Biografía de Remedios Varo pintora española

Remedios Varo pintora española Remedios Varo famosa pintora española. Crédito: Periódico ABC. Autora: Eugenia Miras

Biografía de Remedios Varo pintora española famosa tanto en España como en México. La obra artística  de Remedios Varo muestra un mundo surgido de su imaginación.

La pintora Remedios Varo fue una de las primeras mujeres que estudiaron en la “Real Academia de Bellas Artes de San Fernando”, de Madrid.

Remedios Varo fue una pintora pionera del surrealismo. El surrealismo fue un movimiento literario y artístico impulsado por André Breton en 1924, que buscaba trascender lo real a partir del impulso psíquico de lo imaginario.

Infancia y familia de Remedios Varo

Remedios Varo Uranga nació el 16 de diciembre de 1908, en Anglés, pueblo situado a 17 km de Gerona, España.

Gerona Remedios Varo
Gerona, ciudad del noreste de España,  atravesada por los ríos Ter, Güell, Galligants y Oñar. Crédito: Web erasmusu.com

Su padre, Rodrigo Varo era un ingeniero oriundo del pueblo andaluz de Cabra, cerca de Córdoba.

Su madre, Ignacia Uranga, era de ascendencia vasca. Remedios Varo fue la segunda de tres hermanos: Rodrigo, Remedios y Luis.

La profesión del ingeniero Rodrigo Varo obligó a la familia a desplazar su residencia desde Anglés (Gerona) a Marruecos; y luego a Madrid, en 1917.

Cuando la familia llegó a Madrid, Remedios Varo tenía 9 años. Sus padres la matricularon en colegios católicos, para que ahí recibiera una instrucción básica.

Ya desde esa temprana edad, Remedios Varo tuvo problemas cardíacos, causantes de una vida enfermiza en su infancia y en su edad adulta.

Juventud y estudios de Remedios Varo

En 1924, a los quince años, Remedios Varo ya mostraba una natural inclinación por la pintura.

Su padre la animó a ingresar en la “Real Academia de Bellas Artes de San Fernando”, ubicada en la calle Alcalá, de Madrid.

En esta prestigiosa institución, Remedios Varo recibió clases del famoso pintor cordobés Julio Romero de Torres.

Romero de Torres maestro de Remedios Varo
“La chiquita piconera” en 1930, fue la última obra firmada por Julio Romero de Torres. Crédito: Wikipedia.

En la “Residencia de Estudiantes” de Madrid, la jovencísima Remedios Varo compartió tertulias y reuniones, con artistas como García Lorca (1898-1936) y Salvador Dalí (1904-1989).

La “Residencia de Estudiantes” de Madrid había sido fundada en 1910 como complemento educativo a la universidad, para la formación de los hijos de las clases dirigentes. Desde 1910 hasta 1939 fue uno los principales núcleos de modernización científica y educativa de España.

La estudiante Remedios Varo, de 22 años, participó en 1930, en una exposición colectiva organizada por la “Unión de Dibujantes de Madrid”.

Al finalizar sus estudios, en 1930, Remedio Varo se casó con un compañero de la Academia de San Fernando, Gerardo Lizarraga Ortiz. Ambos residieron en París durante un año.​

Lizarraga Remedios Varo
Gerardo Lizarraga y Remedios Varo en 1930. Crédito: Autor, Vicente Huici, blogs.deia.u  del 14/11/2018

Gerardo Lizarraga fue pintor, dibujante y cartelista.

Remedios Varo vivió en Barcelona desde 1932 hasta 1937

En 1932, Remedios Varo y Gerardo Lizarraga  volvieron a España y se establecieron en la Plaza de Lesseps en Barcelona, en el barrio de Gracia.

En Barcelona, Remedios trabajó como diseñadora publicitaria, sumándose al grupo surrealista catalán denominado “logicofobista” (fobia a lo que parece lógico).

La voluntad del grupo era representar a una nueva generación de surrealistas, y mostrar una implicación social del surrealismo.

Para destacar la identidad rupturista y la fobia a la lógica, adoptaron el apelativo de “logicofobista”. ​En sus pinturas, pretendían representar los estados mentales del alma. ​

En esta época, Remedios Varo pintó “L’Agent Double”, obra típica del movimiento logicofobista.

El clima político en la Barcelona de comienzos de los años 1930 era muy agitado y belicoso. A pesar de ello, el ambiente artístico y literario se encontraba en una etapa intensamente creativa.

En 1935, Remedios Varo compartió su estudio con el pintor Esteban Francés, quien la introdujo al círculo surrealista de André Breton, que buscaba trascender lo real, a partir de lo imaginario.

Remedios Varo se incorporó a la vanguardia artística catalana, que perseguía la síntesis del espiritualismo y el surrealismo.

En el surrealismo se mezclaba lo científico, lo místico, lo esotérico y lo mágico. En la pintura, el surrealismo tuvo su representante más popular en Salvador Dalí.

Dalí amigo de Remedios Varo
Cuadro denominado “Dalí Atómico”, del artista Philippe Halsman. Crédito: Wikipedia, Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Remedios Varo expuso sus dibujos en Madrid junto con Josep-Lluís Florit y entre sus pinturas se encontraba “Composición”.

En mayo 1936, participó en una histórica exposición logicofobista organizada por la Librería Catalònia, de Barcelona. El grupo tenía la intención de trasladarla a Madrid y otras ciudades españolas, pero la guerra civil interrumpió el proyecto.

Al empezar la guerra civil española, en 1936, Remedios Varo brindó un apoyo activo a los republicanos. En esas circunstancias conoció al poeta surrealista francés Benjamin Péret, quien fue «su gran amor«.

Remedios Varo se fue de España en 1937

En 1937, Remedios Varo rompió su relación con Gerardo Lizarraga y se fue a París en compañía de Benjamin Péret.

Durante su estancia en la ciudad de las luces, Remedios Varo se impregnó más todavía del movimiento surrealista.

La sensibilidad y genialidad de la artista absorbió las virtudes y habilidades de los pintores que conoció a través de André Breton: Max Ernst, Víctor Brauner, Joan Miró, Wolfgang Paalen y Leonora Carrington.

En 1937, Remedios Varo participó en la Exposición Internacional del Surrealismo en Tokio; y su obra “Le désir” fue reproducida en el número 10 de la revista “Minotaure” de Francia.

La escritora Isabel Navarro relata que a Remedios le encantaba unirse a los bohemios parisienses y fotografiarse vestida de torero y vender pasteles en la calle.

 En 1941, cuando los nazis invadieron la capital francesa, Remedios Varo fue detenida por ser la compañera de Benjamin Péret.

Tras miles de peripecias, ella y Péret pudieron huir finalmente a México. Remedios Varo nunca regresó a España.

Etapa mexicana de la pintora Remedios Varo

Gracias a la política de acogida a refugiados del presidente mexicano Lázaro Cárdenas, Remedios y Benjamin pudieron desarrollar en México una actividad laboral.​

Ya establecidos en México, Péret y Remedios se integraron en un círculo de amigos y artistas, entre los que se encontraban César Moro, Esteban Francés, Gerardo Lizarraga, Leonora Carrington, Octavio Paz y Eva Sulzer.

Durante los años 1940, Remedios Varo se ganó la vida realizando trabajos artesanales, de decoración y publicidad. Tuvo una colaboración con Marc Chagall en el vestuario para el ballet Aleko que se estrenó en el Palacio de Bellas Artes de México.

En la “Exposición Internacional del Surrealismo” en México (1940) en la Galería de Arte Mexicano, se exhibió un cuadro de Remedios Varo, titulado “Recuerdo de la Walkyria”.

Arlequín de Remedios Varo
El Arlequín es un cuadro que  Remedios Varo pintó en 1947. Crédito: Web Wikiart.org

En 1947, acabada la II Guerra Mundial, Remedios Varo y Benjamin Péret se separaron. Éste retornó a París. Siempre mantuvieron el contacto. Remedios apoyó económicamente a Benjamín y lo acompañó en su lecho de muerte, en 1959.

Remedios Varo se trasladó a vivir en Venezuela

Gracias a sus ya numerosos contactos, Remedios Varo fue contratada en 1947, en una expedición científica a Venezuela, auspiciada por el “Instituto Francés de América Latina”.

El trabajo de Remedios Varo consistía en realizar estudios microscópicos de mosquitos, como parte de una campaña de salubridad anti palúdica.

​En Venezuela, además de su trabajo como ilustradora entomológica, pudo continuar enviando carteles publicitarios para Bayer. También  trabajó un corto lapso para el “Instituto Venezolano de Malaria”.

Regreso de Remedios Varo a México en 1949

En el año de 1949, regresó a México, donde continuó con su labor de ilustradora publicitaria.

En 1952, Remedios Varo se casó con Walter Gruen, un político austriaco refugiado en México y admirador de su obra.

Walter Gruen le proporcionó estabilidad emocional y económica a Remedios, y la convenció para que se dedicara exclusivamente a la pintura.

Fueron los mejores años para la producción artística de Remedios Varo. En esa época conoció a artistas como Frida Kahlo y Diego Rivera.

 En México estableció nexos de amistad más fuertes con otros intelectuales en el exilio, en particular con la pintora surrealista británica Leonora Carrington.

Remedios Varo presentó al público sus trabajos en una primera exposición colectiva, en 1955, en Ciudad de México. Al año siguiente, Remedios ofreció una exposición individual.

Remedios Varo Exposición
Exposición en el Cuartel del Arte, en la ciudad de Pachuca. Crédito: Wikipedia. Autor, rubeHM

En 1958 Varo obtuvo el primer lugar en el Primer Salón de la Plástica Femenina en las Galerías Excelsior.

Cuadro de Remedios Varo
“Armonía” es un cuadro que pintó Remedios Varo en 1958. Crédito: web wikiart.org

Durante estos años, Remedios exhibió sus pinturas en diversas instituciones mexicanas, entre ellas en el Instituto Nacional de Cardiología. Ahí se encuentra el “Retrato del Dr. Chávez“, que ella pintó en 1957, en homenaje a su cardiólogo, el médico mexicano Ignacio Chávez.

La vida de Remedios se vio rodeada de misticismo, sus temas de interés iban desde la teoría psicoanalítica hasta la alquimia, tal como se expresa en múltiples cuadros suyos.

Cuadro de Remedios Varo
El cuadro “Ascensión al Monte Análogo” pintado por Remedios Varo en 1960. Crédito: Cea+from The Netherlaands

De su obra “Ascensión al monte análogo” de 1960. Remedios Varo comentaba: “Como veis, ese personaje está remontando la corriente, solo, sobre un fragilísimo trocito de madera y sus propios vestidos le sirven de vela. Es el esfuerzo de aquellos que tratan de subir a otro nivel espiritual”.

El misticismo en sus pinturas estaba influido por el psicoanálisis de Sigmund Freud, Carl Jung y Alfred Adler.

Hasta el final de su vida no consiguió vivir de la pintura. Siempre realizó trabajos artísticos de supervivencia, sobre todo como ilustradora publicitaria.

También pintó instrumentos musicales y muebles, realizó los decorados de películas y diseñó trajes y tocados para teatro y ballet junto a Leonora Carrington y Marc Chagall.

Remedios Varo falleció el 8 de octubre de 1963, en la Ciudad de México, de un infarto de miocardio.

Muchos de los cuadros de Remedios Varo están conservados en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México, y se exponen en numerosas ocasiones como exposiciones temporales.

Reconocimientos póstumos a Remedios Varo

En 2007 la escritora cubana Zoe Valdés publicó la novela «La cazadora de astros» en la que recupera la historia de la artista.

En 2008 fue reconocida por la ciudad de Barcelona con una placa en unos jardines del barrio Diagonal Mar que, desde entonces llevan su nombre: «Jardines Remedios Varo«.

La Universidad de Barcelona organizó entre 2008 y 2009 seminarios internacionales para celebrar el 70º aniversario del exilio de Remedios Varo, para promover la figura de esta artista poco conocida en Cataluña donde nació.

Las ponencias se reunieron en el volumen “Remedios Varo. Caminos del conocimiento, la creación y el exilio” (2013).

REFERENCIAS

Web del ABC 09/04/2018

Wikipedia

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: