Biografía de Beatrice Tinsley

Beatrice Tinsley, astrónoma británica (1941-1981). El estudio de la evolución de las galaxias se ha convertido en uno de los campos más importantes y activos de la Astrofísica del siglo XXI. Gran parte de las investigaciones realizadas por Beatricd Tinsley fueron el inicio de estos trascendentales descubrimientos.

Esta mujer, de brillante inteligencia, pasó de estar desdeñada por los intelectuales machistas de los años 60’s, a que la Sociedad Americana de Astronomía, instituyera el “Premio Beatrice Tinsley” como tributo a su contribución a la Astronomía y a la Astrofísica.

Infancia y estudios de Beatrice Tinsley

Beatrice Hill, nació en Chester, en el noroeste de Inglaterra, el 27 de enero de 1941. Fue la segunda de las tres hijas de Edward O’Hill y de Jean Morton, de quienes heredó la pasión por la música y la literatura.

Chester Beatrice Tinsley
Beatrice Tinsley nació en Chester, Inglaterra. Crédito: Detroit Publishing Co.

Después de la II Guerra Mundial, su padre aceptó un cargo en la Iglesia Anglicana de New Plymouth, en la costa oeste de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

En New Plymouth, Beatrice se reveló como una alumna extraordinariamente dotada y con una elevada capacidad de aprendizaje.

Además, durante dos años tocó el violín en la Orquesta Nacional de la Juventud. En 1958, falleció su madre con la cual estaba muy unida.

En el año 1961, se licenció con honores en Matemáticas, Física y Química, en la Universidad de Canterbury, en Christchurch (Nueva Zelanda).

Su tesis para el máster versó acerca de “Física de la Materia”, aunque su interés científico estaba ya en la Astrofísica; en particular, en el estudio de estructuras a gran escala y en la evolución del Universo.

Beatrice se casó con Brian Tinsley

En ese mismo año, se casó con Brian Tinsley, estudiante de doctorado en Ciencias de la Atmósfera, de la Universidad de Canterbury.

Universidad de Canterbury, en Nueva Zelanda. Crédito: Wikipedia
Universidad de Canturbury, en donde estudió Beatrice Tinsley

Beatrice Tinsley y su marido se fueron a USA

Al poco tiempo, Brian recibió una oferta de trabajo en el Centro de Estudios Avanzados, en Dallas (Texas).

Ambos se trasladaron a los Estados Unidos. Beatrice no encontró empleo en la Universidad, debido al ambiente machista que imperaba en Dallas.

Pero, ella aceptó un trabajo a tiempo parcial como profesora en la Universidad de Texas, en Austin (Texas), lejos de su casa. Tenía que recorrer 320 km cada semana.

Beatrice Tinsley logró un doctorado en astronomía

En el año 1964, una vez establecida en Austin, se inscribió en un curso de doctorado.

Lo terminó en 1966, en la tercera parte del tiempo que la mayoría de los estudiantes tardaban en terminar su tesis doctoral.

Obtuvo calificaciones de 99% y 100%, la primera estudiante de esa Universidad que conseguía superar la marca de 80%.

Su tesis doctoral está considerada como una obra de referencia en su campo.

El tema inicial de la tesis doctoral de Beatrice fue «determinar cuál es la geometría del universo y así poder predecir si seguirá expandiéndose indefinidamente«.

Universidad de Texas en Austin. Crédito: Larry D. Moore
Universidad de Texas en Austin. Crédito: Larry D. Moore

Al poco tiempo, pudo disfrutar de una pequeña beca de investigación en el mismo centro en el que trabajaba Brian; ahí se había formado un grupo de investigadores que trabajaba en relatividad general.

El estudio de la astronomía extra galáctica es relativamente reciente. Hacía bastante tiempo que se habían observado nebulosas espirales.

Sin embargo, recién en los años 1920’s se pudo confirmar que estas nebulosas espirales tienen estructuras similares a la Vía Láctea, pero que son objetos externos a ella y que están situados a enormes distancias de nuestra galaxia.

Los apreciables trabajos de Carolina Herschel y de Cecilia Payne no pudieron abarcar a estas estructuras,

El conocimiento de las galaxias se enriqueció a finales de los 1960’s con el desarrollo de la detección de ondas de radio en astronomía. Más todavía con la aparición de los ordenadores que posibilitaron el tratamiento de la información masiva que había que procesar.

Beatrice Tinsley pionera en el estudio de las galaxias

Entre los astrónomos pioneros en el estudio de las galaxias, destacan dos mujeres que determinaron la manera que tenemos de entender el Universo en la actualidad: Beatrice Tinsley y Vera Rubin.

Galaxias
Se estima que hay más de 100.000 millones de galaxias. Crédito: Wikipedia

Hasta ese momento nadie se había planteado qué pasaba a lo largo del tiempo con el conjunto de estrellas que forman una galaxia.

Seguir la evolución de cada una de los centenares de miles de millones de estrellas de una galaxia, es imposible.

A Beatrice se le ocurrió una idea brillante que simplificó la solución del problema: dividió la vida de una galaxia en 10 o 20 fases.

Además,  estableció que, en sus modelos, las estrellas se formasen sólo al comienzo de cada uno de estos intervalos de tiempo.

Después agrupó cada generación de estrellas en categorías basadas en la masa; por ejemplo, estrellas de masa como el Sol, estrellas de masa 1,5 veces la masa solar, estrellas de 3 masas solares, etc.

Su procedimiento revolucionó este campo de investigación. Pues sucede que las estrellas de una masa parecida, siguen una secuencia evolutiva equivalente y tienen colores, brillos y procesos internos similares, que producen cantidades parecidas de carbono, oxígeno, hierro y otros elementos.

Beatrice Tinsley
La genial astrónoma, Beatrice Tinsley. Crédito: la web Cultura Científica

Según este modelo, las estrellas muy masivas producen la mayor parte de los elementos pesados y tienen vidas muy cortas.

Esto hace que, antes de que se forme la siguiente generación estelar, las de mayor masa habrán explotado como supernovas expulsando todos los elementos al medio interestelar; mientras que las otras seguirán formando parte de la galaxia y contribuyendo a su brillo.

Debido a esto, las estrellas de la siguiente generación se forman en nubes de gas más ricas en metales que las de las generaciones anteriores, y así sucesivamente.
Estos modelos realizan otras aproximaciones:

  • a) los metales producidos se mezclan rápidamente;
  • b) la proporción de estrellas que se forma en cada intervalo de masa es la misma;
  • c) no hay intercambio con el medio fuera de las galaxias; y d) el medio interestelar es homogéneo.

Gran éxito de las propuestas de Beatrice Tinsley

El primer éxito de los modelos de Beatrice Tinsley fue poder reproducir simulaciones de galaxias parecidas a la nuestra, después de una evolución de unos 12.000 millones de años.

Esta es la edad que se ha estimado para la Vía Láctea, utilizando datos procedentes de sus cúmulos globulares, que son los objetos más viejos en ella que podemos estudiar con cierta facilidad y fiabilidad.

Galaxia espiral
Galaxia Espiral M74. Crédito: NASA, ESA

La tesis doctoral de Beatrice Tinsley fue publicada en 1967 y rápidamente fue considerada uno de los mayores avances astronómicos de la época.

El estudio de la evolución de las galaxias se ha convertido en uno de los campos más importantes y activos de la Astrofísica del siglo XXI.

Los modelos iniciados por Beatrice hace ya más de cincuenta años han adquirido una gran complejidad para poder introducir aproximaciones más cercanas al comportamiento real de una galaxia.

Publicaciones y conferencias de Beatrice Tinsley

En los años siguientes, Beatrice Tinsley publicó unos 20 artículos que ampliaron y consolidaron los resultados de su tesis.

Algunos de estos documentos fueron elaborados sólo por ella, pero muchos otros fueron escritos por colaboradores a distancia, pero de gran talla científica.

También fue invitada a participar en grandes conferencias y a trabajar como profesora visitante, durante semanas o meses, en otras instituciones como el Instituto de Tecnología de California, el Lick Observatory o la Universidad de Maryland.

Dificultades domésticas de esta notable astrónoma

Por desgracia, el reconocimiento de la comunidad científica contrastaba con su complicada situación familiar y laboral.

El cuidado de sus dos hijos adoptados, Alan (1966) y Teresa (1968), recaía principalmente sobre ella, puesto que Brian Tinsley debía ausentarse a menudo debido a que seguía como violinista en la Richardson Orchestra.

Además, Beatrice no encontraba un empleo adecuado en ninguna parte del campus de la Universidad de Texas y tenía que hacer malabarismos para mantener el programa de investigación.

La situación entre la pareja se hizo cada vez más tensa, hasta que Beatrice se vio obligada a pedir el divorcio en 1974.

La ruptura matrimonial supuso un punto de inflexión en su carrera. Abandonó Dallas y se fue al Observatorio de Lick que era parte de la Universidad de California.

Últimos años en la vida de Beatrice Tinsley

Después de un año, aceptó un trabajo definitivo en la Universidad de Yale, de California, en donde pudo colaborar con el científico y chelista Richard Larson.

Unidos por la astronomía y la música, ambos establecieron una fuerte y duradera relación personal. Brian Tinsley, por su parte, volvió a casarse y,  junto a su nueva esposa, tuvo la custodia de los dos niños: Alan y Teresa.

Universidad de Yale
Universidad de Yale, en California. Crédito: Wikipedia

En 1975, Beatrice Tinsley empezó a trabajar como profesora auxiliar en la Universidad de Yale.

Fue galardonada con la beca de investigación Alfred P. Sloan, lo que le proporcionó recursos suficientes para seguir adelante con su trabajo y poder viajar a Princeton, Caltech, Berkeley y Santa Cruz.

Su productividad se disparó y publicó 60 documentos en siete años con estudiantes de postgrado, investigadores de postgrado y colegas científicos de diferentes lugares.

La amplia gama de problemas que trató en estos artículos abarca al completo la teoría moderna de la evolución galáctica.

En 1978, obtuvo el puesto de profesora de astronomía en esta Universidad de Yale.

En ese mismo año, supo que se le había desarrollado un cáncer maligno. A pesar de ello, continuó trabajando intensamente en sus investigaciones y en la publicación de artículos.

En agosto de 1978 fue ascendida a Catedrática  de Astronomía en la Universidad de Yale y a Directora de Estudios de Postgrado.

En los tres años siguientes, publicó algunos de sus mejores artículos; entre ellos, la revisión de “Evolución de las Estrellas y del Gas en las Galaxias” sobre teoría de la evolución galáctica y química que es, con diferencia, su artículo más citado.

Desde que le fue diagnosticada la enfermedad, se sometió a diversos tratamientos.

Por aquel entonces su hija Teresa se había trasladado a vivir con ella. Pero el melanoma era recurrente y ni las intervenciones quirúrgicas ni la posterior radioterapia pudieron eliminarlo.

Beatrice murió el 23 de marzo de 1981.

En su breve carrera académica de 14 años, fue autora o coautora de más de un centenar de publicaciones relativas principalmente al desarrollo de las galaxias.

Galaxia NGC 7331
Galaxia NGC 7331. Imagen obtenida por el equipo de OSIRIS y tratada por Daniel López

Reconocimientos a esta extraordinaria astrónoma

En 1986, la Sociedad Americana de Astronomía, instituyó el “Premio Beatrice Tinsley” como tributo a su contribución a la astronomía y a la astrofísica.

Su Alma Mater, la Universidad de Texas, también creó en su honor la Cátedra de Astronomía “Beatrice Tinsley”, para profesores visitantes.

La Universidad de Canterbury fundó el “Beatrice Tinsley Institute for New Zealand Astronomy and Astrophysics”.

Dos de entre las muchas webs que aportan información acerca de Beatrice Tinsley, son: «Cuaderno de Cultura Científica» y «Mujeres con Ciencia«.

El asteroide 3087 descubierto el 30 de agosto de 1981 por Alan C. Gilmore y la también astrónoma Pamela Kilmartin desde el Observatorio Universitario del Monte John, Isla Sur, Nueva Zelanda, fue denominado «Beatriz Tinsley».

Por favor, califica esta biografía utilizando las estrellas: