Biografía de Rita Levi Montalcini neuróloga italiana

Rita Levi Rita Levi Montalcini Premio Nobel de Fisiología 1986. Crédito: web eSefarad, autora: Liliana Benveniste

Biografía de Rita Levi Montalcini neuróloga italiana que obtuvo el Premio Nobel de Fisiología en 1986. Compartió este premio con Stanley Cohen, pues ambos descubrieron el primer factor de crecimiento conocido en el sistema nervioso.

Gracias a ellos dos, ahora se conocen los mecanismos de control que regulan el crecimiento de las células.

Pulse aquí si desea ver esta biografía en traducción al inglés

Los primeros años de Rita Levi Montalcini

Rita Levi Montalcini nació en Turín el 22 de abril de 1909. Su padre, Adamo Levi, de origen sefardí, estaba dotado de gran talento para las matemáticas y era ingeniero eléctrico. Su madre, Adele Montalcini, era pintora de éxito.

Turín
Vista panorámica de Turín, importante ciudad del norte de Italia. Crédito: web en.wikipedia.org

Rita y su hermana gemela Paola eran las dos menores de cuatro hermanos. Paola fue una artista plástica muy conocida. La hermana mayor, Anna, tenía gran afición a la escritura.

El hermano varón, Gino, estudió arquitectura y fue uno de los arquitectos italianos más conocidos. Falleció de un ataque al corazón, en 1974, cuando era profesor en la Universidad de Turín.

Más tarde siendo ya famosa, Rita Levi siempre tuvo palabras de elogio para sus padres, recordando que se crió en un ambiente familiar lleno de amor, en el que se valoraba la cultura y se apreciaban los esfuerzos intelectuales.

Sin embargo, Adamo Levi tenía una mentalidad muy tradicional en lo referente a la educación de sus hijas. No quería que se dedicaran a una profesión que las apartara de sus futuros deberes como madres y esposas.

En 1928, cuando Rita tenía 19 años, su antigua niñera y amiga de la familia murió de cáncer. Esto hizo que Rita decidiera estudiar medicina a pesar de que preveía la firme oposición de su padre.

Mientras tanto, para costearse los estudios, Rita Levi trabajó en una panadería. Después de mucho insistir, finalmente contó con el apoyo de Adamo Levi, en 1930. Para tener acceso a la Facultad de Medicina de la Universidad de Turín, tuvo que examinarse por libre de latín, griego y matemáticas.

Universidad de turín
Escuela de Medicina de la Universidad de Turín. Crédito: web timetoast.com  Autor: Deniz SM

En la universidad, Rita Levi trabó amistad con Salvador Luria y Renato Dulbecco. Años más tarde y antes que ella, estos dos compañeros recibieron el premio Nobel en Fisiología.

Los tres fueron alumnos del célebre histólogo Giuseppe Levi, de quien aprendieron el rigor con el que se deben abordar las cuestiones científicas.

Rita Levi se graduó en 1936 con la máxima calificación, Summa Cum Laude, e inició los estudios de especialidad en neurología y psiquiatría. Finalmente, obtuvo la licenciatura en medicina y el doctorado en neurocirugía.

En aquel momento, todavía dudaba si ejercer como médico o si dedicarse a la investigación. En cualquier caso, se quedó en la Universidad de Turín como asistente del profesor Giuseppe Levi.

Dificultades de Rita Levi durante el régimen de Mussolini

En 1938, en Italia se publicó “El manifiesto de la Raza”, por el cual Mussolini prohibía a los judíos seguir una carrera académica y acceder a puestos de investigación.

Como Rita procedía, por la rama paterna, de una familia judía sefardí, tuvo que dejar la universidad de Turín. Se trasladó a Bélgica y trabajó como investigadora invitada en un instituto neurobiológico de Bruselas.

Rita Levi
Rita era una joven bella y muy inteligente. Crédito: web opusvida.com  Autora: Magui.

En 1940, previendo la eminente invasión de Bélgica por los alemanes, Rita Levi prefirió regresar a Turín y afrontar la situación junto a su familia.

En su dormitorio instaló un pequeño laboratorio de biología. Ese fue su primer laboratorio genético.

Un artículo publicado acerca de los efectos de la extirpación de miembros en embriones de pollo le había servido de inspiración para estudiar el crecimiento de las fibras nerviosas en estos animales.​

El trabajo que desarrolló en estas condiciones tan precarias, fue la base de gran parte de su investigación posterior.

Durante la guerra, estuvo en contacto con partisanos y se planteó alistarse con ellos y luchar en el frente. No lo hizo, porque no quería poner en peligro a su familia.

A cambio, contribuyó a la causa falsificando documentos, y ayudando como enfermera y médico voluntaria en el cuartel anglo americano al que traían a los refugiados.

En septiembre de 1943, en Turín la persecución a los judíos era implacable. Rita Levi y toda su familia recibieron ayuda de amigos no judíos y consiguieron huir a un pueblo al sur de Florencia. Ahí pudieron sobrevivir permaneciendo escondidos hasta el final de la guerra.

Rita Levi después de la II Guerra Mundial

Finalizada la guerra, en 1945 Rita Levi pudo volver a Turín y a su trabajo en la Universidad.

En septiembre de 1946, el célebre profesor Viktor Hamburger le ofreció un puesto de investigadora asociada en la Universidad de Washington en St. Louis, durante un semestre.

Viktor Hamburger
Viktor Hamburguer (1900-2001) zoólogo y embriólogo alemán. Crédito: Society for Developmental Biology.

Viktor Hamburger había tenido que huir del régimen nazi en 1935. Se había centrado en las investigaciones de embriología experimental y en el desarrollo del sistema nervioso en los animales.

Rita Levi aceptó encantada la oportunidad de trabajar bajo la supervisión de Viktor Hamburger. Empezó en el año 1947 y, en vez de un semestre, se quedó 30 años.

Rita Levi en la Universidad de Washington

Allí, en la universidad americana, Rita Levi descubrió la proteína que liberan las células nerviosas y que provoca el crecimiento de las ramificaciones de las neuronas vecinas.

¿Cómo llegó Rita Levi a este fundamental descubrimiento? Ella se concentró en un fenómeno desconcertante: un tipo de tumor de ratón que, cuando se trasplantaba al embrión de pollo, causaba un drástico crecimiento de las fibras nerviosas relacionadas con la transmisión de los impulsos sensoriales.

Rita Levi y su compañero de trabajo (Stanley Cohen) observaron que ese crecimiento nervioso no requería un contacto directo con el tumor. Entonces, Rita dedujo que el tumor liberaba al entorno algo que, por sí solo, era capaz de estimular el desarrollo de ciertos nervios.

A ese factor liberado por el tumor lo llamó factor de crecimiento nervioso (nerve growth factor, o NGF).

Su intuición resultó ser correcta, y el NGF fue producido poco después en ese mismo laboratorio. Las siglas que terminan en GF (growth factor) se encuentran ahora en cualquier libro de biología.

Así fue como en 1952, Rita Levi Montalcini, junto a Stanley Cohen, logró su resultado más relevante: aislar el “factor de crecimiento nervioso” (NGF, Neural Growth Factor), una sustancia que estimula el crecimiento de los nervios.

Pocos años más tarde, en 1958, Rita Levi fue nombrada profesora de la Universidad de Washington.

Rita Levi
En la Universidad de Washington, Rita Levi pudo mostrar toda su capacidad. Crédito: web metode.es  Autor: Josep Lluís Barona

Vida personal de Rita Levi

Rita Levi nunca se casó ni tuvo hijos. Era hermosa y simpática, pero hasta mediados del siglo XX las mujeres se veían obligadas a priorizar las carreras de sus maridos.

En esos años era muy difícil para las mujeres mantener el equilibrio entre una carrera profesional y su vida como madres y esposas.

Ella eligió la opción de ser profesional a tiempo completo.

Solamente hacia finales del siglo XX las mujeres como Margaret Thatcher y Sara Gilbert pudieron contar con el firme apoyo de sus maridos y sobresalir en sus profesiones

Rita Levi nunca vaciló en priorizar su dedicación a la ciencia y a la investigación. Su vida se enriqueció, ayudó todo lo que pudo en la formación de jóvenes investigadores, siempre mantuvo excelentes relaciones humanas. Nunca se sintió sola.

Así como había sido capaz de enfrentarse a los rigores de la crueldad fascista que sufrió como persona de ascendencia judía; a los problemas de practicar la medicina clandestina en época de guerra; también tuvo el valor de afrontar las dificultades que planteaban los prejuicios y la discriminación hacia las mujeres que trabajaban en la vanguardia de la ciencia.

Rita Levi Montalcini después de 1958

Pasados algunos años, en 1962, Rita Levi recibió el encargo de establecer en Roma una unidad de investigación similar a la de Washington. Desde entonces dividió su tiempo entre Roma y Saint Louis.

En los años posteriores compaginó su labor en St. Louis, siendo ya catedrática, con otros trabajos en Italia; puso en marcha y presidió varios laboratorios y centros de investigación en Roma.

De 1961 a 1969 dirigió el Centro de Investigación Neurobiológica de Roma, que ella transformó en el European Brain Research Institute, de gran prestigio mundial.

Rita Levi dirigió el Laboratorio de Biología Celular, de Italia, desde 1969 hasta 1978.

Su galardón más emblemático fue el premio Nobel de fisiología o medicina, con  el que fue condecorada en 1986, pero recibió muchos otros honores, tanto científicos como relacionados con valores humanos; unos honorarios, otros muchos debidos a sus méritos.

Vikto y Rita
Rita Levi y Viktor Hamburger en 1986. Crédito: Departamento de Biología Universidad de Washington

El 20 de abril de 2005, dos días antes de cumplir 96 años, inauguró en Roma, donde vivía, la sede del nuevo Instituto Europeo de Neurociencia.

Rita Levi es autora de numerosos libros, y los más recientes, como “Tiempo de acción”, se centran en la revolución digital y en la necesidad de cambiar la educación.

El 22 de abril de 2009 se convirtió en la primera persona premiada con un Nobel que alcanzaba los 100 años de edad.

Su vista ya era deficiente y necesitaba de su secretaria para utilizar Internet, una de sus herramientas favoritas, pero conservaba la vitalidad, la ironía y la lucidez.

Solía decir a sus allegados: “Cuando ya no pueda pensar, quiero que me ayuden a morir con dignidad”.

Anciana Rita Levi
Rita Levi a sus 100 años en abril de 2009. Crédito: Wikipedia.

En esa ocasión, Rita Levi dijo a los periodistas: “A los cien años, tengo una mente que es superior a la que tenía a los 20, gracias a la experiencia”.

Fallecimiento de Rita Levi Montalcini

El 30 de diciembre de 2012, día de su fallecimiento en Roma a los 103 años, los medios de comunicación de todo el mundo pusieron el acento en sus trabajos científicos y en sus esfuerzos por contribuir a la formación de las jóvenes.

Premios y honores otorgados a Rita Levi

  • 1968: fue la décima mujer elegida como miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.
  • 1983: recibió, junto a Stanley Cohen y a Viktor Hamburger, el premio Louisa Gross Horwitz en Biología y Bioquímica de la Universidad de Columbia
  • 1986: Premio Nobel de Fisiología o Medicina, junto con Stanley Cohen.
  • 1987: Medalla Nacional de la Ciencia, máximo reconocimiento de la comunidad científica estadounidense.
  • 1999: nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la FAO, después de crear una fundación dedicada a ayudar a mujeres y niñas africanas a estudiar.
  • 2000: designada senadora vitalicia por el presidente de la república italiana Carlo Azeglio Ciampi.
  • 2005: inauguró en Roma la sede del Instituto Europeo de Neurociencia.​
  • 2006: se le otorgó el doctorado honoris causa en ingeniería biomédica en el Politécnico de Turín, en su ciudad natal.
  • 2008: recibió el grado de doctora honoris causa por la Universidad Complutense de Madrid.​
  • 2011: fue investida doctora «honoris causa» por la Universidad McGill.

Pulse aquí si desea ver esta biografía en traducción al inglés

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: