Biografía de Victoria Reina del Reino Unido

Reina Victoria Reino Unido Retrato al óleo en 1859 de Victoria. Crédito: Web de la Real Colección del Reino Unido.

Biografía de Victoria de Kent y Sajonia-Coburgo que reinó en Gran Bretaña y en todo el Reino Unido, durante más de 63 años, desde 1837 hasta 1901.

El tiempo de su reinado es conocido como época victoriana. Fue un periodo de grandes cambios industriales, culturales, políticos y  científicos.

Durante la vida de la reina Victoria, el Imperio Británico experimentó una notable expansión.

Infancia y familia de la Reina Victoria

Debido a grandes problemas económicos, los padres de Victoria, el príncipe Eduardo, duque de Kent y la princesa alemana Victoria de Sajonia y Coburgo, tuvieron que salir de Inglaterra. Se fueron a Alemania.​

Poco antes de que naciera Victoria, el 24 abril de 1819, algunos amigos del duque de Kent consiguieron reunir el dinero suficiente para que la familia regresara a Inglaterra, y se instalara en el palacio de Kensington.

Palacio Kensington Victoria
El palacio de Kensington es una de las visitas más gratas de Londres. Crédito: Wikipedia.

El palacio de Kensington es un edificio bastante sencillo, construido hace 320 años y situado en medio de jardines en la zona de Kensington, al extremo del famoso Hyde Park.

Allí, en Londres, en el palacio de Kensington, nació la futura reina Victoria justo un mes después del regreso de sus padres a Inglaterra, el 24 de mayo de 1819.​

El arzobispo de Canterbury bautizó a Victoria en el palacio de Kensington, el 24 de junio del mismo año 1819.

Uno de sus padrinos fue el zar Alejandro I de Rusia.
La futura reina fue bautizada con los nombres de Alejandrina Victoria, en honor al zar Alejandro I y a su madre.​

Eduardo duque de Kent, el padre de Victoria falleció en el año 1820. La futura reina tenía apenas un año y quedó bajo la supervisión de su madre.

La infancia de Victoria fue bastante triste.​ Su madre era excesivamente protectora, la mantuvo muy  aislada y alejada de otros niños de su edad.

Victoria tuvo que atenerse a un rígido conjunto de reglas y protocolos elaborados por la duquesa y por su ambicioso y dominante mayordomo, sir John Conroy.

​Victoria compartía cuarto con su madre, estudiaba con tutores privados, de acuerdo con un horario estrictamente reglado; y pasaba las horas de ocio jugando con sus muñecas y su perro.​ Además del inglés que se hablaba en palacio, aprendió alemán, francés, italiano y latín.

En 1830, cuando murió su abuelo, el rey Jorge IV, Victoria se convirtió en la heredera de su tío Guillermo IV.

Joven reina Victoria
Victoria en su juventud. Crédito: Wikipedia. Autor: Franz Xaver Winter Halter.

La madre de Victoria le organizó a Victoria frecuentes viajes por todo el país. La joven princesa era recibida con mucho entusiasmo en los pueblos que visitaba.

La joven Victoria durante los primeros años 1830

Leopoldo, hermano de la duquesa Victoria  de Sajonia y Coburgo, fue coronado rey de Bélgica en 1831.

El hermano de Leopoldo y de la duquesa, el duque Ernesto I de Sajonia-Coburgo, tenía un hijo llamado Alberto.

La madre de Victoria y los dos tíos empezaron a hacer planes para casar a los dos jóvenes: Victoria y Alberto.

Pero, el rey  Guillermo IV no aprobaba la unión de los miembros de su familia con los Sajonia-Coburgo; y prefería que su sobrina se casara con el príncipe Alejandro, de los Países Bajos.

​La joven Victoria era sumamente inteligente, sabía de la existencia de estos planes y daba su opinión siempre desfavorable acerca de los príncipes que le iban presentando.

En su fuero interno, Victoria siempre prefirió la compañía de Alberto. Todo en él,  le parecía hermoso: el pelo, los ojos grandes y azules, la nariz bonita, una boca muy dulce, bonitos dientes, una expresión agradable y su aguda inteligencia.

En cambio, Victoria encontraba que Alejandro era un joven más bien simplón.

A pesar de estar muy interesada en Alberto, Victoria  sabía que aún no estaba lista para casarse a los 17 años.

Victoria recibió la noticia de su ascenso al trono.

El 20 de junio de 1837, Guillermo IV murió con 72 años. Victoria acababa de cumplir 18 años, el 24 de mayo.

Cuando se despertó a las seis de esa mañana, le anunciaron que se había convertido en reina del “Reino Unido de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte”.

Victoria noticia trono
Victoria recibe la noticia de que es reina. Crédito: Wkipedia. Henry Tanworth Wells y Arthur Christopher Benson.

Los documentos oficiales de su primer día de reinado se referían a ella como Alejandrina Victoria. Pero, de inmediato ella ordenó retirar su primer nombre; nunca volvió a ser usado. Desde ese día fue sencillamente “Reina Victoria”.

Su coronación se realizó el 28 de junio de 1838; y Victoria se convirtió en la primera soberana que residió en el palacio de Buckingham.

Desde el comienzo, el primer ministro William Lamb, vizconde de Melbourne ejerció una poderosa influencia sobre la inexperta soberana, quien acudía a él constantemente en busca de consejos y de ayuda.

Reina Victoria
Al principio, la reina Victoria fue muy popular. Crédito: Periódico La Vanguardia. Artículo de Empar Revert.

Melbourne fue un estadista del partido Whig que sirvió como ministro del Interior del Reino Unido desde 1830-1834 y como primer ministro desde 1835-1841.

Melbourne era viudo y no tenía hijos. Sentía gran cariño por la joven reina. A su vez, Victoria lo veía como a una figura paterna. Fue su mentor y la puso al día en los temas políticos del reino.

Melburne tutor de la reina Victoria
William Lamb, vizconde de Melbourne (1779-1848), normalmente conocido como Lord Melbourne. Crédito: Wikipedia.

Melbourne no tuvo que lidiar con grandes guerras en el extranjero, no tuvo importantes  logros internos y tampoco formuló grandes principios. Pero fue un hombre bueno y un político, honrado.

Matrimonio de Victoria con Alberto de Sajonia

A pesar de ser reina, Victoria seguía viviendo con su madre, con la que no se llevaba bien, debido a las rígidas normas imperantes en el castillo y a su dependencia del tutor  Conroy.

Su madre vivía en el palacio de Buckingham, en aposentos alejados; muchas veces, Victoria se negaba a verla.​

Cuando la reina se quejó a Melbourne de que la proximidad de la madre le resultaba molesta, el ministro le dijo que eso se podía evitar con una boda.

Alberto novio de Victoria
Victoria estaba totalmente enamorada y tenía 20 años. Crédito: XL Semanal, creador: Roger Fenton. Extraída de las fotos de IPTC.

Alberto y Victoria se gustaban; el 15 de octubre de 1839, la reina le pidió matrimonio.

Victoria se casó con su primo, el príncipe Alberto de Sajonia, el 10 de febrero de 1840 en la capilla real del palacio de St. James, en Londres.

Tuvieron nueve hijos y 42 nietos. Todos ellos se casaron con otros miembros de la realeza o de la nobleza de Europa.

Una de las nietas de la reina Victoria fue Victoria Eugenia de Battenberg, que se casó con el rey Alfonso XIII de España.

Uno de los hijos de Victoria, Leopoldo, fue el primer descendiente de Victoria que padeció hemofilia.  Esta enfermedad se  apareció en varios de los descendientes de la reina.

El príncipe Alberto se convirtió en el  consejero político más importante, y sustituyó a lord Melbourne como figura influyente en la vida pública.

La madre de Victoria tuvo que abandonar el palacio y se fue a vivir a Belgrave Square.

Lord Melbourne dimitió en 1841, y la reina pidió a Robert Peel que formara gobierno.

Robert Peel ministro de Victoria
Robert Peel era una de las estrellas emergentes del partido Tory. Crédito: Wikipedia.

Robert Peel pertenecía a una familia acomodada de la burguesía. Su padre era miembro del Parlamento y uno de los fabricantes textiles más ricos de la primera Revolución Industrial en Inglaterra.

El 10 de junio de 1840, poco después de la boda y con Victoria embarazada de su primera hija, un joven llamado Edward Oxford de 18 años de edad, intentó asesinarla cuando estaba en un carruaje acompañada por el príncipe Alberto, camino de casa de la madre.

​Tras el incidente, la popularidad de Victoria aumentó. En los años siguientes, la reina Victoria sufrió cuatro intentos de asesinato en la calle. Los cuatro intentos fueron frustrados, aunque en el de 1850 la reina resultó herida por una bengala.

La reina odiaba estar embarazada,​ pensaba que dar el pecho era asqueroso​ y creía que los recién nacidos eran feos.​ Aun así, tuvo ocho hijos más con el príncipe Alberto.

Reina Victoria y su familia
Familia de la reina Victoria y del príncipe Alberto. Crédito: BBC News Mundo, del 12 de enero de 2013

La casa de la reina Victoria estuvo regida por la que había sido su institutriz durante la infancia: la baronesa Louise Lehzen. Por consiguiente, las rígidas normas de conducta siguieron vigentes en palacio.

Felizmente, el príncipe Alberto creía que Louise Lehzen era una mala influencia para su hija y tras una discusión con Victoria, la institutriz fue jubilada.

El hambre en Irlanda 1845  a  1850

En el año 1845, Irlanda fue golpeada por la devastación de los cultivos de patata; en cuatro años, la hambruna se llevó las vidas de un millón de irlandeses.

Otro efecto del hambre fue la emigración de otro millón de irlandeses, principalmente a Estados Unidos.

En ese tiempo, el gobierno del primer ministro Robert Peel se vio envuelto en una crisis y tuvo que dimitir en 1846. Fue substituido por lord John Russell.

En el momento más peligroso de la ola revolucionaria en el Reino Unido, en abril de 1848, Victoria y su familia cambiaron Londres por la seguridad de una propiedad privada en la isla de Wight que la reina había comprado en 1845.

​La primera visita de la reina a Irlanda en 1849 fue un éxito, pero no tuvo ningún impacto duradero para evitar el auge del nacionalismo irlandés.

El reinado de Victoria entre 1848 y 1960

A nivel internacional, Victoria se centró en la mejora de las relaciones entre Francia y el Reino Unido.

Luis Felipe de Francia fue depuesto por la revolución de 1848 y durante su exilio encontró refugio en Inglaterra.

En 1853, Victoria había dado a luz a su octavo hijo, Leopoldo, con la ayuda de un nuevo anestésico, el cloroformo.  Quedó tan impresionada con el alivio, que lo volvió a usar en 1857 en el parto de su última hija, Beatriz.

Muchos miembros del clero se opusieron al uso del cloroformo, argumentando que iba en contra de las enseñanzas de la Biblia. También algunos destacados médicos lo consideraban un medicamento muy peligroso.

Entre 1853 y 1856, el Imperio ruso libró una guerra contra una liga formada por el Imperio otomano, Francia, el Reino Unido y el reino de Cerdeña.

La lucha se disputó fundamentalmente en la península de Crimea, en torno a la base naval de Sebastopol. Se saldó con la derrota de Rusia.

Sin embargo, el gobierno del Reino Unido fue criticado por el mal uso de las tropas británicas durante la Guerra de Crimea.

Durante el transcurso de esa guerra, tuvo gran relevancia la actuación de Florence Nightingale, una enfermera británica.

Desde la guerra de Crimea, Napoleón III se había convertido en el mayor aliado británico;  visitó Londres en abril de 1855; y en agosto de ese mismo año, Victoria y Alberto le devolvieron la visita. Fueron los invitados de honor en un baile con 1.200 invitados en el palacio de Versalles.

Se casa la hija mayor de la reina Victoria

En 1858, la hija mayor de Victoria se casó en Londres a los 17 años, con el príncipe Federico de Prusia.

Estaban prometidos desde 1855, cuando la princesa real sólo tenía 14 años. La reina y el príncipe Alberto esperaban que su hija y su yerno contribuyeran a la liberalización del reino prusiano.

 Casi un año después, la princesa dio a luz al primer nieto de la reina Victoria, el futuro káiser Guillermo II de Alemania.

Mueren la madre de la reina y el Príncipe Alberto

En marzo de 1861, falleció la madre de la reina Victoria.

A principios de diciembre de ese año,  el príncipe Alberto enfermó de fiebre tifoidea. Murió el 14 de diciembre de 1861.

La pérdida de su amado Alberto, dejó destrozada a la reina Victoria. Desde ese nefasto día, mantuvo luto permanente, usó el color negro en sus vestidos y evitó las apariciones públicas.

Cumplía rutinariamente con sus deberes oficiales, no participaba activamente en el gobierno y casi no salía de su mansión en la isla de Wight.

Tenía apenas 42  años, pero su vida se truncó por completo.

El reinado de Victoria en los años 1860

En 1866, Victoria estuvo presente en la primera sesión del parlamento por primera vez desde que Alberto murió, en 1861.

En el año 1867, el parlamento aprobó el “Acta de Reformas” que fue apoyada por la reina. Se duplicaba el número de electores y se extendía el derecho al voto a diversos trabajadores urbanos, pero no a las mujeres.

Dos de sus primeros ministros han pasado a la historia como grandes estadistas: Benjamín Disraeli y William Gladstone.

La reina Victoria en los años 1870 y 1880.

Durante esos años, debido al  aislamiento de la reina y por influencia de Francia, el sentimiento republicano en el Reino Unido llegó al extremo de  exigir la abdicación de la reina Victoria.

A finales de noviembre de 1871, su hijo Eduardo, príncipe de Gales contrajo fiebre tifoidea, la misma enfermedad que había matado al príncipe Alberto.

Felizmente, Eduardo sobrevivió. Este casi milagro fue celebrado con un gran servicio de acción de gracias en la catedral de San Pablo el 27 de febrero de 1872.

La alegría popular no impidió que un joven exaltado apuntara con una pistola sin balas a la reina Vitoria, que iba en un carruaje abierto.

El 1 de mayo de 1876, el parlamento aprobó la ley que confería a la reina Victoria el título de “emperatriz de la India”.

Por orden de la reina, se publicó una ley que garantizaba la libertad religiosa en todo el territorio de la India.​

En esos años, la expansión del Imperio Británico se basó en conflictos bélicos con Rusia, los zulúes en el sur de África y en Afganistán.

 El 14 de diciembre de 1878, 17º aniversario de la muerte del príncipe Alberto, la segunda hija de la reina Victoria, la princesa Alicia, murió de difteria.

El 2 de marzo de 1882, Roderick Maclean, un reconocido poeta que se sentía ofendido porque Victoria se había negado a leer uno de sus poemas,​ disparó contra la reina cuando su carruaje estaba saliendo de la estación de trenes de Windsor.

Reina Victoria 1882
La reina Victoria en 1882, luce su pequeña corona de diamantes. Crédito: Wikipedia. Fotografía de Alexander Bassano.

El 17 de marzo de 1883 Victoria se cayó por las escaleras en el palacio de Windsor, lo que provocó que estuviera en una silla de ruedas hasta julio. Nunca se recuperó completamente de la caída.

Su fiel criado, John Brown, murió días después del accidente. La reina Victoria empezó a escribir una biografía de quien se rumoreaba que había sido su amante.​ El manuscrito fue destruido por consejo de su primer ministro.

Al año siguiente, otra nefasta noticia vino a empañar aún más la melancolía de la reina Victoria: su hijo pequeño, Leopoldo, había muerto en Cannes, víctima de hemofilia.

Jubileo de oro de la reina Victoria

El 20 de junio de 1887 el Reino Unido celebró el Jubileo de oro de Victoria, el quincuagésimo aniversario de su ascensión al trono.

A la misa de acción de gracias en la abadía de Westminster, sucedió un grandioso desfile. Al banquete, fueron invitados 50 reyes y príncipes europeos.

Tres días después, el 23 de junio, la reina contrató a dos indios musulmanes para que fueran sus criados.

Uno de ellos, Abdul Karim, enseñó a la reina hindi urdu y se convirtió en su escriba.​ Estuvo al servicio de la reina hasta la muerte de ésta, y después volvió a la India con una pensión vitalicia.

Jubileo de diamante de la reina Victoria

En el año 1897, se celebró el jubileo de diamante de la reina Victoria. El secretario de colonias, Joseph Chamberlain, propuso que el jubileo fuera un festival en todo el Imperio Británico.

Muerte de la reina Victoria y sucesión

Siguiendo una costumbre que mantuvo durante toda su viudez, Victoria pasó la Navidad de 1900, en Osborne House —que el príncipe Alberto había diseñado— en la isla de Wight.

El reumatismo de sus piernas le impedía andar y su visión estaba muy afectada por las cataratas.

Murió allí, debido al debilitamiento de su salud, el  22 de enero de 1901, con 81 años. En su lecho de muerte estuvo acompañada por su hijo y futuro rey, Eduardo, y por su nieto mayor, el emperador alemán Guillermo II.

El 25 de enero el rey Eduardo, el káiser Guillermo y el príncipe Arturo ayudaron a llevar el ataúd.

Su funeral se realizó el sábado 2 de febrero de 1901 en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor. Después de dos días de velatorio, fue enterrada junto a Alberto en el Mausoleo Real de Frogmore, en el gran parque de Windsor.

REFERENCIAS
Wikipedia

XL SEMANAL

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: