcanzó la máxima categoría para una investigadora dentro del “Conselho Nacional de Desenvolvimento Científico e Tecnológico”, en Brasil.
  • Es representante de Brasil en el “Comité Científico Internacional de los telescopios Gemini”.
  • También representa a Brasil en el “Consejo Directivo Internacional del Telescopio SOAR”.
  • Pertenece al “Consejo Directivo del Observatorio Nacional de Río de Janeiro”.
  • Fue nombrada miembro del “Consejo Directivo del Laboratorio Nacional de Astrofísica de Sao Paulo”.

Honores recibido por Miriani Pastoriza

En 2010 el presidente de Brasil le dio la Orden Nacional del Mérito Científico.
Tampoco la Universidad de Córdoba se ha quedado atrás en los merecidos reconocimientos a su distinguida ex alumna. El 24 de octubre, la nombró Doctora Honoris Causa.

Miriani Pastoriza Doctora Honoris Causa
Miriani premiada como Doctora Honoris Causa, el 24 de octubre de 2018. Crédito: Observatorio Astronómico de Córdoba

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: