Biografía de Elizabeth Blackburn científica australiana

Elizabeth Blackburn Elizabeth Blackburn Premio Nobel de Medicina en 2009. Crédito: web societyforscience.org

Biografía de Elizabeth Blackburn científica australiana,  Premio Nobel de Medicina en 2009, lideró el descubrimiento de una enzima que forma los telómeros durante la duplicación del ADN.

Pulse aquí si desea ver esta biografía en traducción al inglés

En 2007, la revista Time la incluyó dentro de la lista de las 100 personalidades más influyentes del mundo.

Elizabeth Blackburn pertenece a las sociedades científicas más prestigiosas del mundo como la Sociedad Americana de Biología Celular, el Instituto de Medicina de Estados Unidos y la Royal Society de Londres.

Infancia y formación de Elizabeth Blackburn

Elizabeth Helen Blackburn nació el 26 de noviembre de 1948 en Hobart, capital del estado australiano de Tasmania.

Su padre era médico y se llamaba Harold Stewart Blackburn. Su madre se llamaba Marcia Constance Jack y también era médico.

 Desde muy pequeña, Elizabeth se sintió atraída por la exuberancia, variedad y riqueza animal del entorno natural de Tasmania. Con la ayuda de sus padres aprendió a observarlo con detenimiento.

En esta isla del sur de Australia es posible contemplar, a veces, los espectaculares rayos danzantes de la aurora boreal en estos cielos del sur. Las auroras australianas se producen cuando las partículas cargadas,  de la actividad solar, están en camino hacia la Tierra.

Hobart
Unos aficionados disfrutan del placer de una aurora boreal en una playa de Hobart. Crédito: web australia.com

Después de finalizar sus estudios secundarios en Hobart, con excelentes calificaciones, Elizabeth obtuvo una beca para estudiar bioquímica en la Universidad de Melbourne.

Melbourne
La Universidad de Melbourne es una universidad pública fundada en 1853. Es la segunda universidad más antigua de Australia. Crédito: Wikipedia. Maniago

Elizabeth Blackburn prosiguió estudios en Inglaterra

En 1970, una vez conseguido el título universitario en Bioquímica, Elizabeth Blackburn, postuló como estudiante de predoctorado en el laboratorio “Medical Research Council” de Cambridge. En este laboratorio,  Watson y Crick habían dilucidado la estructura del DNA, aprovechando las investigaciones de Rosalind Franklin.

Dadas sus excelentes calificaciones de la Universidad de Melbourne, Elizabeth fue admitida como estudiante de predoctorado y quedó bajo la tutoría de Frederick Sanger, premio Nobel de Química en 1958 y en 1980.

Frederick Sanger
Frederick Sanger bioquímico británico dos veces laureado con el Premio Nobel de Química. Crédito: Wikipedia. Autor: National  Institutes of Health, USA.

Junto a este famoso investigador, la joven Elizabeth aprendió las reglas básicas de la investigación científica: rigor metodológico, reflexión, minuciosidad y constancia.

El doctor Sanger le propuso como tema de investigación la secuenciación de fragmentos de ARN.

El ARN (o RNA) es un ácido nucleico (AcidoRiboNucleico) y se puede definir como la molécula formada por una cadena simple de ribonucleótidos. Estos constan de ribosa, un fosfato y una de las cuatro bases nitrogenadas (adenina, guanina, citosina y uracilo). El ARN celular es lineal y de una sola cadena. Pero en el genoma de algunos virus es de doble cadena.

Los ácidos nucleicos fueron descubiertos en 1867 cuando se consiguió aislarlos del núcleo de la célula. El ADN no puede actuar solo, y se vale del ARN para transferir esta información vital durante la síntesis de proteínas.

El papel del ARN en la síntesis de proteínas fue sospechado en 1939. Severo Ochoa ganó el Premio Nobel de Medicina en 1959 tras descubrir cómo se sintetizaba el ARN.

Cuando Elizabeth Blackburn tenía 26 años, en 1975, obtuvo el doctorado en Biología Molecular, en la Universidad de Cambridge.

Durante los cursos de doctorado, Elizabeth conoció a John Sedat, norteamericano y biólogo molecular, estudiante de postdoctorado en la misma universidad.

Después de unas breves relaciones, se casaron en 1975 y optaron por trasladarse de inmediato a los Estados Unidos, pues allí tenían una oferta de trabajo de postdoctorado en la Universidad de Yale, Connecticut, en el noreste de USA.

En el año 1986 tuvieron un hijo, al que llamaron David Benjamin.

La Universidad Yale es una universidad privada, fundada en 1701 y una de las más prestigiosas instituciones de educación superior en Estados Unidos.

Elizabeth Blackburn disfrutó de una estancia postdoctoral en el laboratorio de Joseph G. Gall, biólogo celular en la mencionada Universidad de Yale.

Dpctor Gall
Joseph Gall fue el fundador de la moderna biología molecular. Crédito: web laskerfoundation.org

Joseph Grafton Gall (nacido el 14 de abril de 1928) fue un biólogo celular estadounidense que se destacó por sus estudios de los detalles de la estructura y función de los cromosomas.

Además, Joseph Gall ponía especial énfasis en estimular el trabajo de las mujeres biólogas, en un tiempo en que esta actitud era muy poco frecuente.

Por aquellos años, Joseph Gall había iniciado el cultivo de un protozoo ciliado de agua dulce, llamado Tetrahymena  y cuyo genoma está formado por muchos minicromosomas lineales de tamaño reducido.

Y había diseñado un método para aislar los numerosos extremos cromosómicos que posee la Tetrahymena. Estos extremos se denominan telómeros.

Para entender mejor esta investigación, hay que  recordar que el material hereditario de los organismos vivos, esto es, el ADN, se encuentra altamente plegado y enrollado sobre sí mismo en el interior de las células, formando los cromosomas.

Protegiendo los extremos de los cromosomas se encuentran los llamados telómeros, una especie de “capucha” cuya función esencial es mantener la estabilidad cromosómica.

Telómero
Los telómeros son los extremos de los cromosomas. Crédito: Wikipedia

Cuando una célula se divide para generar dos células hijas, es necesario que sus cromosomas se dupliquen por completo, en toda su longitud, y que no sufran daños.

Existe una enzima específica llamada telomerasa la cual es responsable de que estos cromosomas se copien fielmente.

En la década de 1930, se demostró que estas estructuras terminales tenían propiedades especiales para evitar que los cromosomas sufriesen deterioros. Se las llamó telómeros. Pero su funcionamiento siguió siendo un enigma.

La elevada proporción de extremos cromosómicos disponibles en el protozoo Tetrahymena hizo que fuera un excelente modelo para analizar telómeros.

En 1978, Joseph Gall encargó a Elizabeth Blackburn que le ayudara a identificar la composición molecular de los telómeros en la Tetrahymena.

Elizabeth Blackburn descubrió que los telómeros de Tetrahymena estaban formados por cortos fragmentos de ADN altamente repetitivos, ricos en guanina y timina, cuya síntesis dependía de una nueva actividad enzimática.

Joseph Gall, Elizabeth Blackburn y su equipo, sugirieron que los telómeros estaban relacionados con el deterioro o envejecimiento celular.

Según su hipótesis, con el tiempo los telómeros se van acortando hasta que los cromosomas se vuelven demasiado cortos y finalmente alcanzan una “longitud crítica”, a partir de la cual ya no pueden seguir dividiéndose.

Cuando una nueva división es imposible, se produce una decadencia irreversible y la célula muere. Este proceso explicaría  por qué mueren las células normales.

Elizabeth y su marido se trasladaron a California

Desde 1979 Elizabeth Blackburn trabajó en la Universidad de California en Berkeley, en donde Carol Greider estaba empezando a estudiar Biología.

Carol Greider
Carol Greider, investigaba en el California Institute of Technology (Caltech). Crédito: web scientificwomen.com

En 1980, en una reunión científica sobre el material genético, Elizabeth Blackburn expuso el resultado de sus trabajos con los telómeros de Tetrahymena.

Entre los presentes se encontraba el profesor de genética de la Harvard Medical School, Jack W. Szostak.

El doctor Szostak se mostró muy interesado por las investigaciones de Elizabeth y su equipo. Tras un intenso intercambio de ideas, surgió un proyecto común destinado a obtener mejor conocimiento de los telómeros.

Los resultados se publicaron en la revista Nature, en 1984, despertando gran interés entre los especialistas.

Además, este trabajo marcó el próximo objetivo prioritario en la investigación sobre el tema: descifrar cómo el ADN de los telómeros hace copias de sí mismo dentro de la célula cuando ésta se reproduce.

En esta fase del trabajo, la contribución de Carol Greider resultó absolutamente esencial.

Elizabeth Blackburn y Carol Greider enriquecieron al equipo con su gran perseverancia y su extremo rigor experimental.

Finalmente, consiguieron describir la contribución de la enzima telomerasa en el alargamiento de las cadenas de DNA y proponer el mecanismo que compensa la replicación incompleta de los extremos de los cromosomas lineales.

Ambas se convirtieron en líderes mundiales en la manipulación de la actividad de la enzima telomerosa en las células.

Carrera profesional de Elizabeth Blackburn

En 1986, Elizabeth Blackburn fue nombrada profesora y directora de laboratorio, en la Universidad de California de Berkeley.

Después de 13 años en la Universidad de California de Berkeley, en 1990 se trasladó a la de Universidad de San Francisco, donde ha trabajado en dos departamentos: bioquímica-biofísica y microbiología-inmunología.

En 1993, fue nombrada directora del departamento de Microbiología e Inmunología.​

Ingresó en la Comisión de Bioética de los EE UU, en el año 2001.

Desde 2003 tiene también nacionalidad estadounidense.

En el año 2004, se retiró de la Comisión de Bioética, por desacuerdo con las restricciones que la administración de George W. Bush imponía en la investigación celular.

Elizabeth Blackburn y Bono
Elizabeth Blackburn con Bono, cantante del grupo U2, en una ceremonia de la University of Pennsylvania, en 2004. Crédito: web nytimes.com Autor: William Thomas Cain

Importancia de las Investigaciones de Elizabeth Blackburn

Los telómeros están relacionados con el envejecimiento celular.

Blackburn y Greider también descubrieron que las células cancerosas son capaces de seguir produciendo mayor cantidad de telomerasa, provocando así la aparición de tumores.

Por esta razón, los telómeros continúan en la primera fila del panorama científico, y Elizabeth Blackburn, junto con otros investigadores, trabaja para dilucidar nuevas funciones de la telomerasa y contribuir al diseño de terapias anticáncer.

Premios otorgados a Elizabeth Blackburn

Elizabeth Blackburn ha recibido numerosos premios:

  • Premio Eli Lilly de Microbiología (1988).
  • Premio de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos en Biología Molecular (1990).
  • La Medalla de Oro de la Sociedad Americana contra el Cáncer (2000).
  • Premio Dr. AH Heineken de Medicina (2004).
  • Premio Albert Lasker por Investigación Médica Básica (2006) junto con Carol Greider y Jack Szostak.
  • Premio Louisa Gross Horwitz (2007) junto con Joseph G. Gall y Carol Greider.
  • Premio L’Oréal-UNESCO para las Mujeres en la Ciencia (2008).
  • Premio Paul-Ehrlich y Ludwig-Darmstaedter (2009) junto con Carol Greider.
  • Premio Nobel de Medicina (2009), junto con Carol Greider y Jack Szostak.

Pulse aquí si desea ver esta biografía en traducción al inglés

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: